eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

China y la UE lanzan las negociaciones sobre un esperado acuerdo de inversión

- PUBLICIDAD -

China y la Unión Europea anunciaron hoy, al término de su decimosexta cumbre bilateral, el inicio de las negociaciones sobre un acuerdo de inversión bilateral que busca aumentar las aún modestas cifras mejorando el acceso a los mercados.

"Estas iniciativas impulsarán significativamente el comercio y la cooperación económica", declaró el primer ministro chino, Li Keqiang, al realizar el anuncio frente a la prensa en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín, sede del Legislativo de China.

Flanqueado por los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, Li aseguró que también "se está explorando un posible acuerdo de libre comercio", aunque no especificó fechas ni más detalles sobre el mismo.

El inicio de las negociaciones ya había sido anticipado en los días previos a la cumbre tanto por la parte china como por la europea, y se espera que sirvan para explotar el potencial de inversiones y el comercio bilateral entre ambos bloques.

Pese a ser China el segundo socio comercial de la UE, las inversiones del conjunto europeo en el país asiático (incluyendo Hong Kong) representaron un ajustado 2 por ciento (17.500 millones de euros) del total de sus operaciones extranjeras en 2011.

El porcentaje de inversión directa de China que llega a la UE es similar (un total de 3.200 millones de euros en 2011), aunque está creciendo de forma más rápida que a la inversa.

El primer ministro chino dijo hoy que "otro de los objetivos es aumentar el comercio bilateral a 1 billón de dólares para 2020", y especificó que para ello China aumentará la exportación de productos de alta tecnología.

En 2012, China y la UE registraron un comercio bilateral de 483.500 millones de euros (alrededor de los 650.000 millones de dólares), con las exportaciones del gigante asiático a Europa cuantificando más de la mitad de la cifra total.

"Se trata de un plan sin precedentes", dijo Li, y añadió que ambas partes han acordado "mantener sus mercados abiertos, oponerse al proteccionismo y gestionar las disputas a través del diálogo y la consulta".

China y la UE han mantenido varios enfrentamientos comerciales en los últimos años, entre otros por presuntas prácticas desleales en la exportación de paneles solares a la Unión -conflicto que se resolvió el pasado verano- o por la supuesta venta de vino europeo hasta un 20 por ciento más barato -asunto aún pendiente de resolverse-.

En su intervención, Van Rompuy afirmó que "el comercio y las inversiones son asuntos prioritarios en nuestra agenda", y añadió que "la transparencia y la confianza en la aplicación de la ley en ambas partes son esenciales para que los negocios triunfen".

El presidente del Consejo Europeo también dijo que, durante su encuentro con los líderes chinos (ayer él y Barroso se reunieron con el presidente, Xi Jinping), "les he hablado de nuestras preocupaciones por los derechos humanos, sobre todo acerca de asuntos como las minorías étnicas o la libertad de expresión".

Sin ofrecer más detalles sobre la respuesta china (en una conferencia en la que no se admitió el turno de preguntas), Van Rompuy manifestó la bienvenida europea a las reformas recientemente aprobadas por el Partido Comunista Chino, que, según dijo, "contribuirán a mejorar la situación de los derechos humanos".

Entre otras, la formación anunció el pasado viernes el fin de los campos de reeducación y la relajación de la política del hijo único, que ha acarreado masivos abortos y esterilizaciones forzosas desde su puesta en práctica en los años cincuenta.

Uno de los puntos fuertes de las reformas chinas, la urbanización del país, también ha sido tema de debate entre ambas partes, sobre todo en una cumbre paralela China-UE en Pekín sobre desarrollo urbano en la que se trataron temas como la colaboración energética y medioambiental.

Antes de la comparecencia de Li y los líderes europeos, sendos bloques suscribieron una declaración conjunta sobre energía y dos acuerdos sobre agricultura y propiedad intelectual.

Cuando se marca el décimo aniversario de la cooperación estratégica entre China y la UE, Barroso aseguró en su intervención que la cumbre "también es especial porque ambos nos encontramos en un punto de inflexión, reforzando nuestro compromiso con las reformas".

"En Europa -dijo- estamos reformando nuestra economía de mercado para que se adapte mejor al mundo de hoy".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha