eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Honoris causa para la voz de los sin nombre, Elena Poniatowska

- PUBLICIDAD -
Elena Poniatowska recibe el honoris causa de la Universidad de Guadalajara

Elena Poniatowska recibe el honoris causa de la Universidad de Guadalajara

Escuchadora de las voces más débiles, contadora brillante de historias, luchadora de las causas más nobles, feminista ejemplar y un ser profundamente generoso fueron algunas de las perlas que Elena Poniatowska pudo recoger hoy en una ceremonia en la que recibió un doctorado honoris causa.

La Universidad de Guadalajara, la segunda más grande de México, otorgó este reconocimiento a la Premio Cervantes de Literatura 2013 en el marco de las actividades paralelas a la Feria Internacional del Libro (FIL) que se celebra estos días en la capital de Jalisco.

En una emotiva ceremonia celebrada en el paraninfo y con los murales de José Clemente Orozco como testigos, Poniatowska estuvo acompañada de personalidades del mundo de la cultura y de colegas como el recientemente nombrado Premio Cervantes, Fernando del Paso.

Ya casi completamente recuperado de los problemas de dicción que le dejaron varios infartos cerebrales, Del Paso, también honoris causa por esta universidad, dirigió unas palabras a su colega, a la que consideró un "regalo de Francia y Polonia a México".

La describió como una profesional que ha sido capaz de hacer una "observación inteligente" y un "análisis sencillo, pero profundo" de "las tragedias que parecen suceder en México de modo cíclico".

Con una enorme lucidez, Del Paso recordó el momento en que conoció a Elena, "una feminista que ha actuado con su ejemplo", hace ya más de medio siglo, cuando la editorial que iba a publicar su primera obra, "José Trigo" (1966), no tenía sede y la propia Poniatowska ofreció su casa, con la generosidad que la caracteriza.

Las palabras de Del Paso fueron agradecidas por abrazos de Poniatowska y constantes gestos de cariño que ambos se profesaron.

La escritora recibió hoy el reconocimiento de manos del rector de la casa de estudios, Tonatiuh Bravo, quien en su discurso la definió como alguien que "ha sabido escuchar como nadie" las voces de los más desfavorecidos, de aquellos que tienen menos oportunidades de alzarla.

"Nadie como ella ha sabido escuchar las voces que componen el gran mosaico que ha sido México desde los albores del siglo XX hasta hoy", dijo, y agregó que "en cada reportaje, en cada línea, en cada entrevista, en cada testimonio, recoge y se empapa con intensidad del acontecer mexicano".

"En el universo de los profesionales del periodismo, Elena Poniatowska brilla con luz propia desde mediados del siglo pasado cuando se inició en esta profesión", ya que "posee agudeza para construir los sucesos determinantes de la historia reciente de México y una actitud natural para narrarlos con una prosa sencilla".

Emocionada y feliz, Poniatowska ofreció un discurso sobre las aportaciones del estado de Jalisco al mundo a través de sus escritores, pintores y demás figuras de las artes.

"Se escuchan los murmullos de Comala, los gritos revolucionarios de Demetrio Macías, las letanías de las mujeres que cubren su cabeza con un rebozo y el ate de guayaba y de membrillo que se espesa en grandes peroles de Agustín Yáñez, los desplantes de Lupe Marín, los papeles al viento de Chucho Reyes", agregó.

La escritora y periodista habló sobre la FIL, donde presentará su más reciente libro, "Dos veces única", una feria que en sus inicios "parecía tan descabellada como instalar una agencia de viajes en la cárcel".

Sin embargo, "se ha consolidado como el acontecimiento cultural más impresionante de nuestro país, el más reconocido, el primero en nuestro continente y el que recauda mayores ingresos", apuntó.

Todo ello, aseguró, pese a que en México "son muy pocos los interesados y menos aún los que gastan en comprar un libro".

"Todos estamos conscientes de que son muchos los estudiantes que al salir de la universidad jamás vuelven a abrir un libro. La caja idiota se los traga y los comunicadores que dirigen a la opinión pública en muchos casos están al servicio de empresarios y gobernantes que confían en ellos porque así les pagan", señaló.

Poniatowska acabó su discurso recitando el himno que Jorge Negrete dejó para la posteridad en su "Ay Jalisco no te rajes".

Hoy, primero de diciembre de 2015, recitó, "solo me queda agregar que me sale del alma gritar con calor, abrir todo el pecho, echar este grito, ¡qupe lindo es Jalisco!, palabra de honor".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha