eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Energía dice que cualquier decisión en energía nuclear condicionará políticas

- PUBLICIDAD -
Energía dice que cualquier decisión en energía nuclear condicionará políticas

Energía dice que cualquier decisión en energía nuclear condicionará políticas

El secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, ha dicho hoy que cualquier decisión que se tome sobre la energía nuclear en España condicionará el resto de medidas de política energética que se adopten, dado su elevado peso en el suministro y a ser la única fuente estable que no emite CO2.

Navia, que ha intervenido en la presentación del anuario estadístico de BP correspondiente a 2016, se ha referido a las cuestiones fundamentales que tiene que abordar España a la hora de afrontar la transición energética, que se analizarán en la elaboración de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Ha indicado que también se analizará el papel de los combustible fósiles, pues aunque su consumo se irá reduciendo para llegar al objetivo de descarbonización fijado para 2050, hay que ver que cómo se irán sustituyendo en la fase de transición, pues, según Navia, durante la misma "tienen un papel que jugar y jugarlo con las condiciones adecuadas".

Respecto a las renovables, ha indicado que conviene tener el "mayor grado de ambición posible" en su incorporación, sin que eso afecte a la competitividad de la economía del país y habilitando mecanismos de mercado que permitan tener fuentes de suministro de respaldo para cuando no puedan producir, además de ejecutarse las interconexiones con Europa.

También ha señalado que habrá que analizar qué papel se da a la energía nuclear, pues su peso en la demanda de energía global es elevado y es "la única fuente energía gestionable estable sin emisiones de CO2", por lo cual lo que se decida sobre ella condicionará el resto de medidas de política energética.

Navia ha señalado que el sector energético, a diferencia, por ejemplo, de la banca o las tecnologías de la información, sí que tiene fijados unos objetivos a largo plazo, en concreto para 2050, que le obligan a cambiar el paradigma con el que ha venido funcionando, en el que el crecimiento económico iba siempre ligado a un mayor consumo de energía, y ahora tendrá que ir a un modelo más complicado.

Además, ha señalado que la transición tecnológica en materia de energía ya no es controlable desde la política energética, que sólo puede orientar su desarrollo, pues ya se ha superado la fase en la que las nuevas tecnologías de generación de energía necesitaban apoyo público para implantarse.

Navia ha considerado que España se encuentra en un buen punto de partida para hacer su planificación energética para los próximos año, pues en materia de renovables está en condiciones de cumplir los objetivos que se marcó para 2020 de que en esa fecha el 20 % del consumo procediera de fuentes renovables y tiene unos sistemas energéticos "equilibrados financieramente".

Ha dicho que esto permite "planificar con más tranquilidad" que si persistiera el déficit de tarifa que hubo, aunque ha señalado que sigue existiendo el problema de los elevados costes energéticos que tiene España con respecto a su entorno, que condicionan las políticas a futuro.

En este sentido, ha recordado que el Gobierno está comprometido en no incrementar los costes regulados y, en la medida que haya margen, irlos reduciendo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha