eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gobierno y administraciones, perdidos con el 'crowdfunding'

El micromecenazgo lleva más de dos años funcionando y creciendo en España pero todavía no hay una legislación específica que lo regule

Países como Alemania, Reino Unido, Bélgica o Francia han avanzado planes para su regulación. Italia ya dispone de legislación específica y la Comisión Europea concretará algo a principios de 2014.

Profesionales del sector señalan que algunas modalidades como la de préstamos o la de inversiones son inviables sin una regulación específica.

29 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Los intereses de la deuda lusa siguen al alza por encima del 7 por ciento

El micromecenazgo permite la participación ciudadana en proyectos con escasa financiación

“Cuando una persona tiene intención de hacer una aportación a través de crowdfunding y se acerca a una Administración pública para preguntar cómo debe tributar por ese dinero se asustan, en la mayoría de los casos no tienen ni idea de qué les están hablando”, está es la situación que se produce según Gregorio López, miembro de la plataforma Lánzanos.com que se dedica a preparar campañas de financiación colectiva para proyectos culturales.

“Existen muchos agujeros y vacíos fiscales en la economía colaborativa”, cuenta Olivier Schulbaum, miembro de la plataforma de crowdfunding Goteo.org. “Estamos ante un caso donde la ciudadanía se ha adelantado a las leyes, Hacienda no sabe del tema y obtenemos respuestas diferentes para casos similares”, añade. Ángel González, consultor de financiación colectiva y cofundador de Universocrowdfunding.com, señala que “no existe unificación de criterios, en cada Comunidad Autónoma te encuentras un régimen fiscal diferente para los mecenas que financian los proyectos”. Básicamente, este sistema de micromecenazgo financia proyectos a través de las pequeñas aportaciones que realizan ciudadanos a través de Internet.

Aunque no existen datos concretos de cuánto dinero mueve la financiación colectiva, la iniciativa Yo apoyo el crowdfunding sostiene que "en España hay más de 50 plataformas, existen cientos de proyectos y las cantidades recaudadas han superado los millones de euros". Para Olivier Shulbaum de Goteo.org "estos datos hablan de la solidaridad que existe en España a pesar de la crisis y de que todavía mucha gente no entiende este tipo de donativos o aportaciones a través de Internet como sí entienden que se haga en mano".

A pesar de estos números, no existe ningún tipo de regulación ni legislación específica para el crowdfunding. Es por ello que la principal motivación de la campaña Yo apoyo el crowdfunding, que engloba a las principales formaciones dedicadas al micromecenazgo, sea exigir al Congreso de los Diputados, especialmente a la Comisión de Cultura encargada de la Ley de Mecenazgo, a encargados de la Ley del Emprendedor y también a los diversos ministerios implicados, una regulación específica para el crowdfunding que permita desarrollar todo el potencial de esta nueva forma de financiación colaborativa. Las medidas que piden están encaminadas a introducir rebajas fiscales y planes de fomento y apoyo a un nuevo sistema de financiación que subrayan "es de utilidad pública y produce un bien en la sociedad".

Miembros de plataformas y consultoras de crowdfunding no contemplan que España vaya a tener una legislación específica a corto plazo. Lo único que existe son tímidos acercamientos entre el Ministerio de Industria y algunas plataformas. Con todo, como la materia es muy transversal parece que será finalmente Hacienda la que tome las riendas de la nueva normativa.
Eldiario.es se ha puesto en contacto con los diferentes ministerios implicados en la materia como Cultura, Hacienda o Industria y no ha recibido ninguna respuesta.

Además, el Gobierno ha encargado un informe sobre crowdfunding a una consultora que algunos miembros del sector coinciden en que no tiene ninguna experiencia en la materia para la que ha sido contratada y se le ha pagado unas cantidades demasiado altas para su cometido. Desde Universocrowdfunding.com señalan que legisladores de Italia y Portugal se han puesto en contacto con ellos para interesarse por el fenómeno y pedir consejo a la hora de legislar.

Sin embargo, desde España no ha habido ningún tipo de acercamiento por parte de políticos o legisladores. Esta misma web de información y consultoría en financiación colectiva lamenta que el Gobierno investigue y pida asesoramiento a una plataforma de crowdfunding de Estocolmo mientras que en España este fenómeno es donde más se está moviendo.

Situación del crowdfunding fuera de España

La preocupación por la regulación financiera de este tipo de financiación ha hecho que incluso la CNMV (el supervisor del mercado en España) se haya interesado por la materia, aunque por el momento se desentienden ante la poca aportación dineraria que se hace en este tipo de recaudaciones. El boletín internacional de la CNMV señala que varios países como Francia, Reino Unido, Bélgica o Alemania ya tienen planes avanzados para implementar una legislación que aborde las necesidades específicas del crowdfunding. Italia es el primer país que ya dispone de legislación específica. La Comisión Europea ha manifestado a través de su comisario para el Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, que a principios de 2014 habrá una normativa al respecto. En España la única noticia conocida es que podría entrar en el borrador de la Ley de Mecenazgo que el Gobierno prepara para final de año.

Ángel González, consultor de crowdfunding, señala que no sólo debería pensarse en la Ley de Mecenazgo ya que existe crowdfunding de diferentes tipos. “En la Ley de Mecenazgo sólo podría entrar el crowdfunding de donaciones pero existen otros menos conocidos en España que están por desarrollar como el de préstamos o el de inversión. En este caso se necesitaría legislar en la Ley de Emprendedores”, aclara. "Sin una regulación específica, las trabas burocráticas que existen en la actualidad hacen el crowdfunding de inversiones y de préstamos inviable". González concluye que "una regulación sería muy beneficiosa porque aportaría seguridad para el mecenas, daría unos protocolos de actuación, y regularía las desgrabaciones por estos proyectos, algo que también supondría un impulso".

La iniciativa Yo apoyo el crowdfunding estima que “en el año 2011 se recaudaron 1,470 millones de dólares en el mundo vía crowdfunding, mientras que en 2012 casi se duplica esa cantidad llegando a los 2,806 millones de dólares, estimándose que durante éste 2013 el porcentaje se volverá a duplicar, animado el sector por las múltiples legislaciones que se están poniendo en marcha en diversos países”.

Logo de la campaña #Yocrowdfunding

apoyo crowdfunding

Una nueva forma de empoderamiento ciudadano

Existen fundamentalmente cuatro tipos de crowdfunding en la actualidad: de recompensas, de donaciones, de préstamos y de inversiones. Los dos primeros están más extendidos en España y permiten financiar proyectos sin recibir nada a cambio (donaciones) o recibiendo un producto del proyecto que financió una vez terminado (recompensas). Los otros dos casos según Ángel González, consultor en crowdfunding, "van más allá y suponen una revolución en cuanto al poder de la economía colaborativa". El crowdfunding de préstamos es una forma en la que la gente puede pedir crédito, una determinada plataforma evalúa el riesgo y en función de ello se hace una campaña de crowdfunding dónde los micromecenas pueden aportar un dinero para financiar el crédito y obtendrían un determinado interés. La diferencia de este tipo de créditos a los que ofrecen los bancos esque tanto el beneficio del mecenas como el riesgo por impagos se reparte entre todos los financiadores. El último caso también sería según González una forma importante de “empoderamiento de la ciudadanía”. Cualquier emprendedor que quiera llevar a cabo un proyecto saca unas acciones que podrían ir desde cantidades muy pequeñas (20 euros) a través de una campaña de crowdfunding y la comunidad de mecenas online se convierten en pequeños accionistas donde también está muy repartidos tanto los beneficios como los riesgos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha