eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España dice que será "constructiva" en búsqueda de solución en banca italiana

- PUBLICIDAD -

El ministro español de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, aseguró hoy que el país será "constructivo" en la búsqueda de una solución para las entidades italianas más frágiles y "puso en valor" los esfuerzos hechos en España para sanear el sector.

A su llegada a la reunión con sus homólogos de la Unión Europea en el Ecofin, De Guindos aseguró que no trató "nada de los bancos italianos" con sus colegas de la eurozona este lunes, pese a que la cuestión estuvo muy presente en las declaraciones públicas de varios responsables comunitarios y nacionales.

"No se trató nada de los bancos italianos, es curiosa la falta de conexión de lo que se opina fuera y lo que se habla dentro", dijo hoy De Guindos.

Aseguró que ha estado en "bastante contacto" con su homólogo italiano, Pier Carlo Padoan, del que dijo que "está haciendo un planteamiento que es bastante constructivo" respecto a las soluciones que Roma baraja para sanear su sistema bancario, sobre lo que mantiene conversaciones con Bruselas.

"Y por supuesto que el Gobierno español también será constructivo", añadió De Guindos, quien dijo también que "lo que hay que poner en valor es el esfuerzo realizado en España" en el sector bancario.

"Nosotros incrementamos las provisiones por 86.000 millones de euros, inyectamos capital con el programa de asistencia financiera por 40.000 millones de euros, y creamos el banco malo. Hoy en estos momentos la banca española no genera ningún tipo de duda", dijo.

Recalcó, además, que el último banco privado en Europa que levantó capital en los mercados fue un banco español -el Banco Popular- que logró 2.500 millones.

"Esto es una señal inequívoca de que la banca española no genera ningún tipo de duda en estos momentos", apuntó De Guindos.

"Y con respecto a la banca de otros países, estamos por ayudar, sabemos la importancia de tener un sistema saneado desde el punto de vista de la recuperación económica, y por lo tanto seremos constructivos desde el punto de vista de la búsqueda de una solución", añadió.

El gobierno liderado por Matteo Renzi ha explorado la opción de inyectar dinero público en las entidades más débiles, una opción que, de no cumplir una serie de estrictas condiciones, iría en contra de las normas comunitarias de ayudas de Estado y de resolución bancarias.

Las reglas europeas sobre rescates bancarios persiguen que se lleven a cabo la reestructuración o liquidación ordenada de bancos en quiebra sin que los contribuyentes se vean afectados, lo que implica recurrir al llamado rescate interno o bail-in, es decir, aplicar pérdidas en los accionistas y acreedores antes de tener que recurrir a fondos públicos, algo que Roma trata de evitar.

Padoan aseguró este lunes que el Gobierno italiano "está trabajando para predisponer instrumentos preventivos que serán usados solo si son necesarios", unas herramientas que dijo que serán compatibles con las normas europeas.

En cualquier caso, aseguró que "los ahorradores serán salvaguardados por el Gobierno italiano" y que Roma sigue manteniendo contactos con la Comisión Europea al respecto, unos intercambios que dijo que seguían siendo "positivos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha