eldiario.es

Menú

'No estamos solos', documental contra la resignación

Dirigido por Pere Joan Ventura y producido por El Gran Wyoming y Pere Portabella se proyectará el sábado en el Teatre Musical

- PUBLICIDAD -
Fotograma del filme de Pere Joan Ventura

Fotograma del filme de Pere Joan Ventura

¿Por qué miles y miles de ciudadanos decidieron tomar las calles y plazas de toda España para expresar su indignación frente a los recortes, las privatizaciones, los desahucios y la corrupción política?

No estamos solos, dirigido por Pere Joan Ventura y producido por El Gran Wyoming y Pere Portabella, se rodó durante 2014, retratando la fuerza y la imaginación de los movimientos sociales para denunciar la degradación de la democracia. Una etapa de rebelión espontánea que marcará, sin duda, el futuro de la vida política en nuestro país.

No estamos solos es un documental construido a pie de calle. Ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Gijón, y Sevilla marcan el recorrido de la película. Marea Blanca, Marea Verde, La PAH (Plataforma afectados por la hipoteca), FLO 6x8, iaioflautas, la Solfónica y las comadres de Gijón y mujeres de Barredos, son los nombres de nuestros principales protagonistas. Grandes colectivos poblados de gente anónima que un día decidió apuntarse al activismo para exigir un cambio radical en la forma de hacer política.

La película sigue la estela del 15M, cuando empezaron las grandes protestas por los recortes en sanidad y educación, la corrupción política, los desahucios masivos y las consecuencias de la crisis económica, cuya gestión no ha hecho más que agravar la desigualdad.

No estamos solos también explora los nuevos formatos de organización ciudadana que han sustituido a las grandes pancartas militantes del pasado por una explosión de imaginación: orquestas en la calle, coplas frente a los hospitales, camisetas de todos los colores, trenes de mujeres, flamenco en las sedes bancarias, abuelos invadiendo el metro.

Voces y sonidos muy distintos que confluyen en la misma indignación, provocada por el abandono de los poderes públicos hacia la sociedad civil. Ahora la gente no se conforma con votar, exige participar. Como dice en la película el historiador Josep Fontana, “es verdad que otro mundo es posible, si no no merecería la pena continuar, pero necesitamos implicarnos todos”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha