eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Una pasión por la copla de película

- PUBLICIDAD -
Una pasión por la copla de película

Una pasión por la copla de película

El sombrero que lució el actor José Isbert en "Bienvenido Mister Marshall", abalorios de Lolita Sevilla, abanicos, batas de cola y carteles del cine español de los años 40, 50 y 60 dan vida a la exposición "La copla en mis recuerdos", un viaje a un género musical inmortalizado en el séptimo arte.

El Centro Artístico, Literario y Científico de Granada muestra en su sala de exposiciones varias décadas de pasión coplera y cinéfila de Francisco Jiménez, un enamorado de los dos géneros que ha cosechado desde niño programas de cine, carteles y pentagramas, y una estrecha relación personal con las folclóricas de antes y de ahora.

Francisco ha detallado a Efe que empezó "de niño" a coleccionar los programas de mano que daban en las salas de cine de los años cuarenta a las que acudía con fervor para ver a Manolo Caracol, Marujita Díaz o Concha Piquer.

Este compositor de copla fue guardando con mimo aquellos programas y los carteles de películas míticas como "El último cuplé", "Dónde vas Alfonso XII" o "El emigrante", a los que sumó con los años autógrafos, vestidos, fotos personales y abalorios que comparte ahora con el público más coplero.

"Como tengo amistad con todas las folclóricas, cada una me ha ido dando una cosa; una un cartel, otras dos fotos, los trajes que hay aquí...", ha explicado Jiménez, que ha trasladado al Centro Artístico "lo más grande" de todo lo que mantiene en su casa, que ha convertido en museo de cine y copla.

Una pañoleta de La niña de la Puebla, un abanico de Lina Morgan firmado, una prenda de Curro Albaicín, unos pendientes de Inmaculada Rejón, el traje de la portada del disco "Porqué" de Marifé de Triana... y así, decenas de estanterías reviven una época de cuplés y coplas, de fotogramas y pasión por el género.

La exposición, que se mantendrá abierta hasta el próximo viernes, acerca además "tesoros" de Francisco como el sombrero que lucía el actor José Isbert en la película "Bienvenido Mister Marshall" (1953) y que le donó Lolita Sevilla, actriz protagonista de este clásico de la época.

"También tengo los dólares que se utilizaron en el rodaje y por los que un cónsul denunció a Berlanga (el director de la película) porque decía que había creado moneda falsa, con lo que le dio un disgusto", recuerda el responsable de la muestra.

Entre sus tesoros, este coplero guarda dos discos especiales que Lola Flores grabó en Nueva York en 1958, "dos piezas únicas" de "¡Olé! Lola Flores", "mira que nombre más bonito para los americanos le pusieron al disco", comenta.

Joselito, Imperio Argentina, Pasión Vega o Antonio Molina han sucumbido al remolino de emociones de este compositor que ha guardado los triunfos de otros folclóricos como él con los que añoró compartir escenario.

La directora del Centro Artístico, Literario y Científico de Granada, Celia Correa, ha explicado que apostaron por los fondos de este "entusiasta y compositor, uno de los pocos coleccionistas que quedan de la copla", como una muestra más de apoyo a un género que se reinventa.

La casa de Francisco, y ahora los objetos que se exponen en el Centro Artístico de Granada, repasan la historia de la copla española desde objetos personales o cinematográficos y se aferran a las nuevas voces y a las letras de aquella época para que nunca se cante "El último cuplé".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha