eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

“Han sido cuatro años de paralización completa de la energía eólica, que además aporta valor añadido”

“El marco regulatorio estatal es el que está haciendo inviable las inversiones”

“Quizá al principio Extremadura tamos decisiones legislativa demasiado conservadoras

“La reforma energética del PP ha sido un desastre, hemos pasado del quinto al vigésimo octavo país en atracción para invertir en renovable

- PUBLICIDAD -
Pilar Lucio

Pilar Lucio

Pilar Lucio Carrasco (Plasencia, 1972) es diputada al Congreso por el PSOE en Cáceres y aspira a repetir mandato. Casada y con tres hijos, es licenciada en Ciencias Políticas y Sociología, máster en consultoría estratégica de las organizaciones, y ha sido tutora de sociología del trabajo en la UNED. Habla inglés, francés y portugués según su biografía.

Antes de emprender su actividad política trabajó en el sector privado y público de forma autónoma, como investigadora social y gestionando proyectos europeos de recursos humanos y desarrollo rural.

He sido Consejera de Igualdad y Empleo en la Junta de Extremadura de 2007 a 2011 en el primer Gobierno de Fernández Vara; miembro de la ejecutiva federal del PSOE, coordina la organización sectorial federal de Emprendimiento, Trabajo Autónomo y Economía Social, y tras el último congreso Pedro Sánchez la puso al frente de la Secretaría de Cambio Climático y Sostenibilidad.

Es por esto último, y por la aparición de noticias recientes en la región sobre energía eólica, por lo que se pronuncia en esta entrevista sobre esa forma de renovable, hasta ahora desconocida en la región.

- Extremadura y la Comunidad de Madrid son las únicas regiones que no han instalado ninguna plantea eólica. ¿Qué ha pasado en Extremadura?

Por sus características climáticas es especialmente atractiva para la instalación de plantas de energía solar. No en vano somos la primera región en instalaciones termosolares y fuimos también pioneros en instalación de plantas fotovoltaicas de distintos tamaños. Sin embargo, a pesar de tener muchas menos horas/ viento que horas/sol, es cierto que en energía eólica nos quedamos atrás.

Muy al principio de la explosión de las renovables quizás tomamos decisiones en el ámbito legislativo demasiado conservadoras para el desarrollo natural de la eólica. Cuando modificamos la regulación, comenzaron las reformas fruto de la crisis económica, que ya hicieron inviable la inversión en eólica. Sin embargo el compromiso para el desarrollo de las renovables ya sea esa, biomasa, fotovoltaica, geotermia etc. es fundamental para el gobierno de Guillermo Fernández Vara y forma parte del nuevo modelo económico por el que se está trabajando en esta región.

- En cumplimiento de la estrategia energética de la UE, Extremadura también debería apostar por las energías renovables. ¿Piensa que Extremadura debe hacerlo por este tipo de energía en concreto?

Sin ninguna duda. Los socialistas tenemos claro que nuestro país debe afrontar una transición energética en el que las energías renovables y la eficiencia energética sean protagonistas principales. No podemos permitirnos como país unos costes energéticos que lastran la competitividad de las empresas y la viabilidad de las economías familiares, siendo conscientes que parte importante de la solución está en nuestra mano, impulsando el desarrollo de tecnologías como la eólica.

El hecho de que aún no haya ninguna planta en la región hace aún más atractiva la inversión en esta tecnología. La energía eólica ya es competitiva, ayuda a disminuir la altísima dependencia energética que arrastra España (20 puntos por encima de la media europea), aporta el 20% de la electricidad que consumen los españoles y es clave para lograr cumplir nuestros compromisos internacionales en relación a la reducción de emisiones de CO2.

El modelo económico al que aspira Extremadura se fundamenta en buena parte en el desarrollo completo del sector renovable de manera, que cuando haya un gobierno socialista en Madrid, se removerán todas las barreras que impiden el relanzamiento del sector industrial eólico.

-La derogación del decreto que regulaba las instalaciones eólicas, y que exigía tres puestos de trabajo por MW, así como el final de las compensaciones a los ayuntamientos, tiene algo que ver con el interés suscitado en torno a esta energía actual?

En realidad el marco regulatorio a nivel estatal es el que está haciendo inviable las inversiones. El marco autonómico podría haber sido un acicate hace unos años pero no ahora. La realidad es que el Ministerio ha esperado a su último mes de gobierno para sacar a subasta unos pocos megavatios eólicos. Han sido cuatro años de paralización completa del desarrollo de este sector, importantísimo para la producción de energía renovable pero también como sector industrial de alto valor añadido que generaba mucho empleo de calidad. Los socialistas queremos volver a conseguir que este sector sea punta de lanza. Aún llegamos a tiempo

- Monago defendía precisamente que las políticas del PP son las que han traído los proyectos de eólicas a Extremadura… ¿piensa que la moratoria a las primas ha tenido efectos negativos el sector de las renovables?

Monago ha vivido siempre en una realidad paralela. A las pruebas me remito. La reforma energética del PP ha sido un desastre para el sector renovable, sin paliativos. Hemos pasado de ser uno de los países líderes en estas tecnologías, a que en España no se instale ni un solo MW eólico en 2015 y que, en 2016, sea el vigésimo octavo país del mundo más atractivo para invertir en renovables cuando en 2010 ocupaba el quinto lugar.

Mientras que aquí se destruyeron más de 22.000 empleos y no se invirtió ni un euro, Europa invirtió 26.400 millones de € en instalar parques eólicos en 2015. Estos datos son los suficientemente clarificadores para afirmar que el Gobierno del PP ha castigado con dureza a las energías renovables, las más perjudicadas de su política energética. Y el perjuicio se ha dejado notar aún más en comunidades como la nuestra para las cuales el sector es estratégico.

-Hablando en clave de empleo, las eólicas no suman grandes cantidades, ¿no? Se calcula que aproximadamente 1,5 puestos de trabajo por Mw en la fase de construcción, y 0.25 en la fase de funcionamiento

Según un informe elaborado por el Instituto de Estudios de Economía Política de la Universidad de Massachusetts cada millón de dólares  invertido en el sector eólico genera 13 puestos de trabajo, y las cifras facilitadas por la Asociación Española Eólica señalan que la eólica  quintuplica en número los puestos de trabajo de otras tecnologías convencionales de generación y que, de éstos, el 70% cuenta con algún tipo de cualificación.

Son 20.000 las personas empleadas, un número importante que debería crecer con la realización de nuevas inversiones, no sólo para el cumplimiento de objetivos en renovables y cambio climático que se nos exige,  sino que además debe generar un efecto tractor sobre el empleo industrial y la economía local, autonómica y nacional.

-¿Qué beneficios puede aportar una eólica a las poblaciones?

Uno de los errores que se cometieron es pensar que la instalación de una planta de aerogeneradores era un beneficio directo sólo para la población donde se instalaba. Los beneficios van más allá de lo local. Además de los ya mencionados relacionados con el empleo, I+D+i, la competitividad de la economía y la reducción del recibo de la luz de los ciudadanos, el desarrollo de estas tecnologías tienen una conexión fundamental con el medio rural por lo que deben que servir como polo de atracción y fijar población en las zonas rurales.

-Se habla mucho del impacto visual, ¿cree que es compatible su instalación con los valores ambientales de las zonas en que se proyectan en la actualidad estas instalaciones?

 En mi opinión sí, siempre eligiendo los espacios adecuados y con las declaraciones de impacto ambiental preceptivas. Nos hemos acostumbrado a que estos “molinos” del siglo XXI formen parte del paisaje y hemos reconocido que sus efectos beneficiosos  para la protección medioambiental y la sostenibilidad son mucho mayores que el impacto visual que pueda producirse.

Evidentemente hay una parte de nuestro patrimonio natural que aunque disponga de unas características inmejorables para la instalación de parques eólicos no debe ser modificado. A mi particularmente me encantan, me resultan bastante más atractivos visualmente que las redes eléctricas y tienen un punto poético y literario reconocible por todos.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha