eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Un país de cine

- PUBLICIDAD -
Un país de cine

Un país de cine

España es un país de cine: ciudades y municipios han sido escenarios de películas muy relevantes y si en algunas es parte del guión, como Barcelona en la película de Vicky Cristina Barcelona de Woody Allen (2008), en otras la magia del cine nos hace creer que los páramos y los bosques de Castilla son Siberia, como en Doctor Zhivago (1965) de David Lean.

El impacto de un rodaje en un lugar depende de su tamaño: en Barcelona o Madrid pasa prácticamente desapercibido para la mayoría de sus habitantes, pero en lugares más pequeños supone un antes y un después en la vida de esos pueblos.

Guadalix de la Sierra (Madrid) aún recuerda cuando Luis García Berlanga decidió, en 1952, rodar allí Bienvenido Mister Marshall, o en Campillo de Dueñas (Guadalajara), cuyo castillo de Zafra forma parte de la sexta temporada de Juego de tronos y revolucionó a su centenar de habitantes en 2016.

Pero no solo ese pequeño municipio aparece en Juego de tronos; en la quinta, sexta y séptima temporadas aparecen numerosas localidades españolas: desde el castillo de Santa Florentina (Canet de Mar. Barcelona), al puente romano de Córdoba, los Reales Alcázares, los jardines de Murillo y la Plaza de España de Sevilla o la Torre de Mesa Roldán en el Cabo de Gata, la Alcazaba de Almería, el castillo de Peñíscola, las Bardenas Reales, Girona, las costas de Euskadi, el castillo de Trujillo o San Juan de Gaztelugatxe (Vizcaya).

Varias comunidades y ayuntamientos se han integrado en la red Spain Film Commission, un organismo creado con los objetivos de proyectar la imagen de las administraciones adheridas dentro y fuera de España y atraer a productores al territorio para que utilicen sus localizaciones como lugar de rodaje.

En su web exhiben fotos de algunos de las producciones nacionales e internacionales que optaron por España y una de las más conocidas es Pandora y el holandés errante, de 1951, dirigida por Albert Lewin, con James Mason y Ava Gardner, en la Costa Brava, aunque la primera que se rodó fue en 1916: La vida de Cristóbal Colón de Gérard Borgeois, en Barcelona.

Según este organismo, en la mayoría de los territorios hay una devolución de impuestos del 15 % con un límite por persona de 50.000 euros y de todos los gastos derivados de la utilización de industrias técnicas del audiovisual y otros proveedores cuando los costes asciendan como mínimo a un millón de euros.

La deducción no puede exceder de los 2,5 millones por producción y el importe total, del 50 % del coste de producción.

En Canarias esa devolución llega al 35 % y la rebaja no puede sobrepasar los 4,5 millones por producción, mientras que en Navarra la desgravación, también del 35 %, será para rodajes de más de una semana y cuando sobrepasen el año permitirá una declaración parcial.

El reconocimiento internacional de los profesionales, los escenarios naturales, las condiciones meteorológicas y los beneficios fiscales, son los principales factores que explican "el éxito" de España para acoger producciones cinematográficas y televisivas extranjeras en su territorio, reconoce el Gobierno en una respuesta por escrito a una pregunta planteada por el senador del PP Agustín Almodóvar.

Según el PP, el Ejecutivo trabaja en mejorar el sistema de beneficios, para potenciar el rodaje de películas y series y el Plan Cultura 2020 incluye entre sus objetivos la mejora de la fiscalidad de la cultura en todos sus ámbitos, incluido el cine y las artes audiovisuales.

Almodóvar afirma que "el objetivo" es atraer el rodaje en España, y por eso se contempla el desarrollo del programa 'España, plató de cine', que incluirá una ventanilla única para todos los trámites administrativos e informe de las ventajas de rodar aquí.

Los rodajes, además de potenciar la economía y el desarrollo de empresas especializadas, tiene una segunda vertiente: el turístico, ya que se cuentan por millones los ciudadanos que deciden el destino de sus vacaciones por la impresión que les ha causado una película, serie o programa de televisión.

Entre los directores que han rodado en España destacan Ridley Scott, con Exodus (Fuerteventura y Almería); El consejero (Alicante, Navarra y Murcia); El reino de los cielos (Huesca, Córdoba, Segovia, Sevilla y Ávila) y 1492, la conquista del paraíso (Salamanca, Sevilla y Cáceres) o Steven Spielberg, Indiana Jones y la última cruzada (Almería y Granada) y El imperio del sol (Cádiz).

Desde hace varias décadas directores de cine muy prestigiosos han escogido España para ambientar sus películas, desde Orson Welles a David Lean o Joseph L. Mankiewicz y Sergio Leone.

También muchas series de televisión nos han acercado a paisajes inolvidables y unido para siempre a Curro Jiménez con la Serranía de Ronda en 1977 o a El Príncipe con las calles de Ceuta en 2014.

Pero ha sido Águila Roja (2009) la que necesitó de más lugares para explicar las hazañas de su héroe: Toledo, Guadamur, Burujón, Tembleque y Malpica de Tajo (Toledo); Segovia, Pedraza y Santa María la Real de Nieva (Segovia); Talamanca, Rascafría, San Lorenzo de El Escorial, Batres, Navas del Rey, San Martín de Valdeiglesias, Pelayos de la Presa, Villanueva de Perales, Manzanares el Real, Chinchón y Boadilla del Monte (Madrid), Uclés y Segóbriga (Cuenca), Uceda, Lupiana, Retiendas y Pioz (Guadalajara); El Tiemblo, La Adrada, Las Navas del Marqués y Cebreros (Ávila).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha