eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Directores de colegios públicos piden que la enseñanza en inglés se transforme en modelo educativo

Expresan discrepancias con el borrador que elabora el Gobierno, pero no lo consideran un “ataque”

- PUBLICIDAD -
Directores de colegios, "disconformes" con la Orden Foral sobre el PAI, aunque creen que se quiere dar "estabilidad"

Directores de colegios, "disconformes" con la orden foral sobre el PAI, aunque creen que se quiere dar "estabilidad"

Los directores de centros públicos de educación Infantil y Primaria de Navarra han explicado hoy sus discrepancias con la orden foral que regulará el programa de enseñanza en inglés, PAI, en la Comunidad foral. Representantes de la asociación ADIPNA se han reunido con el director general de Educación para explicar qué mejoras creen que deberían introducirse en la normativa que aún no ha aprobado el Gobierno. El director del colegio San Miguel de Noáin, Juan Carlos Turumbay, ha señalado que sus discrepancias con la futura orden foral son técnicas, pero no la consideran un “ataque” al programa de enseñanza en inglés. Para los directores, la norma “aporta un inicio de estabilidad al programa” y la consideran “un paso importante”.

Sus principales demandas, ha explicado Turumbay, pasan por introducir la posibilidad de estudiar una segunda lengua extranjera a lo largo de Primaria y por establecer planes de mejora basados en evaluaciones, que se apliquen de forma homogénea al resto de programas y modelos. Si no se incorporan a la orden foral, los directores consideran que el Ejecutivo debería retirar el borrador de orden foral.

Turumbay ha señalado que, tras los buenos resultados de la evaluación del PAI que dio a conocer el Gobierno, el programa debería transformase en modelo educativo. No obstante, ha reconocido las dificultades que entraña dicho proceso, principalmente por la falta de profesorado con el nivel de inglés C1 que se exige para poder impartir materias muy diversas y terminar extendiendo el modelo a la enseñanza secundaria.

También ha habido críticas por su parte a algunos aspectos concretos del borrador. Concretamente, mantiene Turumbay, la norma supone “una importante disminución de sesiones que se imparten en lengua extranjera, sin que ello se fundamente sobre ningún dato objetivo o sobre motivos pedagógicos que sean conocidos y más cuando actualmente hay centros que imparten más sesiones de las que se marcan como tope en la horquilla posible”.

También son críticos con que se prevea la salida del programa “sin una regulación específica, remitiéndose a convocatorias y resoluciones administrativas que no se concretan y haciendo referencia a decisiones únicamente del equipo directivo de los centros, sin tener cuenta la participación de toda la comunidad educativa, y muy especialmente de las familias”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha