eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Mercedes-Benz 300 SL Roadster cumple 60 años

- PUBLICIDAD -
El Mercedes-Benz 300 SL Roadster cumple 60 años

El Mercedes-Benz 300 SL Roadster cumple 60 años

El 300 SL Roadster de Mercedes-Benz, presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra (Suiza) en marzo de 1957, cumple 60 años, en los que se ha convertido en uno de los clásicos más codiciados de la marca de la estrella.

Este descapotable biplaza (cuya denominación interna es W 198) siguió el éxito del 300 SL Coupé "alas de gaviota", que se construyó a partir de 1954.

Según recuerda Mercedes-Benz, el 300 SL Roadster tuvo una acogida muy buena en el mercado de Estados Unidos, donde la demanda de descapotables era alta (de 1.400 unidades que fabricó la marca alemana, 800 se exportaron al citado mercado).

En el caso del 300 SL Roadster, se construyeron 1.858 unidades. Desde 1958 fue posible adquirir un techo rígido para el vehículo.

El motor que le propulsó inicialmente fue un 3 litros de gasolina de 6 cilindros en línea con 215 CV, que luego fue sustituido en la primavera de 1962 por un bloque de aluminio 44 kilogramos más ligero.

El 300 SL Roadster continuó con la tradición deportiva del 300 SL racing car (W 194) iniciada en 1952. De hecho, destaca la marca, dos vehículos conocidos como 300 SLS fueron diseñados sobre la base del descapotable para competir en el campeonato de Estados Unidos.

Para adaptarlos a la competición se les redujo el peso en 337 kilogramos y se aumentó la potencia hasta 235 CV.

En noviembre de 1958, un 300 SL Roadster de serie con la relación más larga disponible (i=3,25) alcanzó una velocidad punta de 242,5 km/h en la autopista alemana que une Múnich con Ingolstadt. Montaba un parabrisas de carreras y el asiento del copiloto iba cubierto.

El 8 de febrero de 1963, el último de los 1.858 300 SL Roadster fabricados salía de la planta germana de Sindelfingen.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha