eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Díaz Ferrán permanecerá en el juicio de las tarjetas pese a alegar enfermedad

- PUBLICIDAD -

El expresidente de la patronal española CEOE Gerardo Díaz Ferrán deberá asistir a todas las sesiones del juicio por las tarjetas "opacas" de Caja Madrid tras recibir una valoración satisfactoria del médico forense, que ha descartado cualquier tipo de "alteración psíquica o física" alegada por su abogado en la jornada previa.

De este modo, la sala ha desestimado la petición del que fuera presidente del grupo turístico Viajes Marsans, acusado junto a otros 64 usuarios de las tarjetas de apropiarse de forma continuada del patrimonio de la extinta caja, cuya defensa alegó una precaria situación de salud para eludir su presencia en las vistas.

Díaz Ferrán protagonizó una de las imágenes del mediático juicio, que arrancó ayer en la sede de la Audiencia Nacional en la localidad madrileña de San Fernando de Henares, tras acceder al recinto en un furgón de la Guardia Civil directo desde la cárcel de Soto del Real, donde cumple varias condenas relacionadas con su gestión al frente de Marsans desde 2012.

No es la primera vez que la salud del expresidente de la CEOE marca sus presencias ante la justicia, después de que el pasado noviembre un problema de audición obligase a la sección cuarta de la sala de lo Penal, la misma que hoy lo enjuicia, a suspender hasta enero las sesiones del caso de apropiación indebida del dinero de los clientes de la empresa turística.

Un juicio en el que también se sucedieron otras escenas, como la vivida la jornada inaugural cuando Díaz Ferrán solicitó a la presidenta de la sala, Teresa Palacios, permiso para acudir al baño "por la próstata" en varias ocasiones.

El de las tarjetas "opacas", es el cuarto juicio al que se enfrenta en la Audiencia Nacional, un proceso en el que se le imputan gastos de cerca de 94.000 euros, como muestra la hoja de cálculo excel validada por Bankia, heredera del negocio de la antigua Caja Madrid, y a la que la defensa del empresario calificó de "chapuza hecha por un mero colegial" con multitud de errores y "sin validez a nivel formal".

El expresidente de la patronal ya fue condenado a 5 años y medio de cárcel y al pago de 1,2 millones de euros por el vaciamiento patrimonial de Marsans.

Una pena a la que se suman los 2 años y 2 meses por el fraude a Hacienda en la compra de Aerolíneas Argentinas por Air Comet y los dos años dictados por la sentencia del pasado febrero como autor del delito de apropiación indebida de 4,4 millones abonados por sus clientes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha