eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Salud aconseja la dieta mediterránea, sin azúcares refinados y grasas saturadas, para prevenir la diabetes

Este sábado se celebra el Día Mundial de esta enfermedad, que afecta a un 10% de la población navarra

- PUBLICIDAD -

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra recomienda una alimentación adecuada, tipo dieta mediterránea (rica en verduras de hoja verde y baja en grasas saturadas o grasa 'trans'), y la realización de ejercicio físico, como factores clave en la prevención de la diabetes 2 (comúnmente llamada 'del adulto'), así como para el control de las complicaciones que ocasiona.

Se suma así a la campaña promovida con motivo de la celebración este sábado 14 del Día Mundial contra la Diabetes, que este año lleva por lema 'Detengamos la epidemia de la diabetes'. Su objetivo es concienciar a la población sobre la importancia de la prevención de la diabetes y el buen manejo de la misma, así como de las enfermedades relacionadas con ella y la calidad de vida que se puede lograr con un tratamiento adecuado, ha informado el Gobierno foral en una nota.

Se calcula que en Navarra, aproximadamente 50.000 personas padecen la enfermedad, aproximadamente el 10 por ciento de la población adulta, aunque únicamente 35.000 están diagnosticadas, ya que en la mayoría de los casos, al comienzo, no presenta síntomas.

La concienciación y prevención es asimismo el objetivo de los actos organizados durante esta semana por la Asociación Navarra de Diabetes y que culminan este fin de semana con la instalación, el sábado, de una carpa informativa en la Plaza del Castillo de Pamplona, que contará con la presencia del consejero de Salud, Fernando Domínguez. Finalmente, el domingo 15 tendrá lugar el Paseo de la Transdiabetes, una ruta por el recorrido del encierro.

DIETA CON VERDURAS Y BAJA EN GRASAS

Además, Salud dedica en su página web un apartado a esta enfermedad, con información y recomendaciones, y que incluye una guía de consejos y autocuidados. Entre otros aspectos, se hace especial hincapié en la importancia de mantener una alimentación adecuada, variada y equilibrada, controlando especialmente los alimentos que suben la glucosa y los que tienen mucha grasa.

Entre los primeros, la verdura y fruta son los alimentos que menor cantidad de glucosa proporcionan; el pan, maíz, pastas (macarrones, espaguetis, fideos), legumbres, arroz y patatas van aumentando la glucosa más lentamente, por lo que son más adecuados, y mejor si son integrales y/o con verduras porque su absorción es más lenta. La leche y productos lácteos también proporcionan glucosa, pero en poca cantidad, excepto los flanes, natillas y postres lácteos industriales, que tienen mucha glucosa.

En cuanto a las grasas, indica que es muy importante controlar su ingesta, igual que la de sal en el caso de personas hipertensas, para prevenir las enfermedades cardiovasculares, tan frecuentes en los casos de diabetes. Así, es aconsejable tomar pescado más días que carne (el pescado congelado es igual de nutritivo); recurrir a las carnes poco grasas como pollo, conejo, pavo, o ternera magra; y retirar la grasa visible de la carne.

Otro de los factores claves en la prevención es el ejercicio físico regular diario, recomendable en todas las personas, pero indispensable para los diabéticos, ya que disminuye la glucosa en sangre durante y después del ejercicio porque mejora el funcionamiento de la insulina, lo que hace que se necesiten menos medicamentos. El ejercicio físico más útil es el de moderada intensidad, como caminar, bicicleta, o nadar, al menos un mínimo de 30 minutos diarios. Es importante, además, llevar encima algo de glucosa (azucarillo o similar) para evitar las hipoglucemias.

DIABETES, INCIDENCIA Y PREVENCIÓN

La diabetes consiste en un exceso de glucosa en la sangre, originado por un mal funcionamiento del páncreas que, o bien no produce insulina (diabetes tipo 1), o la que produce no puede ser adecuadamente utilizada por el organismo (diabetes tipo 2,). La primera afecta predominantemente a niños y personas jóvenes, con una mayor incidencia entre los 10 y 14 años, y la segunda, la más frecuente, a adultos.

Se estima que en Navarra hay alrededor de 50.000 personas con diabetes, aproximadamente un 10 por ciento de la población adulta, aunque únicamente 35.000 están diagnosticadas. De ellas, 2.000 padecen diabetes tipo 1, de los que 170 son niños menores de 15 años. Cada año se diagnostican unos 2.300-2.400 nuevos casos de diabetes tipo 2. Preocupa especialmente el aumento de casos de diabetes tipo 2 en edades muy tempranas, relacionados con la obesidad infantil, como consecuencia de hábitos de vida inadecuados.

Prácticamente la totalidad de los casos no registrados se corresponden con diabetes tipo 2, y se debe a que, en la mayoría de los pacientes, la enfermedad no presenta síntomas o molestias importantes; muchas veces se diagnostica a través de las complicaciones que origina, como alteraciones en la vista o un infarto de miocardio, entre otras. Tiene un componente genético importante, y afecta frecuentemente a personas con obesidad, por lo que los expertos recomiendan controlar el peso y llevar una dieta sana como factores clave para evitarla o, al menos, retrasar su aparición.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha