eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PIB francés creció un 0,6 % en el primer trimestre, más de lo esperado

- PUBLICIDAD -
El PIB francés creció un 0,6 por ciento en el primer trimestre, más de lo esperado

El PIB francés creció un 0,6 por ciento en el primer trimestre, más de lo esperado

La economía francesa, que se había estancado en los tres últimos meses de 2014, creció un 0,6 % en el primer trimestre de 2015, gracias sobre todo al tirón del consumo, un ritmo superior al esperado que va a permitir al Gobierno revisar al alza sus previsiones para este año.

El Instituto Nacional de Estadística (Insee), que había anticipado una subida del 0,4 % entre enero y marzo, al presentar hoy el dato destacó que el principal factor de esa evolución fue la progresión del 0,8 % del consumo.

Se trata de la progresión trimestral más fuerte constatada en Francia desde la primavera de 2013.

"Esta primera cifra es muy alentadora", declaró a la prensa el ministro de Finanzas, Michel Sapin, quien en una primera valoración del Gobierno subrayó que sus perspectivas para el conjunto de 2015 han quedado "claramente confortadas".

El Ejecutivo había indicado hasta ahora que esperaba un incremento del producto interior bruto (PIB) de al menos el 1 % este año, y la Comisión Europea revisó al alza a comienzos de mes sus expectativas para Francia al 1,1 %, la misma cifra que había calculado en marzo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El Banco de Francia, por su parte, en su informe mensual de coyuntura publicado ayer calcula que en el segundo trimestre la subida del PIB será del 0,3 %.

La fortaleza del consumo entre enero y marzo tuvo que ver, en particular, con el dinamismo en los gastos en energía ante un invierno que tuvo unas temperaturas en torno a las normales después de un fin de 2014 muy suave, explicó el Insee.

También tuvo una evolución muy positiva la venta de bienes fabricados (1,4 % en el trimestre), gracias sobre todo al automóvil.

Las inversiones fueron la otra cara de la moneda, ya que cayeron un 0,2 % (un retroceso, sin embargo, inferior al de los tres trimestres precedentes), con una especial contracción en la construcción, que no pudo ser compensada por el aumento en los productos manufacturados.

Al final, la demanda interior en total aportó cinco décimas al alza del PIB.

El sector exterior tuvo un impacto negativo de cinco décimas, por la aceleración de las importaciones (2,3 %) a un ritmo superior al de las exportaciones (0,9 %).

Por su parte, las variaciones de existencias de las empresas contribuyeron con cinco décimas al PIB.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha