eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Novias secuestradas y otras nueve joyas de DocumentaMadrid

Recomendamos nueve largometrajes y un cortometraje que han causado sensación en la última edición de DocumentaMadrid

La guerra de Siria y su inmigración, los estigmas de España, las dictaduras y sus víctimas o el machismo son algunas de las claves

- PUBLICIDAD -

DocumentaMadrid ha dado muestras de no amilanarse, sino de agigantar su condición de altavoz de otros gritos, de algunos de los más silenciosos, tal vez esos que de tanto oírlos se han obviado. En su XIV edición, el certamen madrileño con sede en el Matadero ha abordado una variedad de propuestas, entre las que seleccionamos nueve largometrajes y un cortometraje que pintan la realidad con un color más certero.

Los estigmas que aún quedan en España coparon la sección Nacional de largometrajes, mientras que la memoria de las dictaduras y la guerra sus consecuencias fueron tratadas desde las secciones Internacional y Fugas. Además, DocumentaMadrid apostó por tener documentales con protagonistas fuertes, de los que dicen los críticos que 'llenan la pantalla', pero porque su verdad es más verdad cuando se dice.

Los largometrajes que han salido vencedores en esta edición son Mzis Qalaqi (La ciudad del sol) en la categoría internacional y El remolino en la nacional, que también es una de nuestras destacadas. En cuanto a cortometrajes, Manodopera se ha hecho con el premio internacional, mientras que 25 cines/seg ha triunfado entre las propuestas nacionales. En la sección de Fugas, We make couples (Hacemos parejas) se ha impuesto en largos y Find Fix Finish (Encontrar, arreglar, acabar) en cortos.

Sin embargo, nosotros hemos hecho una selección bien distinta y desordenada de joyas pulidas a las que DocumentaMadrid ha sabido dar eco:

Grab and Run

Una chica llora. Se revuelve. Sigue llorando. Musita un lento, duro "dejadme ir". Le tiran confeti encima. Le ponen un velo. La felicitan. Le dicen "todo irá bien". Ella no ha dejado de sollozar por una herida que no sanará en los años que le restan.  Grab and Run es un documental que se mete de lleno en una realidad machista, fea, absurda: el 'Ala-kachuu'.

En Kirguistán, si a una chica la secuestran, debe casarse con su secuestrador. Por tradición. Una violencia que va socavando el espíritu del espectador tanto por la estúpida práctica en sí como por la vehemencia con la que, finalmente, hombres y mujeres de allí la aceptan y, lo peor, la defienden. 

Stranger in Paradise

Tremendísimo documental de la sección Fugas. De los que dejan huella. De los que hacen pensar. Porque no da respuestas: solo deja un hilo de preguntas sobre un tema tan controvertido como la política de entrada de inmigrantes en Europa.

¿Eres de los que abogan por un  Welcome Refugees sin límites? Dos cucharadas de datos contrarios. ¿Eres de los que piensan que entre ellos llegan terroristas o que te quitarán el trabajo? Solo buscan huir de la miseria que tú no podrías soportar. Un examinador tiene que dar la entrada a estos migrantes en el continente, pero solo dirá verdades como puños directos al estómago. Imprescindible. 

Donkeyote

Una road movie, claro, quijotesca, que sirve de adalid de una realidad que ya no queremos ver: los sueños de vida de quien vive lejos de donde se cumplen los sueños. Manolo (personaje patrio que parece un viejo protagonista de Sergio Leone) junto a su burro Gorrión desprende con el humor sencillo y agro que da el campo la necesidad de caminar, de seguir caminando.

A pesar de obstáculos burocráticos o piedras en la senda. Una amistad animal y visceral como catarsis de una relación que no se extingue: el hombre y la naturaleza.

El remolino

En un remotísimo pueblo de la región de Chiapas en México, El remolino, las inundaciones son el día a día. Un día a día donde dos hermanos, Pedro y Esther, luchan a dentelladas por sobrevivir. Ella es una madre trabajadora que no va a cesar en su empeño de darle a sus hijos la vida que no tuvo. Él, un 'hijo de Satanás' para su propio padre, quien no acepta que se sienta mujer, que se vista de mujer, que sea una mujer. Dos personajes fuertes que no siguen la corriente, pero tampoco piensan naufragar. 

Radio Kobanî

Radio Kobanî es un documental de los que duele ver. Cuesta. Encoge el alma y la respiración. Una joven usa su recién nacida radio para contar lo que ocurre en Kobanî, cómo los propios kurdos están batallando hasta la liberación de la ciudad contra el ISIS, mientras ella misma expira sus propios demonios: aquella amiga a la que decapitaron, relaciones familiares devastadas.

Imágenes de cuerpos calcinados y miembros desprendidos pueblan la pantalla. La guerra en directo, cámara al hombro. Comprendes la huida. Comprendes a quienes se quedan. Escenas que se quedan en la retina porque una vez visto se quema algo dentro.

El pacto de Adriana / Luz Oscura

Valdría hacer una sesión doble con estos documentales. Dos dictaduras. Dos enfoques que encajan y entrelazan con la memoria ahí, siempre ahí. Por un lado, una sobrina profundiza en la vida de su tía, su ídolo, pero lo que descubre es esperpéntico. Era miembro de la DINA, la policía secreta de Pinochet en el Chile post-Allende. Torturó y seguramente mató a presos comunistas. Cuatro años de investigación escuchando a la hermana de tu madre decir que "no hizo nada", mientras que las pruebas la sitúan en el centro del horror.  

Por otro lado, Portugal, la dictadura más larga de todo el siglo XX. Y las víctimas. Un montaje únicamente fotográfico mientras las voces en off de la familia de un preso político narran cómo fue criarse en la clandestinidad, en salas policiales, en la tortura del sueño. Ambos documentales firman sin saberlo la misma petición: olvidarlo significaría la posibilidad de repetirlo. 

Adentro / Converso

Otro programa doble para descubrir cómo en España hay estigmas aún: las cárceles y la religión. Adentro es, desde su sencillez, algo de lo que no se habla y, por lo que dijo su director, no se deja hablar: las cárceles de nuestro país desde sus mismas celdas. Pau Coll les entregó una cámara a cinco presos jóvenes de una prisión en Cataluña y ellos cuentan su verdad. No salen reformados, salen sin oportunidades, apaleados moralmente.

Por otra parte, Converso dialoga, en parte de ahí su título. David Arratibel no enjuicia a su familia, sólo muestra lo que le costó aceptar que fue el único miembro que no se convirtió al catolicismo casi de la noche a la mañana. Y toma la religión católica no como una melé adoctrinadora, sino como un punto de fuga y de equilibrio. Casi como El desencanto, pero sin los Panero y sin la poesía. Sólo Dios y cómo ha llegado para quedarse en unos e incomodar a otros.

Bola extra: Das Gestell

Das Gestell

En este corto, un filósofo japonés y otro alemán se intercambian cartas sobre cómo la tecnología afecta al ser humano y viceversa.

Cincuenta años después, expertos y jóvenes hablan del mismo tema. Debaten. Dudan. Exponen.

Pero en pantalla sólo vemos sus cenizas, las ruinas de lo que debía haber sido la vanguardia, lo que iba a cambiar el mundo en imágenes granuladas y blanco y negro de lo que no ha variado con toda la fuerza que debería.

Das Gestell habla de un camino que creímos recorrer y no hemos sino iniciado e iniciado con mal pie. Pero aún tiempo. Aunque también peligros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha