eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

EEUU suspende a varios militares por el ataque "por error" al hospital de Médicos Sin Fronteras en Kunduz

El general estadounidense al mando de las tropas en Afganistán ha comunicado que el bombardeo del hospital se produjo por una combinación de "errores humanos y técnicos"

Según fuentes militares consultadas por The New York Times, el avión de las fuerzas estadounidenses confundió el hospital con un centro de operaciones de los talibanes

La tripulación del aparato no encontró un centro talibán que le habían ordenado bombardear y pidió indicaciones a las tropas afganas y de EEUU sobre el terreno, tras lo que atacó "por error" el centro sanitario

- PUBLICIDAD -
EE.UU. indemnizará a las víctimas del ataque a un hospital de MSF en Afganistán

Imagen del hospital de MSF en Kunduz, Afganistán, tras el bombardeo de EEUU. EFE

El general estadounidense al mando de las tropas en Afganistán, Joseph Campbell, ha comunicado este miércoles que varios militares han sido suspendidos de sus funciones después de la investigación interna del Pentágono sobre el bombardeo al hospital de Médicos Sin Fronteras, en Kunduz. En el ataque, murieron 30 personas.

El militar compareció ante los medios en un encuentro sin preguntas en el que no precisó el número de soldados sancionados ni aclaró si los soldados afrontarán castigos disciplinarios o si se presentarán también cargos penales contra ellos.

Campbell ha afirmado, como adelantó The New York Times, que el ataque se debió a una combinación de "errores humanos, fallos técnicos" y el cansancio de las tropas de las Fuerzas Especiales sobre el terreno que habían estado luchando durante cinco días seguidos antes del bombardeo, ha añadido el general.

Los hallazgos del informe de unas 3.000 páginas elaborado por el Pentágono sobre el bombardeo del 3 de octubre en el que murieron al menos 30 personas, en su mayoría médicos y pacientes del hospital, han sido dados a conocer a través de este breve comunicado desde Afganistán.

"Confusión" con un centro de talibanes

Según las fuentes militares consultadas por The New York Times, un avión que lideró el operativo tenía la intención de atacar unas instalaciones que se creía que eran un centro de operaciones para los talibanes en Kunduz.

La tripulación del aparato no pudo localizar esas instalaciones a través de las coordenadas recibidas y, en su lugar, se basó en la descripción ofrecida sobre el terreno por tropas afganas y de EEUU. Sobre la base de esa descripción, bombardeó por error el hospital de MSF.

La organización humanitaria ha recordado, desde los días posteriores a que tuviera lugar el bombardeo y en un informe posterior, que  notificó en repetidas ocasiones las coordenadas GPS de sus instalaciones tanto a las autoridades estadounidenses como a las afganas. Todas las partes confirmaron su recepción.

Ese ataque aéreo se produjo en la contraofensiva de las tropas afganas para recuperar la ciudad de Kunduz de manos de los talibanes, cuya toma fue su mayor logro militar desde el fin de su régimen con la invasión de EEUU en 2001.

El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió disculpas a MSF y la Comisión Internacional Humanitaria de Ginebra activó una investigación independiente, el primer paso para analizar los hechos a la espera de que Washington y Kabul accedan a la apertura del procedimiento.

La organización humanitaria denunció un mes después del ataque que ningún estado firmante de la Convención de Ginebra ha apoyado la apertura de la investigación.

El Pentágono, por su parte, admitió en su día que el bombardeo al hospital fue un "error" que pasó por la cadena de mando estadounidense.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha