eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El rey Herodes se reencarna en Donald Trump en el belén crítico más actual

- PUBLICIDAD -
El rey Herodes se reencarna en Donald Trump en el belén crítico más actual

El rey Herodes se reencarna en Donald Trump en el belén crítico más actual

Su promotor es un viejo conocido. Luis Ángel Rodríguez Patiño ejerce como sacerdote discrepante con las tesis convencionales en varias parroquias de montaña en el límite entre las provincias de A Coruña y Lugo y sus palabras, habitualmente críticas con los más poderosos, encuentran expresión artística en la antesala de la Navidad.

El pequeño templo de San Antonio, en la parroquia de Momán, se convierte estos días en centro de atención por un belén denuncia que no es nuevo, pero que cada año se reinventa. El religioso relata a Efe su propuesta con ganas de que su mensaje llegue al punto más alejado.

El mensaje de un portal en el que hace mella la "pobreza energética", en el que los impagos de luz y agua están en la hoja de ruta de cada mañana.

"Nadie sin techo", dice, defendiendo los deseos de Cáritas. Cuenta cómo "la familia de Nazaret" no puede recibir a su nuevo miembro en el emplazamiento inicialmente previsto, "está precintado".

Hay "una cueva al lado", será su solución de emergencia y tendrán que "calentarse con la madera y los animales, el buey y la vaca".

La casualidad quiere que junto al portal no disponible se alce "un gran banco". Allí no hay carencias, sino "un tipo contando el dinero" y con toda la iluminación imaginable.

"Bien vestido", comparte comodidades con sus vecinos, los titulares de una sinagoga "muy alumbrada". Como en el siglo XXI, los contrastes están a la vuelta de la esquina: al pie de tanta opulencia, una escuela "afectada por los recortes".

"No hay niños, no hay escuela", sostiene Rodríguez Patiño. Está "destruida".

Contrapone los verdaderos "grandes personajes" de aquel y de este tiempo, los humildes, con los que copan el primer plano. Y no olvida a la propia Iglesia. "La educación no tiene nada que hacer", aduce el cura, que centra parte de su discurso en los refugiados, plena actualidad.

Porque el belén de este núcleo rural del municipio lucense de Xermade también dispone de una "cocina económica" y de "pastores en paro, no tienen pensión".

Las miradas se detienen en el personaje del año para la revista Time y presidente electo de Estados Unidos: Donald Trump se ha adueñado del rostro del rey Herodes.

"Hubo que cogerlo de una revista", señala el impulsor. Cerca del castillo, al calor del poder. Engarzando con el programa político del propio presidente electo de Estados Unidos, en este belén hay un objetivo: "Que no entren los refugiados".

Entre los primeros afectados, un rey Baltasar que se quedará "retenido en la frontera" mientras Melchor y Gaspar sí pueden avanzar en su periplo.

Su color le hará diferente a ojos de algunos. Recreando un campo en el que se agolpan los que escapan de la guerra y el hambre, Rodríguez Patiño hace suyas las palabras del papa Francisco: "No son el peligro, están en peligro".

Va más allá: Herodes "ordena la matanza de los niños, símbolo de la pobreza infantil". El sacerdote matiza que "uno de cada tres niños no tiene lo necesario para comer o para llevar una vida digna" y que el monarca con cara de mandatario moderno se rodea de "guardianes y mata a todo aquel que le hace sombra", además de ordenar la expulsión de los refugiados.

Detecta cómplices: "Un gran personaje de la Comisión Europea se arrodilla ante Herodes y sigue sus consignas de desterrar y expulsar a los refugiados".

Coordinando el engranaje, un Rodríguez Patiño popular por lenguaje diáfano y labor próxima al que asiste a sus liturgias.

Abogó por excomulgar a Mariano Rajoy ante su acción política, alzó la voz en relación con homosexualidad o aborto y pidió agitación interna en el clero para adaptarse a los tiempos.

Se ha granjeado el cariño de los que le tratan por iniciativas como las que han buscado el fomento de la educación de los mayores en áreas alejadas como las que él recorre, caso de una UNED Sénior en Xestoso (Monfero, A Coruña).

Ese es el telón de fondo de una creación reivindicativa que se ha consolidado con los años y que se ha pegado en todo momento al hilo informativo.

De los escraches a los desahucios, pasando por la investigación en torno a Iñaki Urdangarin, en un belén cuya puerta se empuja prácticamente a requerimiento del curioso. Al igual que en tantas iglesias del rural, las misas no son tantas como antaño y sus responsables viajan de una a otra para que no quede ninguna sin servicio.

Por eso, si a alguien le entran las ganas de disfrutar del conjunto fuera de horario litúrgico, espera Senuco en el bar aledaño.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha