eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

El cuerpo y la huerta, bajo catorce miradas fotógraficas en la Casa Pintada

El sábado por la mañana se inauguró en la Fundación Casa Pintada de Mula la exposición de fotografía del Proyecto Micó+Díaz Burgos organizado por La Postiza

- PUBLICIDAD -
Nacho Rosel en La Casa Pintada, Mula / E. R.

Nacho Rosel en La Casa Pintada, Mula / E. R.

Ocho miradas enfocadas hacia el cuerpo y otras seis hacia la huerta. Los fotógrafos Jesús Micó (Cádiz, 1962) y Juan Manuel Díaz Burgos (Cartagena, 1951) guiaron el trabajo de  doce artistas becados en octubre y noviembre durante una residencia en La Postiza, cuyo resultado se ha mostrado el sábado por la mañana en la Fundación Casa Pintada de Mula.

Las doce becas de investigación fotográfica Alibabá se convocaron gracias a los presupuestos participativos de la Consejería de Cultura y la selección tuvo en cuenta exclusivamente el talento de los participantes, sin interferencias de edad o currículum. 

María Salvador en La Casa Pintada, Mula / E. R.

María Salvador en La Casa Pintada, Mula / E. R.

"Lo que más me ha sorprendido es la diferencia de los proyectos fotógraficos surgidos a raíz de cada tema", dijo Belén Conesa, directora de La Postiza.

Durante los tres días que pasó con los artistas Micó intentó que se tratara de un proyecto que se dirigiera de "lo privado y personal" para generar "emociones más universales". "Me interesa el cuerpo como soporte de una biografía, no como el género del desnudo que busca sin más la estética", señaló el fotógrafo gaditano. "Como el nivel de los participantes era tan dispar, cada uno buscó su propio camino expresivo a raíz del tema", añadió.

Juan Manuel Díaz Burgos con José Miguel Cerezo

Juan Manuel Díaz Burgos con José Miguel Cerezo

Díaz Burgos se esforzó en que los becados encontraran una voz narrativa y artística para enfocar la huerta. "Desde hace diez años la huerta es un tema que yo mismo he querido tratar, pero lo cierto es que no he tenido tiempo para poder desarrollarlo", señaló el fotógrafo cartagenero. "Hay que volver a los sitios varias veces porque la primera mirada no deja de ser superficial".

La huerta aparece reflejada a través de sus habitantes, la luz, el tiempo detenido o los escombros que conviven con la naturaleza. "Es todo un reto para un fotógrafo adentrarse en un tema tan fotografiado como la huerta", añdió Díaz Burgos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha