eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE da primer paso para relajar normas de transporte de líquidos en aviones

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) ha dado un primer paso para rebajar las exigencias del transporte de líquidos en aviones, por lo que desde hoy las bebidas, aerosoles y geles comprados en aeropuertos de terceros países no serán confiscados al llegar a territorio comunitario, sino sólo escaneados en el control.

La CE explicó en un comunicado que los pasajeros podrán comprar líquidos en las zonas "duty-free" de los aeropuertos así como a bordo de aviones de aerolíneas no comunitarias sin que éstos les sean confiscados a su llegada a un aeropuerto de la Unión.

Hasta ahora si un usuario adquiría, por ejemplo, una botella de whisky en Hong-Kong y volaba hasta Bruselas haciendo escala en Helsinki, por regla general el líquido le era confiscado en los controles de seguridad de la capital finlandesa, ya que la UE no podía determinar si procedía de una fuente segura.

A partir de hoy, siempre que estos líquidos estén empaquetados en una bolsa de seguridad sellada, los pasajeros podrán llevarlos hasta su destino con el único trámite de que pasen por el escáner en el control de seguridad.

Éste es el primer paso para acabar con todas las restricciones al transporte de líquidos en 2016 según Bruselas, cuyo objetivo es obligar a que los aeropuertos escaneen todos los líquidos que atraviesen sus controles.

"La medida aumenta la seguridad y la hace más adecuada y simple", opinó la CE en el comunicado.

Por su parte, la delegación europea del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) aseguró que los operadores europeos están preparados para este cambio después de haber gastado 150 millones de euros para adaptarse él.

"Esto es parte de nuestra inversión para volver a los buenos viejos tiempos anteriores a 2006, donde no había restricciones a los líquidos, aerosoles y geles para todos los pasajeros", explicó en un comunicado Olivier Jankovec, director general de la organización que agrupa a 450 aeropuertos de 44 países europeos.

ACI explicó que seguirá colaborando con la CE para acabar con las limitaciones, aunque advirtió de que esto requerirá más avances en las tecnologías de escaneo, así como en términos de seguridad, viabilidad de las operaciones y facilidades para los pasajeros.

De momento, la medida puesta en marcha hoy se restringe solo a algunos productos para minimizar las molestias, y se irá ampliando conforme la CE evalúe el funcionamiento en esta primera fase.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha