eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Contrastes en la pasarela de la moda de Nueva York

- PUBLICIDAD -
Contrastes en la pasarela de la moda de Nueva York

Contrastes en la pasarela de la moda de Nueva York

La pasarela de la Semana de la Moda en Nueva York convocó hoy al diseñador colombiano Raúl Peñaranda, a la firma Monse, liderada por dos jóvenes pero conocidos modistos, así como a la debutante casa hawaiana Manaola, con propuestas que fueron de elegantes a juveniles piezas.

Peñaranda dirigió su próxima colección primavera-verano 2018 a una mujer independiente, con una agenda que le lleva del trabajo a un cóctel o una fiesta de gala.

Se decantó por elegantes vestidos que fueron los protagonistas de la velada, en que además destacaron las capas, así como sensuales pero también atrevidas transparencias para la noche.

Su colección "Lola", como se llamó su abuela, a la que rinde tributo, está compuesta por vestidos para el trabajo, de vuelo amplio y manga corta, y por los tradicionales de cóctel, la mayoría sobre la rodilla, con o sin mangas o que muestran los hombros.

Los vestidos de la noche largos, ceñidos al cuerpo, amplios escotes en uve a la espalda y transparencias. También cortos en lentejuelas o tono sólido y algunos de cortes asimétricos.

La colección, confeccionada en tonos pasteles, así como el dorado y plateado metálico sin que falte el negro, la completan faldas y blusas en encajes, pantalones de talle alto y holgados y el mono.

"Lola es para una mujer seductora, coqueta, elegante, la mujer contemporánea trabajadora. Ésa es la mujer que quiero celebrar hoy", dijo a Efe el caleño, de 46 años.

La joven firma Monse, formada por el dominicano Fernando García y su socia y esposa Laura Kim, también directores creativos de la casa Óscar de la Renta, con quien trabajaron, siguió su línea de innovar, presentando su colección en una cancha de baloncesto.

La pareja apostó por un look juvenil en el que los jeans envejecidos y rotos siguieron estando presentes, así como los estampados de cuadros en telas rojas, blancas y azul marino.

Las faldas cortas pero con flecos largos se vieron además en varios de sus modelos, además de clásicas camisas de rayas modificadas: puestas del revés, con mangas voluminosas o con escotes estilo "halter".

Muchas de las prendas tenían una clara influencia de la típica cultura deportiva estadounidense, de ahí el lugar escogido para celebrar el desfile, con vestidos de animadora que hacían las veces de tops, pantalones deportivos holgados con rallas y corchetes en los laterales y distintas variaciones de la chaqueta "bomber".

Kim y García, que se han hecho un nombre en el complejo mundo de la moda, rindieron homenaje además a la bandera estadounidense con una presencia muy marcada del rojo, blanco y azul, así como las barras y las estrellas en camisas, faldas y vestidos.

Por su parte, el diseñador nativo de Hawai, Manaola Yap, debutó de la mano de una colección, llamada Kolani, en la que destacaron los símbolos culturales de sus islas y dirigida tanto a la mujer como al hombre.

Según dijo a Efe Yap, mucha de su cultura se ha perdido por lo que quiso tenerla presente en una de las pasarelas más importantes de la moda, con piezas en estampados tradicionales de Hawai, como la naturaleza, las olas, los corales, los rayos, o los frutos.

"Decidí incluirla en la moda para que se mueva y se cultive y para que más artistas utilicen la inspiración indígena", afirmó el diseñador, que inició su pasarela con ceremonias, cantos y bailes tradicionales de su natal Hawai.

Pese a ser una colección primavera-verano, para la que muchos diseñadores usan variados colores, Yap se decantó sólo por los elegantes negro y dorado en un tributo a la desaparecida realeza hawaiana.

Así, pasaron por su pasarela vaporosas faldas negras, ceñidas a la cintura, cortas en la parte delantera pero con colas de varios metros de longitud, estampadas con diseños dorados.

También vestidos largos y holgados, con hombros descubiertos, y algunos de amplias mangas largas, voluminosos pantalones, ceñidos a la cadera o a la cintura.

Para el hombre, optó por trajes de chaqueta negros de corte recto, también con estampados dorados, y por pantalones de tiro bajo acompañados por sobrias túnicas negras de cuello cerrado y mangas largas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha