eldiario.es

Menú

El alcalde de Calp nunca está en Calp

César Sánchez prioriza su labor al frente de la Diputación de Alicante y cada vez va menos a su propio ayuntamiento: este mes no ha asistido ni al pleno ni a las cuatro comisiones que preside

La oposición alerta de parálisis en la gestión y acusa al gobierno local de diseñar grandes planes mediáticos sin aplicación práctica alguna

- PUBLICIDAD -
Mientras su presencia en Calp cada vez es menor, Sánchez sí tuvo tiempo de pronunciar el pregón de las fiestas patronales de Torremanzanas el pasado viernes por la tarde, como muestra la imagen

Mientras su presencia en Calp cada vez es menor, Sánchez sí tuvo tiempo de pronunciar el pregón de las fiestas patronales de Torremanzanas el pasado viernes por la tarde, como muestra la imagen

Durante el último mes, el alcalde de Calp, el popular César Sánchez, no ha asistido ni al pleno que se celebró ayer martes ni a ninguna de las cuatro comisiones informativas que se convocaron previamente, a pesar de que es él quien las preside. En los últimos meses, también ha faltado a numerosas juntas de gobierno y reuniones de los órganos municipales o las ha abandonado antes de que concluyeran. Así, Calp, una población con veinte mil habitantes que se dispara a más de cien mil en verano y con una de las plantas hoteleras más poderosas de las comarcas alicantinas, se siente huérfana del alcalde al que votó hace dos años.

Sánchez ha decidido priorizar su otra labor institucional, que es la de presidente de la Diputación de Alicante, lógicamente con mucha mayor repercusión mediática en el ámbito autonómico y donde se le ve mucho más activo, con continuas apariciones públicas. Además, también tiene que dedicar buena parte de su tiempo a seguir labrándose su posible salto político a Madrid como uno de los nuevos valores del PP. Demasiadas cosas. No es extraño que aparezca muy poco por Calp. Al menos, por el ayuntamiento que preside.

En el pleno del martes, los grupos de la oposición, una vez más, no pudieron fiscalizar la labor del alcalde. No estaba. Le sustituía de nuevo el concejal popular Manuel Cabrera. Y así, se produjeron situaciones curiosas: durante el debate de un punto referente a los Presupuestos Generales del Estado el portavoz de Compromís, Ximo Perles, había preparado su intervención para dirigirse a Sánchez: «Pero como una vez más no está, tendré que dirigirme a la bandera [del salón de pleno]» lamentó.

«El alcalde no está nunca y esta es una situación absurda e insostenible», denunció por su parte el portavoz del PSOE, Santos Pastor, quien adujo que «un ayuntamiento con más de 30 millones de euros no puede estar sin alcalde visible y eso se está notando en la gestión diaria». Como ejemplo, Pastor aludió a la anhelada pasarela sobre la N-332, que había sido presupuestada por el Estado en 2015 y 2016 y que después ha desaparecido de las cuentas «sin que el PP de Calp haya hecho seguimiento de esta cuestión, como era su obligación».

Hay en realidad un debate de presunta incompatibilidad –política que no legal– sobre si un cargo público puede estar al frente de dos instituciones tan importantes. El portavoz de Sí Se Puede Calp, Juan Cañas, dijo al respecto: «no queremos menospreciar al resto del equipo de gobierno, pero Sánchez debe atender primero a los calpinos, que son quienes le han votado, y no a la Diputación».

Como es lógico, el equipo de gobierno al que aludía Cañas, integrado por PP e independientes, aduce que Sánchez está pendiente de las grandes cuestiones y de que su privilegiada posición logrará atraer inversiones al municipio. En el pleno del martes, la edil de Territorio, la también popular Ana Sala, llegó a decir respecto a la pasarela que el Gobierno acabará por presupuestarla gracias a las gestiones del primer edil ausente. Su intervención provocó la hilaridad de la oposición.

Los partidos que fiscalizan la labor del gobierno aseguran que en realidad a lo que se dedica el ejecutivo calpino es a anunciar con gran aparato mediático planes muy ambiciosos que luego quedan en nada precisamente por esa falta de gestión. Perles se refirió al plan director para convertir el municipio en destino turístico inteligente: «Eso está muy bien –agregó el edil de Compromís– pero después resulta que está pendiente desde hace 6 meses una reunión con la empresa que debe diseñar la App turística».

Perles recordó que tampoco ha habido ninguna aplicación concreta del plan de igualdad que se diseñó hace unos meses o del plan estratégico en Turismo. No es por cierto una novedad en la gestión de Sánchez: ya en la pasada legislatura también se convocó a bombo y platillo un concurso de ideas para recuperar el casco antiguo de Calp y se llegó a anunciar el ganador , pero la iniciativa tampoco ha comportado efectos prácticos.

Por fin llama la atención, como recordó Cañas, que Sánchez ni siquiera haya estado en los momentos más delicados de la presente legislatura al lado de sus compañeros. Por ejemplo, en el famoso pleno de hace un tiempo en el que se trató la cuestión de los trabajadores despedidos, el alcalde abandonó la sesión justo antes de que se abordara tan espinoso asunto. Fue Cabrera el que tuvo que enfrentarse a él. Una vez más.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha