eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Berlín mantiene la alerta ante la amenaza de un ciberataque a sus elecciones

- PUBLICIDAD -
Berlín mantiene la alerta ante la amenaza de un ciberataque a sus elecciones

Berlín mantiene la alerta ante la amenaza de un ciberataque a sus elecciones

La campaña electoral alemana está llegando a su fin sin que se materialice el temido ciberataque o una filtración que pueda influir en los resultados, pero el Gobierno afirmó hoy que mantiene la alerta y evitó cantar victoria antes de tiempo.

Tras las acusaciones de injerencias extranjeras en las elecciones en Estados Unidos y Francia, el Ejecutivo alemán y los servicios secretos advirtieron de que era probable un ciberataque en los días previos a las comicios, que se celebran este domingo, y apuntaron a Rusia como principal sospechoso de alentar esas acciones desestabilizadoras.

El portavoz del Ministerio de Interior, Johannes Dimroth, aseguró hoy que "no ha llegado el momento de poder retirar la alerta" y recordó que en las elecciones galas la difusión de documentos pirateados de la campaña de Emmanuel Macron se produjo poco antes de que abrieran las urnas.

"Damos por supuesto que esta alerta es razonable", aseguró Dimroth, quien estimó que sólo tras el domingo se podrá hacer balance de los ataques cibernéticos.

Por el momento, señaló, no se ha producido ningún "ataque reseñable", aunque dio cuenta de múltiples acciones informáticas hostiles contra las instituciones alemanas que la Oficina Federal de Seguridad para las Tecnologías Informáticas (BSI) "observa y evalúa a diario".

"El Gobierno alemán ha hecho lo posible por mantener al mínimo su vulnerabilidad, de tal forma que tenemos la esperanza de que no se produzca un ataque con consecuencias reseñables", afirmó Dimroth.

La alerta cibernética lleva meses como espada de Damocles sobre el Gobierno y la propia canciller, Angela Merkel, advirtió del riesgo de que Moscú tratase de influir en los comicios el 8 de noviembre del año pasado, cuando EEUU celebraba sus elecciones presidenciales.

Rusia "puede desempeñar un papel en la campaña electoral" alemana dijo entonces la canciller, tras referir que desde hace meses la administración había frente de forma regular a "ataques cibernéticos de origen ruso y noticias que contienen información falsa".

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, respondió a estas acusaciones tachando de "sin sentido" y "tontería" las sospechas de que Rusia iba a tratar de influir en los comicios germanos.

En Berlín se daba por hecho que en las semanas previas a las elecciones se iban a difundir, en una filtración interesada, algunos de los documentos que se sustrajeron del Bundestag (cámara baja) en un gran ciberataque perpetrado en mayo 2015.

En una acción a gran escala atribuida por la inteligencia alemana a un grupo de piratas informático conocido como "Sofacy" o "APT 28" -tras el que se cree que está el Gobierno ruso- fueron robados 16 GB del Bundestag, según reveló entonces el semanario "Focus".

La operación provocó graves daños y obligó a cerrar la red interna parlamentaria durante varios días.

A este gran ataque siguieron otros menores, como los que afectaron en mayo del año pasado a varios diputados del bloque conservador de Angela Merkel y los que se lanzaron en dos oleadas ese agosto a políticos de distintos partidos.

La Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV) advirtió en su informe anual, publicad el pasado julio, que "partidos o políticos alemanes podían ser objetivo de la influencia rusa" y destacó la posibilidad de que se filtrasen "correos electrónicos confidenciales o datos sensibles".

La otra posibilidad, la del ataque contra el sistema informático, había sido minusvalorada en varias ocasiones, pero la realidad se ha impuesto.

El colectivo de informáticos Chaos Computer Club (CCC) denunció a principios de mes que los programas que emplea la Comisión Electoral alemana tenían "fallos fundamentales" de seguridad e instó a una "urgente actualización".

La Comisión Electoral anunció el mismo día que iba a revisar el "software" para reforzar su seguridad y evitar un eventual "hackeo" (pirateo) del escrutinio..

"Impedir cualquier posibilidad de manipulación de los resultados electorales tiene absoluta prioridad", afirmó el director de la Comisión Electoral, Dieter Sarreither.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha