eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Guitarras eléctricas artesanas que viajan desde Almería a todo el mundo

- PUBLICIDAD -
Guitarras eléctricas artesanas que viajan desde Almería a todo el mundo

Guitarras eléctricas artesanas que viajan desde Almería a todo el mundo

Almería ha sido cuna de grandes lutieres como Antonio de Torres, al que se considera creador de la guitarra clásica contemporánea, una tradición que Alejandro Ramírez continúa en su taller en la capital, donde fabrica guitarras eléctricas que vende a clientes de todo el mundo.

Alejandro, de 33 años, fabricó para él y por afición sus dos primeras guitarras cuando acababa de alcanzar la mayoría de edad, y mostró esos trabajos a través de internet en portales especializados de los que salieron sus primeros clientes, relata a Efe.

Cinco años más tarde, y ante el "flujo" de encargos recibidos, decidió abrir un taller, en el que se encarga de todo el proceso de fabricación, desde el diseño hasta los acabados, usando diversas maderas, como la caoba sudamericana o la acacia koa de Hawai, además de madreperlas y otros materiales ornamentales.

"Cuando alguien hace un encargo y quiere que sea su guitarra para toda la vida, pide ese tipo de detalles", dice Alejandro, quien además asegura que el tipo de madera aporta un dibujo y sonoridad único al instrumento.

La elaboración de cada pieza comienza nada más recibir un pedido e implica "hablar mucho con el cliente" para conocer sus necesidades y gustos, buscar los materiales y trabajar en el diseño, antes de pasar a la fase de fabricación.

Aunque siempre ha trabajado por encargo, el lutier asegura que "el cuerpo" le "pedía hacer" sus propios modelos, en los que aplica "mejoras y una estética diferente", lo que le ha llevado a crear su propia gama de guitarras, que vende bajo la marca O3.

Modelos que "sin ser muy marcianos, son originales y con ciertas mejoras ergonómicas y de estructura", que posibilitan que las guitarras sean "más fiables que las que puedes encontrar en el mercado, con más tonalidad...", unas características que los músicos más experimentados "notan cuando las prueban", dice.

"El paso que acompaña a eso -el diseño de sus propios instrumentos- es mostrar esos productos en ferias", subraya Alejandro, a la vez que rememora cómo comenzó a asistir a ferias nacionales para saltar más tarde al ruedo internacional.

De esta forma, ha participado en citas como la Holly Grail Guitar Show de Berlín (Alemania), un encuentro de profesionales al "más alto nivel" donde se exhiben los "ferraris de las guitarras".

Asimismo, ha trabajado para artistas de reconocido prestigio como los miembros del grupo Sôber, que le han encargado varios bajos y guitarras a este joven, que al ser interpelado por la fórmula del éxito, responde que aún sigue "buscándola", aunque no se puede "quejar".

El artesano, que relata cómo empezó a tocar la guitarra eléctrica en un grupo, aunque le "gustaba más desmontarla y ver cómo funcionaba" usando las herramientas de su padre, mecánico, recuerda sus inicios como autodidacta y lamenta que en España "no hay ninguna formación reglada oficial para ser lutier".

En este sentido, desvela que junto a otros colegas españoles ha formado parte en la constitución de la "Asociación Española de Luthiers Contemporáneos", que entre otros objetivos pretende precisamente fomentar este tipo de estudios.

Subraya que en España ya existen asociaciones de lutieres de guitarra clásica, y asegura que éstos "no necesitan mucho para ser reconocidos fuera, mientras que a nosotros nos pasa todo lo contrario".

"España es el país de la guitarra clásica, pero no hay tradición de guitarra eléctrica, por lo que tenemos que empezar a hacer ver que aquí también se hacen, y a un buen nivel", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha