eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La oposición y los sindicatos lusos creen que los ajustes agudizan la crisis

- PUBLICIDAD -

La oposición de izquierda y los sindicatos lusos criticaron los nuevos ajustes anunciados hoy por el Gobierno conservador y consideraron que los mismos "profundizan" la aguda crisis que atraviesa el país, rescatado a cambio de 78.000 millones de euros prestados por la troika internacional.

A pesar del respiro que la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional han concedido al país para este año -medio punto más en la meta del déficit, hasta el 5 % del PIB-, la principal formación de la oposición, el Partido Socialista (PS), se lamentó por los cortes en las pensiones y en el número de funcionarios.

Estas medidas "revelan más austeridad, más cortes en los pensionistas (lo que parecía imposible) y más en la salud, en la educación y en las prestaciones sociales", manifestó Eurico Brilhante Dias, portavoz del Secretariado Nacional del PS.

Entre los nuevos cortes divulgados hoy, los pensionistas que reciban más de 1.500 euros mensuales tendrán una caída en su rendimiento de entre el 3,5 % y el 10 % y se acelerará la reducción del número de trabajadores públicos, en primer lugar de aquellos con contrato temporal.

El pasado viernes, el Ejecutivo ya había anunciado un aumento de siete puntos porcentuales (del 11 % al 18 %) de la tasa que pagan todos los trabajadores a la Seguridad Social.

Brilhante Dias, especialista en asuntos económicos y financieros, criticó también que su país tenga en 2014 una meta del déficit del 2,5 % del PIB, más estricta que la demandada por Bruselas a España o Irlanda.

Para el próximo año, Portugal también logró relajar en un punto y medio más su déficit, hasta el 4,5 %.

El principal sindicato portugués, la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP), de línea comunista, se opuso firmemente a las medidas, aunque no confirmó la convocatoria de una huelga general en el país, que sería la cuarta en dos años.

"Se incrementa el sufrimiento de los portugueses", constató su secretario general, Arménio Carlos.

El segundo mayor sindicato del país, la Unión General de Trabajadores (UGT, de signo socialista), se manifestó en términos parecidos a los de la CGTP y adelantó una serie de "acciones de protesta", aunque sin confirmar un paro general.

Los partidos de oposición más a la izquierda en el arco parlamentario luso fueron los más virulentos en sus ataques y recordaron que los ajustes profundizan la recesión.

Los comunistas lusos, con cerca del 8 % de los escaños, opinaron que las medidas del Ejecutivo tienen como meta "la venta" de las obligaciones constitucionales del Estado al desatender los servicios públicos, mientras que el Bloque de Izquierda, con un 5 % de representación parlamentaria, fue aún más crítico.

La formación de izquierda radical comentó que el Gobierno del primer ministro Pedro Passos Coelho "apagó" la luz del túnel de la esperanza y cuestionó la capacidad del Ejecutivo para seguir gobernando.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha