eldiario.es

Menú

Javier Bardem: "A Bigas Luna le debo la carrera, una mujer... le debo todo"

El actor madrileño produce el documental Bigas x Bigas, que se presenta como proyección especial de la sección oficial del Festival de San Sebastián

Bigas Luna grabó más de 600 horas de vídeo con su pequeña cámara doméstica, que ahora componen una película en la que se reflejan sus obsesiones 

- PUBLICIDAD -
Javier Bardem negocia con Universal ser el nuevo monstruo de Frankenstein

No parecía casualidad que en el centro de la mesa, frente a Javier Bardem, presidiera la conversación un plato de jamón ibérico. El actor madrileño ha viajado hasta San Sebastián para presentar el documental que produce sobre Bigas Luna, el director que lo lanzó a la fama gracias a Jamón, Jamón (1992) y Huevos de oro (1993), y que se convirtió en su amigo y su aliado durante años. "Mi Bigas es un Bigas simple, cariñoso, que hace de la vida un viaje más terrenal, no tan complejo", aseguraba esta mañana Bardem durante un encuentro con la prensa. "Alguien que traduce todo a conceptos más básicos. Sobre todo alguien muy cariñoso. Que incluye a todo el mundo. Es de las personas menos clasistas que he visto en mi vida".

La película Bigas x Bigas se nutre de las más de 600 horas de vídeo que el propio director grabó con su cámara personal. Allí se pueden ver sus aficiones (la pintura, el huerto, el pan), sus obsesiones (el sexo, la leche), se puede ver a su familia, se puede apreciar que se consideraba un creador total. Aparece Aitana Sánchez-Gijón, completamente desnuda, amamantando a su bebé; o Candela Peña, escandalizada ante la cámara encendida que espía su conversación telefónica. Es un testamento lleno de vida de un director que gustaba de los placeres cotidianos. Su viuda le ofreció a Javier Bardem la oportunidad de dar salida a todo ese material.

"Todo esto me llegó a través de Carles Sans y de Celia, su mujer. Yo a Bigas dejé de tratarle últimamente... no por nada, sino por los tiempos. Nos cruzábamos, lamento que no pudiera conocer a mis hijos, me habría gustado. Él vivía más en Tarragona que en Barcelona. Y yo no sabía de la existencia de las cintas", confesaba el protagonista de Skyfall o No es país para viejos. "Aluciné, me quedé fascinado con tanto material. Le queremos. No hay persona que haya trabajado con Bigas que no le quiera, que no le adore. Que no haya quedado marcado por él de una manera profunda. De ahí nació el proyecto".

La importancia personal de Bigas Luna

Pero es al descender a lo personal cuando Bardem dibuja la figura completa de lo que, para él, ha significado el director de Las edades de Lulú o La teta y la luna. "A Bigas yo le debo la carrera, una mujer, o sea... todo. Y lo que digo siempre. Empezamos con él... Penélope tenía 16, yo tenía 22, muy jóvenes, haciendo una película delicada con tres vacas sagradas como Juan Diego, Stefania Sandrelli y Ana Galiana. Podría haber sido traumático. ¡Con un frío que hacía en Los Monegros que era espeluznante! Allí, en pelotas. Pues lo hizo fácil", reconocía el intérprete madrileño.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha