eldiario.es

Menú

Libros políticos valencianos, una buena cosecha

- PUBLICIDAD -
Sergi Castillo, autor de 'Yonquis del dinero'.

Sergi Castillo, autor de 'Yonquis del dinero'. JESÚS CÍSCAR

La novedad radical de la política valenciana es que ahora existe un gobierno que no tolera la corrupción. Ya no se roba desde las instituciones. Hasta el año 2015, cuando el PP perdió las elecciones, una gangrena espantosa había hecho de la acción de gobierno una variante delictiva: las adjudicaciones, los contratos públicos, los convenios de toda tipo debían pagar un peaje. Que se destinaban a financiación ilegal y a ciertos bolsillos privados. Las decenas de “casos” de corrupción que desfilan ahora por los juzgados, y los que no han llegado a jueces y fiscales –que se pueden sospechar numerosos–, deberían hacer caer la cara de vergüenza al partido que patrocinó aquel atraco a mano no armada. Los valencianos hemos pagado un precio muy alto: todo ello aumentaba los costes de transacción y desviaba recursos, dinero público de los impuestos, de su finalidad normal. Y en términos de imagen, de reputación colectiva –un intangible importante–, el coste también ha sido enorme.
Se debe saber todo, se debe acabar sabiendo todo. La única forma de echar cuentas y de pasar página con dignidad es con la verdad por delante. La verdad judicial en primer término, con la acción de policía, fiscales y jueces. La verdad política, dilucidada ante las urnas y en el Parlamento. La verdad histórica, que deberán investigar y elaborar, con perspectiva, los historiadores del futuro. Pero antes del turno de la historia tenemos, evidentemente, el juicio del presente: el de los ciudadanos, los observadores y los analistas de hoy. El de los politólogos, economistas y periodistas actuales. Que realizan un trabajo imprescindible de historia del presente, de historia inmediata.

Todo este preámbulo tiene que ver con la cosecha de la primera mitad de l’año 2017 y de la segunda de 2016 por lo que a libros sobre política valenciana se refiere. Que, por supuesto, han tenido como tema muy destacado –como es lógico, dadas las circunstancias– el análisis y la denuncia de la corrupción. Aunque no exclusivamente. También los hay que ya miran hacía adelante, o que realizan otros planteamientos, y es un buen síntoma. El indicador de este hecho esperanzador es que vamos superando etapas, que vamos dejando atrás un capítulo negro de nuestra historia reciente.

Un libro que podría convertirse en un clásico en la materia es, sin duda, el de Sergi Castillo Yonquis del dinero. Las diez grandes historias de la corrupción valenciana (Cuadrilátero de Libros, 2016), un estudio explicativo del autor de Tierra de saqueo (2013) que pasa revista de manera competente y con mucha información a las fechorías de Vicente Sanz, Zaplana, Carlos Fabra, Rafael Blasco, Esteban Cuesta, Juan Cotino, la Gürtel y Camps, Enrique Ortiz, el Bigotes, Rita Barberá, Alfonso Rus...
Un libro antológico e imprescindible, que puede que sea –porque no falta materia– el segundo de una trilogía.

El despertar valencià. La caiguda d’un règim i la irrupció del canvi (Pórtico, 2016), de Víctor Maceda, con prólogo de Enric Juliana, es una crónica completa de los últimos veinte años y pico de la política valenciana. Informada, rigurosa, intencionada, analítica, engancha y no se puede dejar. Se divide en tres partes: Esplendor (los años en los que el PP tocaba el cielo), Ruina (la bancarrota económica y la corrupción) y Renacimiento (la primavera valenciana, Compromís, el Pacto del Botànic, el cambio de sensibilidad del pueblo valenciano).

Toni Mollà, autor del llibre 'Escrits contra el silenci'.

Toni Mollà, autor del libro 'Escrits contra el silenci'. JESÚS CÍSCAR

Aún en la línea de la denuncia del “régimen” instaurado por el PP durante la última legislatura, cabe mencionar el libro de Ignacio Blanco Botiflers!! (Balandra, 2015), con prólogo de Adolf Beltran, que tuvo una gran acogida a lo largo de 2016 y en los primeros meses de 2017. Parlamentario brillante, Ignacio Blanco repasaba en sus discursos en las Cortes Valencianas, que recoge en parte el libro, todos los agravios –autoritarismo, cleptocracia, modelo económico fallido, demagogia– que infirió el régimen del PP a la convivencia democrática normal de un país europeo occidental.

Precisamente la editorial Balandra destaca por la atención que presta, a través de la colección “Intervencions”, al libro político. Es interesante el relativo florecimiento de este tipo de libro. Aquí nos debemos limitar a los más recientes, pero podríamos hablar también de otros, como El valencianisme enfront d’Espanya (Nexe, 2015), de Amadeu Mezquida, que es una propuesta estratégica para un nuevo valencianismo, o Una nova via per a l’empresa valenciana (Afers, 2016), a cargo de Elies Seguí, centrado en planteamientos de corte económico, pero que también posee una evidente significación política, o La gran depuració (PUV, 2015), de Francesc Viadel, que ha dado importantes aportaciones en este terreno, y que dedica el libro al análisis del anticatalanismo.

Cualquier país constituido y estructurado, con vida propia, necesita libros políticos. Es un signo de una mayor densidad social e intelectual, de un entorno más activo, el hecho de que aparezcan libros que analicen la sociedad y, específicamente, la política. Conviene reflexionar sobre ello, ya no somos un país de un libro, sino de muchos libros. Una cierta maduración, podría pensarse.

Balandra ha captado dicha necesidad y ha publicado varios títulos de interés en esta línea, como apuntaba. Así, hay que mencionar Ser valencians (2016), de Ricard Pérez Casado, con prólogo de Joan Romero, un volumen en el que el exalcalde de València repasa las debilidades y también los activos del País Valenciano, un tema que le ha preocupado siempre, al mismo tiempo que realiza incursiones autobiográficas y comentarios políticos incisivos.

Ricard Pérez Casado, autor de 'Ser valencians'.

Ricard Pérez Casado, autor de 'Ser valencians'. JESÚS CÍSCAR

Una novedad importante es el volumen colectivo País Valencià avui i demà (2017), también publicado en Balandra, coordinado por Jordi Muñoz, en el que 22 autores y autoras jóvenes, tanto con cargos en el gobierno actual como no, reflexionan sobre el cambio, el gobierno del Botànic, los problemas del país y las perspectivas de futuro. Ya en plena madurez personal y profesional, estos autores y autoras meten baza, son el presente y el futuro del país... Alentador y también imprescindible.

También cabe mencionar el volumen País! País? País, que recoge las intervenciones a las Conversaciones de Mayo de Bellreguart, inspiradas por Nèstor Novell y patrocinadas por el Ayuntamiento de esta población de La Safor, y en el que escriben Ximo Puig, Mónica Oltra, Vicent Soler, Antonio Montiel, Josep Sorribes, Toni Mollà, Gustau Muñoz y Tudi Torró. El país que queremos y las ideas para cohesionar el país constituyen ejes de un debate vivo y sugerente.

Escrits contra el silenci (Vincle, 2017), de Toni Mollà, es también un libro político, además de una reivindicación sin rodeos de la vigencia de Joan Fuster. En sus páginas, que recogen artículos del autor, se estructura una visión de la prepolítica y de la política del país que no dejará indiferente a nadie. Una aportación con volumen cultural que se declara deudora de lo obra cívica fusteriana. Eso es importante, porque sin situar a Joan Fuster en el lugar que le corresponde como el intelectual más importante del siglo XX valenciano, la regeneración social, moral y civil del País –la grande tarea, en el fondo, de la política actual– no habrá consumado su cometido.

Y finalmente no puedo dejar de mencionar un libro por muchos motivos altamente relevante: el Nou viatge pel País Valencià (Publicacions de la Universitat de València, Publicacions de la Universitat d’Alacant, Institució Alfons el Magnànim -CVEI), de Nèstor Novell y Josep Sorribes, de próxima aparición. El lector debería estar avisado. Un libro en dos volúmenes, de 1.600 páginas, que analiza de comarca en comarca la realidad viva y problemática del País, en un tiempo de crisis y de reconstrucción, de quiebra de un modelo y de necesaria reconversión. Una herramienta que será imprescindible por la cantidad de información directa que contiene y que, además, es muy agradable de leer, por la originalidad y el humor de sus autores, que han contado con interlocutores locales en los diferentes lugares que han estudiado, además de trabajar la bibliografía disponible y las fuentes estadísticas. Desde las Observaciones de Antoni Josep Cavanilles no había aparecido ninguna obra semejante. Hacía finales de mayo estará disponible en las librerías.

Y con esta primicia llegamos al final, añadiendo una conclusión: es una buena cosecha, bien escogida concienzudamente, esta de 2016-2017 en lo concerniente al libro político valenciano, en el sentido amplio de la expresión. No os la perdáis, porque son herramientas para la ciudadanía. Y la ciudadanía –la condición de sujetos activos, informados y con capacidad de decisión– es nuestra dignidad, que hay que defender hoy y siempre con la energía necesaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha