eldiario.es

Menú

El poblado ibérico de la Bastida de les Alcusses, más antiguo de lo que se pensaba

El origen del poblado ibérico de Moixent, excavado desde 1928, tendría indicios anteriores a los datados hasta ahora, y una población posterior también al 330 a.C.

- PUBLICIDAD -
Imatge del jaciment de la Bastida de les Alcusses de Moixent

Imagen del yacimiento de la Bastida de les Alcusses de Moixent

La campaña anual de excavaciones arqueológicas en el poblado ibérico de la Basteda de les Moixent, ha ofrecido novedades respecto a su antigüedad. El yacimiento, excavado desde el 1928, actualmente cuenta con los trabajos de los equipos del Museo de Prehistoria de la Diputación de València dirigidos por Helena Bonet y Jaime Vives-Ferrándiz.

Hasta ahora el yacimiento permitía documentar la fundación de una ciudad a finales del siglo V antes de Cristo, destruida hacia el 330 a.C. de manera violenta. Por lo tanto, este enclave sólo fue ocupado durante tres generaciones, puesto que no se tenía constatación de ocupaciones posteriores. Pero las investigaciones del actual equipo permiten aseverar que su historia fue mucho más compleja e intensa, documentando fases constructivas posteriores de otras ocupaciones.

El resultado más destacable de esta campaña es la confirmación de la existencia de una primera ocupación que data del siglo V antes de Cristo, totalmente arrasada para construir la muralla y las casas vecinas conocidas de anteriores excavaciones.

Los estudios siguen su curso y traerá todavía un tiempo acotar una cronología mucho más precisa. La entidad y el carácter de estas construcciones es suntuario a tenor de los objetos que se han encontrado puesto que se han recuperado arreos de montura, como un bocado de caballo (parte de la brida que se introduce en la boca del animal para gobernarlo) o un pendiente de oro. Esta ocupación se localiza sólo en la zona oeste del asentament, la cual fue arrasada para construir el poblado que vemos actualmente.

Otro de los resultados, es la constatación que después del abandono del poblado hubo otra ocupación. Así lo testifican las evidencias de restos de muros y suelos que se han visto sobre los cimientos de las casas. Datar esta ocupación y qué tipo de personas y motivaciones tuvieron es el objetivo de la investigación científica dirigida desde el Servicio de Investigación Perhistòrica del Museo.

Un pendiente de oro

Una de los hallazgos más significativos de esta campaña en la Bastida de les Alcusses ha sido un pendiente de oro, característico de este periodo y poco frecuente de encontrar, puesto que desde 1928 no se había encontrado ninguna pieza así. Esta es el quinto pendiente de oro que se descubre al yacimiento, los otros cuatro aparecieron juntas en 1928 mientras se excavaba al sector central del yacimiento. En relación con este hallazgo, que pertenecía al algún personaje de la élite, los investigadores tienen ahora que abordar la comprensión global del espacio de la zona oeste, donde se encontró la pieza, puesto que procede de un estracte sólo excavado parcialmente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha