eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Un profesor que medió para liberar niñas de Chibok recibe el Premio Nansen de Acnur

Zannah Mustapha fundó una escuela en 2007 en Maiduguri, epicentro de la insurgencia de Boko Haram, y brinda apoyo a niños afectados por la violencia a ambos lados del conflicto

Su labor, según Acnur, es "de la máxima importancia, ya que ayuda a fomentar una coexistencia pacífica y a reconstruir comunidades en el noreste de Nigeria"

- PUBLICIDAD -
El mediador en la liberación de las "Chicas de Chibok" pide ver la magnitud del conflicto en Nigeria

Fotografía facilitada por @UNHCR, de Zannah Mustapha, profesor y abogado nigeriano que ayudó a liberar a las chicas de Chibok, secuestradas en abril de 2014 por el grupo yihadista Boko Haram en el noreste de Nigeria. EFE

Zannah Mustapha, un profesor nigeriano que ayudó a liberar a las chicas de Chibok, secuestradas en abril de 2014 por el grupo yihadista Boko Haram en el noreste de Nigeria, ha sido premiado este lunes con el Premio Nansen, el galardón más importante que concede la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Mustapha, que lucha por los derechos de los niños desplazados por la violencia en el noreste de Nigeria para que reciban educación de calidad, fundó una escuela en 2007 en Maiduguri, capital del estado de Borno y epicentro de la insurgencia de Boko Haram.

La escuela permanece abierta desde entonces, pese al conflicto que ha causado la muerte a unas 20.000 personas en la región de la cuenca del lago Chad (Nigeria, Camerún, Chad y Níger), mientras que millones han sido desplazadas.

La escuela brinda educación, comida, uniformes y atención médica gratuitas a niños afectados por la violencia en ambos lados del conflicto y los huérfanos se sientan en las aulas como "señal de la reconciliación" que Mustapha espera lograr en la zona, indica ACNUR.

"Los conflictos pueden dejar heridas físicas y emocionales en niños que son profundas y duraderas. Les obliga a huir de sus casas, les expone a atrocidades innombrables y a menudo los separa de sus familias", señala en un comunicado el alto comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi.

"La educación es uno de los instrumentos más poderosos para ayudar a niños refugiados a superar los horrores de la violencia y el desplazamiento forzado. Empodera a los jóvenes, les equipa con capacidades y trabaja en contra de la explotación y el reclutamiento por parte de grupos armados", recalca.

En opinión de ACNUR, el trabajo de Mustapha y de su equipo es "de la máxima importancia, ya que ayuda a fomentar una coexistencia pacífica y a reconstruir comunidades en el noreste de Nigeria".

"El reconocimiento del valiente trabajo de Zannah Mustapha subraya la importancia que tiene la educación para el futuro de Nigeria", añade por su parte el secretario general del Consejo Noruego para Refugiados, Jan Egeland, cuya organización cogestiona el proyecto del Premio Nansen.

"Es un lugar donde cada niño importa"

En la década que lleva abierta, el número de estudiantes de la escuela de Mustapha ha aumentado de 36 a 540 y miles más han inscrito sus nombres en la lista de espera. En 2016 abrió una segunda escuela solo a unos pocos kilómetros de la primera y un total de 88 niños pasan a diario por sus aulas.

El trabajo de Mustapha en la región también incluye la negociación para liberar a rehenes. Cuando las primeras 21 niñas secuestradas en 2014 por Boko Haram en una escuela secundaria de Chibok fueron devueltas, en octubre de 2016 tras más de dos años en cautiverio, Mustaphá estaba allí para recibirlas. También estuvo presente cuando quedaron libres otras 82 chicas el pasado mayo.

"Mustapha y su grupo de educadores voluntarios conocen los riesgos que enfrentan, pero su trabajo es demasiado importante para no proseguir con su tarea", afirmó ACNUR.

"Esta escuela promueve la paz", dice Mustapha en el comunicado. "Es un lugar donde cada niño importa", añadió. "Estos niños deben ser empoderados de tal manera que puedan defenderse solos en la vida", indica.

Además de su trabajo educativo, Mustapha ayuda a todas las partes de la sociedad afectada por el conflicto y ha sido instrumental a la hora de crear una cooperativa para viudas que da apoyo a casi 600 mujeres en Maiduguri. El premio será entregado el próximo 2 de octubre en una ceremonia en Ginebra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha