eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una alternativa al tráfico restringido: los coches limpios de usar y dejar

Emov ha sido el último servicio en llegar a Madrid donde ya funcionaba Car2Go aunque solo dentro de la M-30

Para distancias más largas están los llamados coches de uso compartido, como Respiro y Bluemov que llegan a otras ciudades españolas

También proliferan las plataformas para alquilar coche entre particulares

- PUBLICIDAD -
Madrid estrena un nuevo servicio de coche eléctrico compartido con 4.000 altas

Madrid estrena un nuevo servicio de coche eléctrico compartido. EFE

El coche de uso compartido, que en el mundo anglosajón se conoce como carsharing, cada vez tiene más usuarios y cada vez más compañías lo ofrecen en España. A diferencia de Blablacar, el carsharing no comparte los gastos de un viaje sino el uso de un mismo automóvil por varios usuarios en diferentes momentos y de forma privativa. A diferencia del tradicional alquiler de vehículos, el coche compartido es más flexible, se puede hacer por horas, y con las nuevas tecnologías permite incluso rentar entre propietarios con la única intermediación de una app. En Blablacar se comparten los gastos del viaje pero en el carsharing se alquila el coche para usarlo por el tiempo y el destino a voluntad del arrendador y corriendo con todos los gastos. Además se puede elegir matrícula y modelo eléctrico o híbrido.

La mezcla entre una mayor preocupación para evitar la contaminación, la mejora de la tecnología para desarrollar apps junto con los comportamientos de los millennials que cada vez compran menos coches han dado alas a este negocio. El protocolo anticontaminación de Madrid pone servicios como estos en el punto de mira de los usuarios. Pero el problema de la polución se extiende a otras ciudades (Gijón, Barcelona) y abre la puerta a que otros muchos usuarios se planteen esta opción como la que mejor conjuga economía y ecologismo en el medio y largo plazo.

Desde que en el año 2000 Robin Chase fundara Zipcar, la empresa pionera de carsharing, se han desarrollado varias compañías e incluso los fabricantes se han apuntado a esta tendencia. En la última semana se ha lanzado en Madrid el servicio E-mov del grupo PSA (que engloba marcas como Peugeot y Citroen) que se suma al que ya ofrecía Car2Go, filial de Daimler.

Estos servicios sirven para desplazarse dentro de la M30 de Madrid con vehículos eléctricos, pero hay otras compañías que disponen de coches de alquiler para trayectos más largos e incluso que no tienen una flota propia sino que alquilan coches entre particulares. Este último modelo permite una mayor capilaridad del servicio y acceder a localidades más pequeñas que podrían no tener interés para las grandes compañías por no ser rentables. Para días en los que se active el protocolo anticontaminación este servicio cotiza al alza. Desde Respiro comentan que el 29 de diciembre se agotó en Madrid el alquiler de coches con matrícula impar y que también quedaban libres muy pocos coches eléctricos o híbridos.

Según las cifras que maneja el sector, cada coche compartido supone la eliminación de unos 15 o 20 coches privados. Estas son las ventajas e inconvenientes.

Coches eléctricos de ciudad

Car2Go y Emov son los dos servicios que pueden utilizarse dentro de la almendra central de Madrid. El precio por utilizarlos es de 0,19 euros por minuto y se puede utilizar una tarifa fija diaria de 59 euros. Para utilizarlos hay que registrarse en la web y en el caso de Car2Go validar la inscripción en uno de los puntos presenciales. El servicio de Emov tiene actualmente un código promocional por el que es gratuita la inscripción hasta el 31 de enero y se regalan 30 minutos. En el caso de Car2Go, la inscripción son nueve euros y con ella se obtienen 15 euros de crédito. En ambos casos, los vehículos se pueden aparcar en las plazas de estacionamiento de regulados (SER) sin tener que pagar. En ambos servicios se puede consultar dónde hay coches estacionados a través de la app, el seguro está incluido y los servicios de las plataformas se encargan de cargarlos (Car2Go hay que dejar con un mínimo de 20% de batería). La principal restricción es la zona para moverse: dentro de la M-30.

Coches para fracciones de tiempo

Existen otras plataformas con una función que se asemejan más a las tradicionales empresas de alquiler de coches, pero que se alquilan por fracciones reducidas de tiempo. Son compañías que tienen flotas de automóviles aparcados en diversos aparcamientos de la ciudad. Es un servicio pensado para gente que no tiene vehículo, pero que puede necesitarlo puntualmente. Este es el caso de Avancar, Bluemove, Respiro o ClickCar. Son plataformas con aplicaciones móvil para poder ver cuál es la disponibilidad de vehículos en cada aparcamiento, que permiten reservarlo desde el propio teléfono móvil. Para acceder a ellos se hace con una tarjeta que funciona como llave, en el caso de Respiro sirve con la Tarjeta de Transportes.

Para utilizar estos servicios hay que registrarse y pagar una cuota mensual de la que dependerá la tarifa por hora. En el caso de Avancar hay tres planes: light (1 euros al mes y desde 5 euros a la hora), smart (5 euros al mes y desde 2,5 euros a la hora) y star (10 euros al mes y desde 1,5 euros a la hora). El precio por hora que se detalla es el más bajo, pero este depende del modelo de vehículo que se elija. Por ejemplo, en el caso de alquilar un Audi A4 en Barcelona (donde tiene mayor oferta de vehículos) la tarifa por hora en el plan light es de 10 euros entre semana y de 11 euros los fines de semana.

En el caso de Bluemove, las tarifas por hora varían en función de cada ciudad y hay que tener en cuenta la categoría del vehículo así como el plan al que está suscrito el usuario. La empresa ofrece tres diferentes: uno de prueba para tres meses, otro con una cuota mensual y otro sin cuota. En Madrid, la tarifa más barata es desde 2 euros a la hora frente a los 2,5 euros de Sevilla y Barcelona; unas cifras a las que hay que sumar 0,25 euros por kilómetro durante los primeros cien y 0,18 euros a partir de ese momento.Por su parte, Respiro tiene tres planes distintos: frecuente (5 euros al mes, 2 euros a la hora y 0,27 euros por kilómetro a partir del kilómetro 11), trimestral (6 euros al trimestre, 3 euros a la hora y 0,27 euros por kilómetro desde el primer kilómetro) y anual (sin cuota, 6 euros por hora y 0,28 euros por kilómetro desde el primer kilómetro).

ClickCar es el servicio de coche compartido disponible en Bilbao con tres tipos de tarifa. La compañía ofrece la tarifa 5 (con una cuota mensual de cinco euros, una fianza de 100 euros, para dos conductores y un precio por hora de 3,5 euros en la categoría economy), la tarifa 10 (con una cuota mensual de 15 euros, una fianza de 100, para dos conductores y un precio por hora de 2,65 euros a la hora) y la tarifa  25 ( con una cuota mensual de 15 euros, una fianza de 100, para dos conductores y un precio por hora de 2,65 euros a la hora). En el caso de las dos últimas, la diferencia de tarifas se nota en el alquiler del coche por un día, ya que en el plan 15 cuesta 41,25 euros y en el plan 25 hay que pagar 40 euros.

Estos servicios permiten usar el coche fuera de Madrid y pernoctar. La única condición es que el final del trayecto sea en uno de los párking de la red.

Carlos es un ejemplo de estos treinteañeros en España, en los últimos años ha vivido en Madrid y Barcelona donde los principales trayectos del día a día los realizaba en transporte público y no necesitaba tener vehículo en propiedad, para los imprevistos utilizaba un servicio de carsharing. "Hay momentos en los que un vehículo se vuelve una necesidad: desde una urgencia, hasta un compromiso en las afueras, en zonas para las que haya menos accesibilidad", cuenta. "Saber que puedo disponer de un vehículo cerca de mí en cualquier momento es ya un beneficio: estoy más tranquilo. Pero lo que más valoro es la experiencia de usuario: gestiono por mi móvil,  no pago parking ni gasolina y el coche siempre está en buen estado. También me gusta el hecho de poder elegir un vehículo en cada ocasión. Por ejemplo, cuando vamos a Ikea reservamos una furgoneta por casi el mismo precio para transportar nosotros mismos los muebles", añade.

Coches entre particulares

Existen también varias plataformas que lo que permiten es alquilar los coches entre particulares. Estas plataformas lo que hacen es poner en contacto a los particulares que quieren alquilar un coche con propietarios de automóvil. El precio varía en función del modelo, el tipo de vehículo y el kilometraje. En el caso de estas plataformas, existen más ciudades donde están disponibles ya que no depende de una compañía que tenga que poner una flota allí sino de un particular que quiera alquilar su propio vehículo. Estas plataformas cuentan con un seguro para realizar este servicio.

Por ejemplo, si queremos alquilar un vehículo tipo berlina en Salamanca entre el miércoles 18 de enero a las 10:00 y el viernes 20 de enero a las 11:30. En la plataforma de Drivy, una compañía francesa que llegó en 2015 a España, encontramos varias opciones desde un Mercedes Benz a 83 euros hasta un BMW a 93 euros por el total de los días. Si miramos en Amovens para alquilar un coche entre el 24 de enero y el 26 de enero en Oviedo, vemos que hay varias opciones que varían entre los 16 euros diarios de un Kia Rio y los 29 euros de un Opel Corsa. En el caso de esta plataforma, el precio del alquiler incluye 150 kilómetros para el primer día, y un numero de kilómetros menor por día, a partir del segundo día. Esta compañía incluye dentro del precio final la tarifa por intermediación.

Al funcionar como una red social es posible preguntar al dueño del vehículo por la matrícula y elegir si se laquila un modelo eléctrico o híbrido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha