eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Brasil cree que la mafia de la carne le puede costar el 10 % del mercado externo

- PUBLICIDAD -
Brasil cree que la mafia de la carne le puede costar 10 % del mercado externo

Brasil cree que la mafia de la carne le puede costar 10 % del mercado externo

El ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, calculó hoy que el impacto de la mafia de la carne adulterada le puede costar al país el 10 % de su mercado externo en ese sector, con pérdidas por unos 1.500 millones de dólares anuales.

"Trataremos de tener el menor perjuicio posible", pero "la imagen de Brasil está arañada", dijo Maggi durante una comparecencia ante dos comisiones del Senado en la que abordó el escándalo generado por el descubrimiento de grupo que adulteraba carnes en el país, tanto para consumo interno como para exportación.

"Si preguntan cuál es el perjuicio que espero, a grosso modo, algunas cuentas que hacemos prevén que Brasil tendrá una oscilación (negativa) de mercado de aproximadamente el 10 %, lo que supondría unos 1.500 millones de dólares anuales", según las exportaciones del año pasado, declaró.

El ministro también confirmó que Brasil embarcó ayer martes tan sólo 74.000 dólares en carnes, el equivalente al 0,12 % del promedio de las ventas externas diarias de marzo, como consecuencia de los embargos decretados por muchos países a esos productos.

Maggi explicó que, hasta la semana pasada, las exportaciones del país llegaban cada día a unos 60 millones de dólares, por lo cual alertó de que "el golpe será enorme", y apuntó que "todavía no se sabe cuál será su verdadera magnitud".

El ministro también avisó de que esta crisis afectará a toda la cadena productiva del sector en Brasil, que es hasta ahora el mayor exportador mundial de carne bovina y de pollos y el cuarto en el segmento de cerdos.

Según Maggi, "el sector empieza a pararse", pues muchas plantas han optado por cancelar sus compras de animales, a la espera de que se clarifique la realidad del mercado externo.

En ese sentido, el ministro indicó que la clave estará en las gestiones que se hacen actualmente ante las autoridades de China y Hong Kong, los dos mayores consumidores de carnes brasileñas y que han suspendido sus operaciones comerciales con el país en esa área.

Maggi insistió en que el problema fue detectado solamente en 21 de las más de 4.000 plantas de producción de carnes que existen en el país y que son solo casos "puntuales", pero admitió la dificultad que existe para explicar el asunto en los mercados externos.

El ministro explicó que, hasta ahora, una decena de países han adoptado sanciones temporales, que implican la suspensión parcial o total del comercio cárnico con Brasil, y que la Unión Europea (UE) ha cancelado solo la exportación de las cuatro plantas sospechosas que operaban con el exterior.

Sin embargo, aclaró que a las 21 plantas salpicadas por el asunto ya se les suspendieron sus licencias y que el Ministerio brasileño de Agricultura adoptó esas sanciones en forma cautelar cuando tuvo conocimiento del caso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha