eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Veinte días para conseguir un hígado nuevo, y cuatro meses para un riñón

Pese al aumento de donaciones, la espera no disminuye porque también lo hace el número de demandantes

130 extremeños con insuficiencia renal y 10 con hepática esperan un trasplante

Durante 2015 se han efectuado 43 trasplantes renales y 24 hepáticos, y registrado 43 donaciones, cifra que permite alcanzar un récord histórico

El 10% de los pacientes españoles que necesitan un trasplante mueren esperando un órgano compatible

- PUBLICIDAD -
Un médico revisa el proceso de hemodiálisis.

Un médico revisa el proceso de hemodiálisis. ALCER CÁCERES

Tanto la Coordinación Regional de Trasplantes como las asociaciones de donantes de órganos están de enhorabuena. A falta de mes y medio para cerrar el año, 2015 no puede dejar mejores cifras en el sector: 43 donaciones (cinco más que el año anterior) y 67 trasplantes (43 renales y 24 hepáticos). Un mensaje de esperanza para los 140 extremeños que siguen esperando un riñón o un hígado.

El Servicio Extremeño de Salud (SES) cuenta con un centro de Coordinación Regional de Trasplantes desde el que se llevan a cabo intervenciones de extracción y trasplante de riñones e hígados, únicos programas que se ejecutan en la región, y se gestionan estas operaciones para otro tipo de órganos que se desvían a comunidades autónomas cercanas. “Por ejemplo, los trasplantes de pulmón o corazón se derivan a los sistemas sanitarios de Andalucía o Madrid”, explica el coordinador autonómico de trasplantes en Extremadura, Luis López.  

En estos últimos casos, el paciente se incluye en la lista de espera que tenga dicha comunidad y los tiempos dependen de éstas, “pero no suelen ser superior a seis meses”.

Respecto a la demora que sufren los 130 extremeños que esperan un riñón, la media se sitúa en unos tres o cuatro meses, asegura el presidente de la Asociación Regional de Trasplantes Multiorgánicos (Asextras), Francisco Gil, mientras que los 10 pacientes que necesitan un nuevo hígado esperan “en torno a 15 o 20 días”. Uno plazos que de todas maneras varían en función de la gravedad y necesidad de cada caso.

Trasplantes renales, los más demandados

El coordinador regional habla de las pruebas que se practican antes de la extracción para acreditar la funcionalidad del órgano. En esta línea el presidente de otro colectivo, la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales (ALCER) de Badajoz, Melchor Trejo, asegura que se sigue un protocolo muy exhaustivo, “especialmente en el campo psicológico y la verificación de que no haya nunca una prestación económica detrás”.

Precisamente renales son los trasplantes más demandados en la región, una reclamación que tiene su lógica. ALCER explica que el tratamiento precoz está provocando que se incremente el número de casos ya que antes la insuficiencia renal "solía dar la cara en un estadio bastante avanzado”. Esto origina que la lista de espera se mantenga en las mismas cifras a pesar del incremento de donaciones, una estabilidad en la que también influyen los avances científicos que permiten realizar trasplantes en edades cada vez mayores.

Jornada de capatación de donantes en Mérida de Asextras.

Jornada de capatación de donantes en Mérida de Asextras. ASEXTRAS

La gravedad y la compatibilidad son las principales variables de las que depende la llegada de una donación. Niños, enfermos crónicos y pacientes “código cero” tienen prioridad, una clasificación regida por la Organización Nacional de Transportes (ONT), institución que gestiona todos los centros de España y decide si el órgano se queda en Extremadura o se destina a otro hospital donde exista mayor urgencia.

Gil, de la asociación de trasplantes multiorgánicos, lo es del corazón, pero mientras que llegó el órgano adecuado tuvo que vivir un episodio "terrible". "Me llamaron cuando estaba bastante grave para decirme que habían encontrado un corazón para mí, y a las puertas del quirófano me dijeron que no podían hacerlo porque el órgano no estaba en buen estado", relata. Unas semanas después volvieron a llamarlo para ser intervenido y "ahí coincidí con un joven de 28 años que no aguantó la espera". Como este chico, un 10% de los pacientes españoles que esperan un trasplante mueren mientras llega el órgano adecuado a sus necesidades. 

Importancia de la sensibilización

“Lo importante es tener donantes”, celebra el coordinador regional ante la valoración del incremento de los mismos, pero que sigue insistiendo en la sensibilización de la ciudadanía. “Podemos donar nuestros órganos cuando ya no los necesitemos, todos son necesarios”.

Para ello la Junta de Extremadura realiza campañas de concienciación con la ciudadanía y cursos divulgativos con el personal sanitario, además de trabajar de forma directa con todas las asociaciones de donantes.

Asextras, la asociación de multiorgánicos, también trabaja en ello. Organiza charlas con estudiantes de Primaria, Secundaria y Bachillerato y otros colectivos, en facultades de ciencias y casas de la cultura locales.

Es importante, dicen, que los jóvenes tomen conciencia pues más del 50% de los donantes españoles supera los 60 años, y esto hace que los hospitales cuenten con pocos órganos de corta edad, ya que antes había más a causa de los accidente de tráfico entre jóvenes, algo que se está corrigiendo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha