eldiario.es

Londres plantea una mirada crítica sobre la relación entre humanos y animales

- PUBLICIDAD -
Londres plantea una mirada crítica sobre la relación entre humanos y animales

Londres plantea una mirada crítica sobre la relación entre humanos y animales

La Wellcome Collection de Londres presentó hoy una exposición que muestra "una mirada crítica" sobre la relación de los humanos con los animales, a través de la literatura, el cine, la taxidermia y la fotografía.

"Haciendo Naturaleza: ¿Cómo vemos a los animales?", exhibición gratuita que se abrirá al público desde mañana y hasta el 21 de mayo, se formó mediante la colaboración de diversos expertos y exhibe, entre otras cosas, la estructura de los zoológicos y museos.

A través de cuatro salas, los visitantes pueden ver antiguos manuscritos, planos de zoológicos, un vídeo de un tigre que se pasea por un apartamento o diversos tipos de taxidermias, que van desde un grupo de ardillas "jugando" a las cartas, a diversos animales que parecen descansar bajo los expositores.

La muestra parte de la idea de que para mejorar la relación de los humanos con el resto de seres vivos que cohabitan en el planeta, primero hay que entender los supuestos que se tienen sobre los animales.

"Hemos (los humanos) construido nuestras ideas sobre la naturaleza y, tal vez, hemos construido el mundo a nuestro alrededor reflejando eso", declaró a Efe la comisaria de la exhibición, Honor Beddard.

La comisaria señaló que mediante esta exposición se pretende que "la gente adopte una mirada crítica sobre cómo se piensa acerca de los animales".

Pues, en su opinión, "ahora es el momento de dar un paso para atrás y pensar: ¿por qué hemos hecho eso? y ¿qué tipo de problemas están causando a nuestro planeta en el siglo XXI?".

Para que el público pueda ver la percepción, que a lo largo de la historia se ha construido alrededor de los animales, la instalación se divide en cuatro acciones que el hombre ha hecho con los otros seres vivos a lo largo de la historia: ordenar, mostrar, observar y confeccionar.

La primare sala -"orden"- parte de la idea tradicional de que tiene que existir un orden natural de los seres vivos y de que el hombre tiene que estar arriba de esta jerarquía.

Para explicar esta organización, la instalación se hace eco de la antigua filosofía griega, de la religión -con un dibujo que Gérard Jean Baptiste Scotin II hizo en 1743 de Adán, rodeado de animales en el paraíso- y de la clasificación por taxidermia, que surgió en el siglo XVIII.

La siguiente estancia -"mostrar"- estudia la forma en la que se ha exhibido a los animales en los museos durante los últimos 250 años, mediante grabados, taxidermia, dinosaurios de plástico o diversos libros.

Lo que más llama la atención del siguiente espacio -"observar"- es un vídeo de Phillip Warnell, en el que se ve pulular a un tigre por un apartamento neoyorquino.

"La sala tres discute si se puede mirar a los animales sin imponer algún tipo de significado en ellos", apuntó Beddard. "Por lo que nos centramos en el diseño de los zoos, particularmente en la mitad del siglo XX, cuando se celebraba la arquitectura moderna y se rediseñaron muchos de los zoos de Londres", añadió.

Uno de los bocetos expuestos es un plano de 1970 de Hugh Casson, en el que el arquitecto británico dibujó un pabellón que ensalzaba a los elefantes -mediante una plataforma y luces laterales-.

La última sala -"confección"- contiene objetos de la colección estadounidense del Center for PostNatural History.

"Ellos recolectan solo objetos que hayan sido deliberadamente alterados por los humanos y, que por lo tanto, definen a los animales no por su biología, sino por su relación con y para la civilización humana", relató la comisaria.

Richard Pell, uno de los miembros de esta organización, subrayó que todos los animales e insectos -ratas, perros, pájaros, sapos o mosquitos- expuestos tienen una cosa es común: "que han sido modificados por los seres humanos".

Se puede observar un aedes aegypti, el mosquito de la fiebre amarilla, que ha sido "modificado genéticamente para no transportar malaria".

Así como una rata blanca disecada que, en vida, elegía el alcohol frente al agua, pues formaba parte de un estudio científico sobre el gen del alcoholismo.

O pájaros, que antes de que existieran los discos, servían para cantar o piar temas específicos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha