eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sacyr y OHL afloran en Chile la alianza que se fragua para terminar el Canal de Panamá

Presentan una oferta conjunta para construir el cierre de la autopista Américo Vespucio en Santiago de Chile por 750 millones, cuya subasta se realiza el martes

El interés de Pemex en tomar una posición relevante en Repsol de la mano de Villar Mir añade otro punto de conexión con Sacyr, dueña del 9,38% de la petrolera

- PUBLICIDAD -
Sacyr y OHL se alían para pujar por una autopista en Santiago de Chile por 713 millones de euros

Sacyr y OHL se alían para pujar por una autopista en Santiago de Chile por 713 millones de euros.

La apertura de las ofertas para construir el cierre de la autopista Américo Vespucio, con un túnel de 9,3 kilómetros a dos niveles en pleno casco urbano de Santiago de Chile, ha dejado al descubierto una faceta adicional en la gestación de una alianza entre gigantes de la construcción española. OHL y Sacyr han formado un consorcio que pujará este 28 de enero para adjudicarse el concurso de ejecución de esta emblemática obra, por un precio de referencia de 750 millones. Tendrá como oponente a Cintra, filial de Ferrovial, aliada en esta ocasión con la canadiense Brookfield.

El gerente general en Chile de OHL, Fernando Vergara, ha glosado "la gran complejidad técnica" de la que será la "primera carretera urbana subterránea con pistas en dos niveles" en la zona. Pero más allá del reto de ingeniería, el anuncio oficial del pacto con Sacyr del grupo Villar Mir pone de relieve el papel que OHL juega entre bambalinas en el futuro de la empresa que preside Manuel Manrique y, de manera más concreta, en la solución del conflicto desatado a principio de año por la finalización de la ampliación del Canal de Panamá, al aflorar sobrecostes por 1.200 millones.

Petición de ayuda

OHL ha prestado atención a los mensajes de ayuda que el Gobierno español ha lanzado para evitar un descalabro a la imagen de la marca España por los problemas en las emblemáticas obras de Panamá, según informó eldiario.es. La eventual incorporación de OHL al consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), adjudicatario de la ampliación, es la vía alternativa propuesta por el Ejecutivo para dotar a Sacyr y a sus socios de solvencia financiera, sin que ello suponga romper el actual esquema de concesión de las obras del canal.

GUPC anunció el pasado jueves que había llegado a un acuerdo con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) a fin de sondear un pacto integral para la finalización del proyecto, que tendrá que concretarse antes de que comience febrero. ACP y GUPC, junto a la aseguradora Zurich, buscan una solución "de largo plazo" basada en el "cofinanciamiento" de los sobrecostes, como vía para "conseguir la finalización de la obra". ACP ha exigido que cualquier acuerdo tiene que estar inscrito en el marco contractual de la concesión de la obra.

Fuentes conocedoras de la evolución de las negociaciones señalan que "el simple cambio de consideración" de partidas presupuestarias manejadas con anterioridad no puede ser la base para una "solución a largo plazo". Es imprescindible aportar recursos nuevos, "tal vez en forma de solvencia crediticia, de la que carece Sacyr". Ese es el papel que "por diferentes vías y con contraprestaciones" estaría jugando OHL.   

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, en unas declaraciones de la pasada semana, aseguró que el grupo constructor "no ha notado dificultad alguna" en los proyectos que ejecuta en los 30 países en que está presente como consecuencia del contencioso internacional que Sacyr y sus socios mantienen en Panamá.

Fuentes de OHL reiteran que la empresa no participa en ninguna operación en relación con el contencioso del canal. Recuerdan que en su día no se presentaron a la licitación de la ampliación y justifican esta ausencia porque, "si bien el trabajo de ingeniería puede estar remunerado, en las tareas de construcción hay mayor riesgo que margen para el beneficio". Apuntalan esta idea al señalar que "ni siquiera la planta de producción de cemento que OHL tiene en Panamá es suministrador del consorcio". Concluyen, no obstante, que si la constructora decidiera atender las peticiones de ayuda que ha lanzado el Gobierno, "sería asumir un gran marrón".

La decisión de presentar una oferta conjunta de OHL y Sacyr para la construcción del doble túnel subterráneo para el cierre de la autopista Américo Vespucio de Santiago se ha fraguado "de manera reciente y rápida", según indican fuentes chilenas. En aquel país los concursos de licitación de obra se tramitan con gran celeridad. Éste, en concreto, definió sus bases a partir del pasado mes de julio. Las ofertas se presentaron el lunes pasado y el martes próximo se conocerá el adjudicatario. Será quien ofrezca una tasa por uso más baja y un menor precio de ejecución.

Repsol

La confluencia de intereses entre OHL y la empresa mexicana Pemex por forzar una reestructuración en la cúpula de Repsol marca un tercer punto de confluencia entre el grupo de Villar Mir y Sacyr, ya que esta última tiene un 9,38% del capital en la energética española. La dirección de Pemex, tercer accionista de Repsol con el 9,34%, por detrás de CaixaBank (12,02%), ha mostrado públicamente su deseo de sustituir al frente de la compañía al actual presidente, Antonio Brufau, del que han criticado hasta su actual sistema de remuneración.

Las estrechas relaciones que el grupo OHL mantiene en México, y en particular con el director general de Pemex, Emilio Lozoya, han convertido a Juan Miguel Villar Mir o al nuevo ejecutivo de su grupo de empresas, Josep Piqué, exministro de los Gobiernos de José María Aznar, en candidato ideal para articular una nueva dirección hispano-mexicana para Repsol. La creciente colaboración con Sacyr (segundo accionista de Repsol) y la asistencia que OHL puede prestarle para terminar las obras del Canal de Panamá añaden un tercer elemento al escenario de intereses comunes entre los dos grandes constructores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha