eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Suiza absuelve al ex empleado de Santander que vendió productos de Madoff en Europa

El tribunal concluye que en todo caso lo que hubo es negligencia lo que no es punible

- PUBLICIDAD -
Condenado el último de los colaboradores de Madoff juzgados en Nueva York

Imagen de archivo de Bernard Madoff entrando en el juicio en Nueva York. EFE

La Justicia suiza ha absuelto a Manuel Echevarría por vender productos de inversión de Madoff por toda Europa. El destino del ex empleado de Banco Santander tenía en vilo al sector financiero ya que la sentencia podía reabrir ciertas partes legales del fraude que ya se han resuelto en EEUU. El juez cree que en la comercialización de productos de Madoff hubo negligencia, pero que esta no es punible con la legislación del país helvético.

"El acusado no ha violado sus obligaciones como gestor de fondos", ha sentencia la jueza Alexandra Banna. "Si hubo una violación fue por negligencia", recoge Reuters. "Madoff disfrutaba de gran prestigio y creó un sentimiento de exclusividad entre sus clientes, había estado bajo la estricta vigilancia de las autoridades financieras y nunca había sido sancionado", continúa la magistrada para respaldar la teoría de que la confianza en estos productos de inversión era legítima.

Este ha sido el primer juicio en Europa a un implicado en esta estafa. Echevaría era el responsable de Optimal Investment Services en el momento, el fondo de inversión suizo propiedad de Banco Santander que comercializó cerca de 2.300 millones de euros en productos financieros procedentes de Bernard Madoff. El juicio era a título personal, por lo que la entidad financiera presidida por Ana Botín no estaba personada en el caso.

Las a autoridades suizas lideradas por el fiscal Marc Tappolet, han escuchado testimonios y pruebas de que Manuel Echevarría impidió que el personal de Optimal Investment realizara los controles adecuados para probar el riesgo que implicaban las inversiones realizadas a través de Bernard Madoff debido a las suculentas comisiones que el directivo cobraba por esas operaciones.

El proceso contra Manuel Echevarría se había iniciado en 2009. Ese año, mientras Bernard Madoff ingresaba en prisión, Franck Berlamont, presidente y CEO de Geneva Parnerts, que había comprado productos de inversión de Madoff a través de Optimal Investment Services, denunció ante la justicia suiza a Echevarria.

La acusación se basaba en el testimonio de Rajiv Jaitly director de la oficina de Riesgos de Optimal Investment Services entre 2005 y 2007. Este ex empleado declaró haber advertido a sus jefes sobre las dudas que planteaban las inversiones que ofrecía Bernard Madoff sin que estos tomaran en consideración esas advertencias. El negocio de Madoff era captar fondos para reinvertirlos en acciones de grandes compañías y otros fondos de inversión. Era famoso por ofrecer rentabilidades muy altas entre el 10 y el 12%, que parecían inmunes a las subidas y bajadas de los principales índices bursátiles. La realidad es que apenas se invertía una pequeña parte de las aportaciones y el resto se utilizaba para pagar las rentabilidades de los inversores. Todo funcionó mientras seguían entrando nuevas aportaciones. Es lo que se denomina un clásico esquema Ponzi. Según el testimonio de Jaitly sus dudas de sobre la actividad de Madoff cayeron en saco roto. Mientras eso ocurría, Echevarría se embolsaba generosas comisiones anuales por esas inversiones. Los medios anglosajones aseguran que en la información aportada por Jaitly están documentadas comunicaciones de Echevarría directamente con Madoff e incluso agradecimientos al ya fallecido presidente de Banco Santander, Emilio Botín, por sus gestiones ante el financiero estadounidense.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha