eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Miles de personas rechazan bajo la lluvia el plan de reestructuración de NCG

- PUBLICIDAD -

Varios miles de personas han recorrido las calles de Santiago, muchos momentos bajo una intensa y persistente lluvia, para mostrar su rechazo al plan de reestructuración previsto para Novagalicia Banco.

El plan para este banco nacionalizado, fruto de la fusión en su día de Caixanova y Caixa Galicia, supondría el despido de 2.508 trabajadores de la entidad financiera y el cierre de 327 oficinas hasta 2017, fecha tope, además, para que el banco sea subastado.

La marcha ha sido convocada por los seis sindicatos con representación en la entidad y apoyada por los grupos de la oposición en el Parlamento gallego, BNG, AGE y PSdeG, así como por los trabajadores de la obra social de Novacaixagalicia, entre otros colectivos.

Al frente de la manifestación marchaban representantes de las seis formaciones sindicales con una pancarta con el lema de la marcha: "No al plan de reestructuración de NCG banco", mientras que durante todo el recorrido se han escuchado gritos de "Castellano, dimisión", en alusión al presidente ejecutivo del banco o "Somos trabajadores y no estafadores".

Clodomiro Montero, del sindicato CIG, ha calificado antes del inicio de la marcha de "fraude social" el plan presentado por la empresa y ha reclamado un nuevo plan de reestructuración "sostenible, social y laboralmente" porque este "no vale".

También ha señalado que "echa de menos a algunos compañeros concretos", en la manifestación entre ellos, ha dicho, "el cuñado de Feijóo" y "la compañera de Rafael Louzán". "No sabemos si los del PP no vienen porque saben que los suyos no van a ser despedidos o porque no están aquí. El resto estamos todos aquí para defender el puesto de trabajo".

También Carlos Peso, del sindicato CSICA, ha indicado que "dos mil trabajadores ya están allá -despedidos o prejubilados- en los tres EREs precedentes a este cuarto" que la empresa quiere poner en marcha.

Abel Losada, portavoz parlamentario del PSdeG, ha cargado contra la gestión del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que "incentivó la fusión, engañó a los ciudadanos, hurtó información al Parlamento avalando una auditoría que ahora se ve que era falsa" y cuando las cosas vienen "mal, está literalmente desaparecido".

Losada ha dicho que su grupo defiende los puestos de trabajo en el sistema financiero gallego pero también ha dicho que acude a la manifestación por otros problemas relacionados, como la exclusión financiera que se producirá en muchos ayuntamientos, la posible desaparición de la obra social y la "estafa" de las preferentes.

El portavoz del BNG en el Parlamento, Francisco Jorquera, ha denunciado "lo que puede ser la consumación del expolio del ahorro gallego" y también ha incidido en los aspectos relacionados mencionados por Losada.

Jorquera ha criticado la "venta a precio de saldo" de las instituciones de crédito que quedan en Galicia como la consumación de la pérdida de un sector financiero propio "imprescindible para la financiación de la economía productiva" de la comunidad.

Además, ha reclamado la creación de un banco público gallego y ha reiterado sus críticas a la socialización de las pérdidas de la entidad "para luego vender a precio de saldo a inversionistas privados el ahorro público gallego".

Durante el recorrido, en un coche que encabezaba la marcha, una persona iba señalando las consignas que repetían después los manifestantes: "Recortes y despidos para los directivos" y "Clientes y personal afectados por igual" o "Feijóo, no fue una fusión una demolición".

Los seis sindicatos con representación en la entidad firmaron un manifiesto conjunto en el que denuncian que "el conjunto de la sociedad asumirá las pérdidas derivadas de la mala gestión de las direcciones, con la complicidad de la Xunta, Banco de España, Gobierno central y Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), transformándose la deuda privada en deuda pública, al tiempo que se privatizan los futuros beneficios".

Además, el manifiesto también apuntan a una "marginación financiera" por el cierre de oficinas en el rural y la "incautación del patrimonio acumulado por los ahorros de miles de gallegos" por la valoración negativa de la entidad, fijada en -3.091 millones de euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha