eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Los jefes de las ITV firmaron el informe de privatización, y luego dieron los cursos, reprocha el PSOE

El diputado Macías habla de “fraudes, chanchullos y enchufes”

- PUBLICIDAD -
Francisco, Macías

Francisco Macías, diputado regional del PSOE refiriéndose este viernes a las ITV

Dos responsables del servicio extremeño de ITV formaron parte de la mesa de contratación que privatizó 10 estaciones, uno de ellos firmó el informe técnico de adjudicación, y luego junto a otros percibieron dinero por los cursos de formación que suministraron personal competente a la empresa beneficiaria de la privatización, la alicantina Itevebasa, ha censurado este viernes el diputado regional del PSOE Francisco Macías.

“El jefe de servicio y el jefe de sección de ITV [Consejería de Fomento], forman parte de la mesa de contratación que adjudica, y ellos dos han dado cursos de formación. Formando parte de la mesa de contratación se han beneficiado de los cursos, y el jefe de servicio es el que firma el informe técnico de adjudicación; y todavía se vuelve a liar más cuando la hija de este señor es contratada por la empresa adjudicataria en la estación de Almendralejo, y el yerno hasta hace poco tiempo también en la misma ITV en un puesto hecho a medida, de mantenimiento de ITV, que no existe en las estaciones privadas ni en las públicas”.

Macías ha pedido junto a su grupo parlamentario socialista que el consejero de Fomento, Víctor del Moral, comparezca el próximo jueves 19 en un pleno de la Asamblea de Extremadua, para que de explicaciones sobre el proceso de privatización de la inspección técnica de vehículos, y sobre los cursos de formación organizados entre la Consejería y la Universidad extremeña, en los que 200 parados pagaron entre 800 y 1.200 euros por fomarse y aspirar a entrar en la plantilla de la concesionaria Itevebasa; Macías pide el cese del consejero.

Aprovecharse de los parados

El diputado del PSOE denuncia el “enchufe” de familiares y amigos en la empresa, y el “fraude” que consistiría en “aprovecharse de la miseria y dificultades de los parados”, haciéndoles pasar por unos cursos para los que alguno tuvo que pedir un préstamo.

No duda en tachar de “chanchullo” el procedimiento formativo elegido, basado en un decreto de la Junta, cuando lo lógico es que ese “gasto “no hubiera ido a cargo de los parados sino de la empresa que es la que hace el negocio”.

Macías duda de que, aunque se haya concedido, sea lógico darle a los técnicos de la Consejería de Fomento compatibilidad para dar y cobrar esos cursos “cuando habían intervenido en la adjudicación de las ITV a una empresa, para la cual luego estaban formando a los trabajadores”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha