eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

París resucita el patrimonio sirio e iraquí en peligro en una exposición

- PUBLICIDAD -
París resucita el patrimonio sirio e iraquí en peligro en una exposición

París resucita el patrimonio sirio e iraquí en peligro en una exposición

El Grand Palais y el Museo del Louvre de París presentaron hoy la exposición "Sitios eternos. De Bamiyán a Palmira", donde evocan la situación del patrimonio en peligro y resucitan en 3D cuatro sitios del Patrimonio de la Humanidad particularmente amenazados por los conflictos en Oriente Medio.

Se trata de una muestra de alto nivel tecnológico, científico y también político que aspira a brindar un futuro a lugares en peligro de países en guerra como Siria e Irak.

La muestra, que mañana inauguran el presidente francés, François Hollande, la ministra gala de Cultura, Audrey Azoulay, y la directora general de la Unesco, Irina Bokova, se abre al público el 14 de diciembre y estará abierta hasta el 9 de enero.

Serán poco más de tres semanas por razones de disponibilidad de la galería donde se encuentra, en el Grand Palais, aunque no se descarta la posibilidad de que viaje a otras ciudades y países.

De formato inédito y novedoso por sus envolventes imágenes en 3D, la exhibición fue preparada con "urgencia, para reaccionar a la instrumentalización de la opinión pública", explicó el presidente del Museo del Louvre, Jean-Luc Martínez, en el origen de este proyecto junto con la responsable del Grand Palais, Sylvie Hubac.

"Desde los budas de Bamiyán, los terroristas utilizan la emoción del público en su favor, por lo que nosotros, hombres y mujeres de museos, debemos sensibilizar al gran público y volver a revelar la belleza de esa cultura amenazada, de esas obras", resaltó Martínez.

Difundido en 2001 por las televisiones de todo el mundo, el vídeo de la destrucción de esos monumentales budas recibe al visitante en una sala donde también se resume la problemática del patrimonio amenazado, sobre la que trabaja la Unesco, patrocinador del acontecimiento.

A continuación pueden verse cuatro filmes en 3D sobre la destrucción, conservación y reconstrucción de otros tantos grandes sitios de Irak y Siria hoy inaccesibles: Khorsabad, Palmira, la Mezquita de los Omeyas de Damasco y el Crac de los Caballeros.

La experiencia sumerge en diferentes épocas y momentos gracias a una gran pantalla de 360 grados, formada por los muros de la sala donde el Louvre expone además una obra especial de cada uno de esos lugares.

Es la primera vez que el fruto de los últimos avances tecnológicos audiovisuales se exponen en un museo, subrayó Yves Ubelmann, cofundador de Iconem, empresa colaboradora de la exposición y pionera en la documentación digital de sitios en peligro, que utiliza drones para realizar planos de lugares de acceso imposible.

Esta es, de hecho, otra de las características de la exhibición, cuya tercera sala, su "Laboratorio de imágenes" resume las sucesivas técnicas de investigación utilizadas por los arqueólogos a lo largo de los siglos para presentar y estudiar sus hallazgos.

Del grabado al óleo, la acuarela, el plano, el moldeado y por supuesto la fotografía, este gabinete de curiosidades revela cómo drones e imágenes digitales permiten ahora obtener reconstrucciones científicas de gran fidelidad.

Según Martínez, se trata de "maravillar" con la belleza de estos sitios, que "fueron accesibles durante cientos de años y lo volverán a ser".

"El tiempo de la arqueología no es el del hombre. La ciudad de Palmira existe desde hace varios milenios y quedan en ella muchas cosas por descubrir", ya que cerca del 80 % de su superficie no ha sido aún explorado, recuerda el presidente del Louvre.

El objetivo de la exposición es también sensibilizar al visitante sobre la importancia del patrimonio y su conservación.

Algo que pasa por la lucha contra el pillaje arqueológico, actividad mucho más discreta que una explosión o una destrucción programada, pero de gravísimos efectos, pues destruye el imprescindible contexto en el que reposan las obras.

La participación de todos es aquí vital, pues sin compradores no hay vendedores de piezas robadas, recuerda Martínez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha