eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Buen clima y avances en las negociaciones entre la troika y Grecia

- PUBLICIDAD -

Las negociaciones entre la troika de acreedores internacionales y Grecia se retomaron hoy en Atenas en un "buen clima" y avanzan de manera "satisfactoria", aseguraron fuentes gubernamentales a medios locales.

Los representantes de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvieron hoy reuniones con los ministros griegos de Finanzas, Yannis Sturnaras, y de Trabajo, Yannis Vrutsis.

Con el responsable de economía abordaron en especial el presupuesto del año próximo, muy recortado.

El Gobierno insiste en que el agujero fiscal del próximo año es de unos 500 millones de euros, mientras que la troika habla de hasta 2.500 millones de euros y pide nuevas medidas de ajuste.

En una entrevista a la cadena de televisión Mega, el primer ministro griego, Andonis Samaras, reafirmó anoche que el Gobierno no tiene intención de aplicar nuevos recortes generalizados y señaló que "la sociedad griega no podría soportar nuevas medidas".

Recordó que la economía griega ha retrocedido en un 25 % desde que comenzó la crisis, lo que, sumado a los recortes de salarios y pensiones y los aumentos de impuestos, se ha traducido en una caída de ingresos para la población del 40 %.

"Hemos presentado un presupuesto, un proyecto. Hemos enviado los datos para demostrar que este proyecto es realista e insistimos en ello", dijo.

El problema básico consiste en que el Gobierno griego parte de la base de que el agujero es solo de 500 millones de euros, que se derivan fundamentalmente de la erosión de las arcas de la Seguridad Social y que es allí donde hay que buscar la solución.

De hecho, el agujero de la Seguridad Social fue el principal tema de la reunión de la troika con el titular de Trabajo.

Ambas partes acordaron continuar mañana a nivel técnico las negociaciones sobre las propuestas del ministerio, que pasan por aumentar y mejorar el cobro de las contribuciones.

Según las cifras oficiales publicadas este lunes, entre agosto y septiembre el número de empresas que se han atrasado en el pago de impuestos casi se triplicó, al pasar de 182.785 a 526.477, con una deuda total al Estado de 39.300 millones de euros.

Unas 200.000 empresas no han cotizado por sus empleados por un total de 700 millones de euros, una cifra que el Ministerio de Trabajo prevé que aumentará hasta los 1.000 millones hasta finales de año.

El departamento del Trabajo espera que con el endurecimiento de los controles, que entrarán en vigor a partir de mañana, se logre recuperar el 35 % de las deudas, lo que equivale a unos 350 millones de euros.

Las reuniones en el Ministerio de Economía estuvieron marcadas también por las protestas de funcionarios, que gritaron y corearon consignas contra los representantes de la troika.

Un hombre lanzó unas monedas al jefe de misión del FMI, Poul Thomsen, y, aunque erró en el tiro, fue detenido por la Policía.

Para mañana, las principales centrales sindicales del país han convocado a una huelga general contra los recortes y despidos, que será la quinta de este año.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha