eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

ENTREVISTA - Lamari, cantante de Chambao

“La música está hecha para sentir, y eso puede lograrse hasta sin letra”

Chambao actúa este sábado en la sala Totem de Villava. Lamari, su cantante, repasa sus más de diez años de trayectoria y los nuevos retos de un grupo que huye de las etiquetas.

“No quiero repetir los cánones de Chambao que ya están hechos. Me quiero seguir divirtiendo con la música, sin acomodarme en una zona de confort”, apunta.

- PUBLICIDAD -
Lamari, cantante de Chambao.

Lamari, cantante de Chambao.

“Soy muy dicharachera. A veces me digo a mí misma Cállate ya”. Con esa advertencia, Lamari (alias de María del Mar Rodríguez Carnero), la voz inconfundible de Chambao, augura muchas reflexiones sobre los diez años en la carretera del grupo. Diez años (ahora son más) que les llevaron en 2013 a lanzar un recopilatorio con sus canciones actualizadas y sus colaboraciones ( 10 años Around the World) y que este sábado (apertura de puertas a las 22:00 horas) mostrarán en la Sala Totem, en Villava. Música de flamenco chill, fusión, sin fronteras y que huye de las etiquetas. Esa es la apuesta de un grupo que, según explica, promete seguir experimentando.

Vuelven a actuar cerca de Pamplona, cuando esta no es una ciudad precisamente flamenca.

Es que no diría que somos un grupo flamenco, pese a toda mi admiración para ese arte. Soy una enamorada del flamenco, pero no me considero flamenca. Creo que tenemos más que ver con esa raíz sureña, de Andalucía, y con el intercambio y el juego entre diferentes culturas, generaciones y las músicas que existen. Fue nuestro primer productor, Henrik Takkenberg, quien hizo ese tipo de fusión, porque hasta entonces nosotros [Daniel Casañ, Eduardo Casañ y ella] solo nos juntábamos con una guitarra, un cajón, una voz y hacíamos música. Nada más. Entonces no éramos un grupo, no teníamos ni nombre.

¿Le gusta que cueste etiquetarles?

A mí, sinceramente, me gusta. Porque la música, si te paras a pensarlo, tiene que ver con un sentimiento o, incluso, con un estado de ánimo. Los grupos que hoy te gustan dentro de unos meses ya no. Nosotros nunca nos planteamos grabar un disco, pero vino Sony, masterizó una maqueta, la incluyó en un recopilatorio y la llamó Flamenco Chill. Creo que la finalidad era crear una etiqueta que no se conocía para colocarlo en una estantería que entonces no había en las tiendas.

Parece que reivindica que no es un producto, que ha mantenido la autenticidad.

¿Tan importante es tener una etiqueta? Nosotros no queremos estar condicionados a la hora de componer, yo quiero ser más libre. Ahora he empezado a componer para el próximo disco, que no tiene fecha pero que espero que salga en 2015 [en el que estarán involucrados Alex Acosta y Eduardo de Calle 13, Visitante], y estoy desempolvando ideas, y ahí siempre surgen nuevas. Porque me gustaría que saliera algo diferente, no quiero repetir los cánones de Chambao que ya están hechos. Me quiero seguir divirtiendo con la música, sin acomodarme en una zona de confort.

Llama la atención que diga eso, porque siguen de gira con un disco recopilatorio de sus canciones.

Sí, no se trata tanto de un disco nuevo como una forma de agradecer al público cómo nos ha acompañado durante los diez primeros pasitos de Chambao. Aunque suene a tópico-típico, sin ellos no lo habríamos conseguido.

No hemos sido un grupo de estar físicamente en la tele, yo creo que hemos funcionado más por el boca a boca y por cómo nos lo hemos ganado con esfuerzo

¿Chambao ha pasado la fase del boom, cuando su música aparecía incluso en anuncios de televisión [su single Ahí estás tú promovió el turismo en Andalucía] y ahora vive más tranquilo?

Chambao tampoco ha sido un grupo de ventas multitudinarias. Sí es verdad que la Junta de Andalucía entró en juego y nos dijo que quería emplear una intro de Ahí estás tú durante un año y, al final, sonó durante seis. Pero no hemos sido un grupo de estar físicamente en la tele, yo creo que hemos funcionado más por el boca a boca y por cómo nos lo hemos ganado con esfuerzo y con nuestro trabajo.

Muchos grupos de música fusión, de mezcla de culturas, son reivindicativos. Chambao también tiene temas con mensaje.

Al tomar un café, pueden ponerse sobre la mesa muchas cosas que te inquietan, te incomodan o te indignan y, al hacer canciones, eso se puede ver reflejado. Y, a veces, te apetece mojarte [menciona canciones como Playas de Barbate, Voces o Papeles mojados], pero también tienes que ser precavido, porque eso te deja desnudo ante las críticas. Yo siempre he intentado tener cuidado a la hora de expresarme, porque esa opinión puede influir en las personas, y creo que cada uno debe tener su propio criterio.

¿No cree que los artistas pueden opinar sobre, por ejemplo, temas sociales?

Un artista, independientemente de su profesión, es persona y tiene derecho a opinar. Pero yo, al darla, no quiero condicionar el nombre de Chambao, porque creo que la música debe estar libre de todo eso. Tampoco quiero que Chambao se convierta en un grupo temático de reivindicaciones. Porque el mensaje está bien, y hay letras que te pueden hacer reflexionar, pero la música está hecha para sentir, y eso puede lograrse incluso sin letra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha