eldiario.es

Menú

Kia Stonic, listo para triunfar

El nuevo B-SUV de la marca surcorenana llega con tres motores disponibles -de 82 a 120 CV- y unas amplísimas posibilidades de personalización: 9 colores de carrocería y 5 de techo, además de diversas inserciones cromáticas interiores

Ya a la venta desde 12.912€, uno de los precios más competitivos entre los B-SUV, el segmento más de moda y el que más está creciendo últimamente

- PUBLICIDAD -
El nuevo Kia Stonic, ya a la venta desde 12.912 euros.

El nuevo Kia Stonic, ya a la venta desde 12.912 euros. Foto: Enrique Marco.

El nuevo Kia Stonic llega esta semana a los concesionarios para ubicarse un escalón por debajo del exitoso SUV medio Sportage, de modo que entra a pelear en el segmento que más crece actualmente, el de los B-SUV, y en el que en nuestro mercado de momento reinan los franceses Renault Captur y Peugeot 2008. Kia España ha depositado unas grandes expectativas en este modelo -desde luego razones no les faltan- y con él esperan colocarse en 2018 en el podio de ventas de los B-SUV, con una cifra que podría rondar las 15.000 unidades. Para ello, además de unos excelentes atributos que veremos a continuación, juega con la baza de un precio muy competitivo que -incluidas campañas promocionales- parte de los 12.919 euros de la versión más sencilla con motor de gasolina de 82 CV, y alcanza un máximo de 18.619 euros en el caso del 1.6 CRDi más equipado.

Construido en Corea junto al Kia Río, ambos comparten plataforma, pero además de las evidentes diferencias estéticas, el nuevo Stonic tiene una carrocería más grande, más robusta y con una mayor distancia libre al suelo. Sin embargo, en su habitáculo, la posición de los asientos se mantiene prácticamente idéntica a la del modelo del cual deriva, de modo que la postura que podemos adoptar al volante es más baja y por tanto más cercana a la de un utilitario o compacto que a la de la mayoría de los SUV.

El nuevo Stonic se ubica un escalón por debajo del exitoso SUV medio Sportage.

El nuevo Stonic se ubica un escalón por debajo del exitoso SUV medio Sportage.

Lo mismo sucede contemplándolo desde de fuera, pues si bien su longitud (4,14 metros) es superior a la de los utilitarios y muy similar a la de sus rivales, su altura (1,50 metros) es algo inferior a la media en el segmento; así como la altura del capó, que igualmente es menor que la que acostumbran a tener sus competidores más directos. Ahora bien, en cuanto a aspecto «crossover» desde luego que el nuevo Stonic lo tiene, y muy acertado por cierto, ya que sus pasos de rueda ensanchados, los arcos de rueda y faldones terminados en plástico negro, las llantas de aleación de entre 15 y 17 pulgadas, los protectores de bajos en aluminio, las barras del techo (opcionales) o el aspecto general del nuevo Stonic, sí nos transmite los principales valores de imagen por los que tanto está triunfando en la actualidad esta categoría.

En cuanto a la amplitud, cuatro ocupantes pueden viajar con amplitud y comodidad, disponiendo de algo más de espacio que en su «hermano» Río. Y para el maletero, comprobamos que su volumen de carga asciende a 332 litros ampliables a 1.135 si abatimos los asientos traseros. No es de los mayores de la categoría, pero sí es aceptable y ganamos espacio respecto a un utilitario.

La versión de acceso a la gama cuenta con un sencillo motor de gasolina de 1,2 litros de cilindrada y 84 CV de potencia, una opción a tener en cuenta para los clientes que busquen un precio muy ajustado y lo vayan a utilizar principalmente en ciudad. El motor con menor consumo en la gama Stonic es el diésel de Kia con 1,6 l, que desarrolla 110 CV y un generoso par de 260 Nm, lo cual le permite unas recuperaciones contundentes. Además su consumo es el más contenido de la gama Stonic, con un gasto medio homologado de 4,2 l/100 km.

Interior del Kia Stonic.

Interior del Kia Stonic.

Pero quizá al que podamos calificar como la estrella de la gama sea al propulsor tricilíndrico 1.0 T-GDI (inyección directa de gasolina turboalimentado). Este motor obtiene los mejores registros de la gama Stonic en aceleración y velocidad máxima (184 km/h y 10, 3 segundos de 0 a 100 km/h) junto a un consumo bastante bajo de 5 l/100 como media. Por ahora todos los Kia Stonic cuentan con caja de cambios manual. A mediados de 2018, estará disponible el cambio de marchas automático DCT para la motorización de 120 CV; al igual que una versión de 100 CV de este motor 1.0 T-GDI. No están previstas versiones con tracción 4x4.

Durante la presentación internacional del nuevo Kia Stonic condujimos las dos versiones más potentes: la de gasolina, que sorprende por su agilidad y alegría para subir de vueltas, dotándole al nuevo SUV del comportamiento más deportivo, y la diésel, una opción a tener en cuenta para quien realice muchos kilómetros.

En cuanto a dinámica de conducción, el Kia Stonic recibe una nota muy alta por su agilidad, comodidad tacto de dirección y adecuada puesta a punto de las suspensiones.

- PUBLICIDAD -