eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

IU pregunta al Gobierno en el Congreso por qué autorizó la marcha fascista de Badajoz

El sábado, 1 de noviembre, dos grupos de ultraderecha celebraron un homenaje a Ramiro Ledesma, ideólogo del fascismo español y fundador de las JONS

Más de 30 colectivos sindicales, juveniles y políticos firmaron un manifiesto en repulsa a la marcha al considerar que vulnera la Ley de Memoria Histórica

- PUBLICIDAD -
Un joven muestra la herida que ha sufrido en la marcha antifascista de Badajoz tras la carga policial

Un joven del PCE muestra la herida que ha sufrido en la marcha antifascista de Badajoz tras la carga policial

Ramiro Ledesma era un fascista convencido, precursor de las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista, que en 1934 se unieron a la Falange Española de Primo de Rivera para formar la FE de las JONS.

Estos argumentos no han sido suficientes para la Delegación del Gobierno en Extremadura, que autorizó el pasado sábado en Badajoz una marcha fascista en homenaje a Ramiro Ledesma. Los grupos de ultraderecha MSR y la Liga Joven protagonizaron un acto que se celebraba por quinto año consecutivo bajo el estupor de muchos vecinos de la ciudad.

Ahora el grupo de Izquierda Plural en el Congreso ha remitido una carta a la Mesa de la Cámara en la exigen al Gobierno que dirige Mariano Rajoy que explique los motivos que llevaron al delegado del Gobierno en Extremadura a autorizar la celebración fascista. También preguntan al Ejecutivo si tiene previsto cesar al delegado Germán López Iglesias.

El Grupo de Izquierda Plural advierte de que el acto, que se celebró junto a una cruz de los caídos, vulnera la Ley de Memoria Histórica. Un acto fascista en una ciudad que tiene demasiado latente el fusilamiento de miles de civiles y militares a comienzos de la Guerra Civil en la conocida ‘matanza de Badajoz’.

Habían pedido su prohibición

Tanto los grupos de PSOE e IU en Badajoz habían exigido su prohibición, alegando una vulneración de la ley. Pero la Delegación del Gobierno la autorizó.

Ante el silencio del delegado del Gobierno más de 30 colectivos sindicales, juveniles y políticos, mostraron su repulsa en un comunicado conjunto. Organizaciones como el Consejo de la Juventud, las juventudes de CCOO, UGT y CNT, así como Alcampus y la Asamblea Universitaria de Badajoz se unieron al manifiesto de repulsa.

El grupo de izquierdas en el Congreso pone de manifiesto que la Delegación del Gobierno de Extremadura pidió información, tanto a la Policía Local como al ayuntamiento y a la Policía Nacional. Pero ninguno concluyó la prohibición de la concentración y simplemente la autorizó, sin escuchar las voces contrarias.

Así el grupo de ultraderecha –en torno a 40-- recorrió la muralla árabe hasta una Cruz de los Caídos. Como protesta un grupo de antifascistas protagonizó una contramarcha y la policía actuó. Tras la carga policial un militante de IU y del PCE resultó herido con magulladuras en la espalda, glúteo, brazo y piernas.

 

Vulneración de la Ley de Memoria Histórica

La Ley de Memoria Histórica recoge explícitamente que las administraciones públicas deben tomar medidas para evitar aquellos actos de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar o Guerra Civil.

Además el Grupo de Izquierda Plural se pregunta en la carta por qué no se escuchó a los numerosos grupos contrarios a la marcha, que pusieron de manifiesto los problemas que podría acarrear su celebración.

Tanto el homenaje como el colectivo organizador se basan en unos principios “xenófobos y de extrema violencia”, vulnerando lo establecido en la legislación de la Memoria Histórica y de Partidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha