eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Andorra decide la nueva composición del parlamento para próximos cuatro años

- PUBLICIDAD -
Andorra decide la nueva composición del parlamento para próximos cuatro años

Andorra decide la nueva composición del parlamento para próximos cuatro años

Los andorranos deciden mañana la composición del Consell General (parlamento) para los próximos cuatro años, tras quince días de una campaña electoral centrada en la fiscalidad y el acercamiento a Europa sin renunciar a la soberanía nacional.

Los grandes pactos de Estado para la reforma de la Seguridad Social y las competencias y transferencias que afectan a los comuns (las administraciones locales) han sido otros temas destacados en la campaña electoral.

Los cuatro partidos que se han enfrentado en la campaña se disputarán los 28 escaños del Parlamento en las séptimas elecciones tras la aprobación de la Constitución en 1993.

Desde el pasado 15 de febrero y hasta hoy a las 13 horas han votado en la Batllia a través de la posibilidad del depósito judicial, un sistema que permite emitir el voto por adelantado, 5.890 personas (el 23,7% del electorado).

Demòcrates per Andorra (DA) quiere revalidar el Gobierno e intentarán luchar contra el factor desgaste tras cuatro años en el poder con mayoría absoluta.

Este partido tiene como principal adversario a Liberals d'Andorra (LdA), de tendencia conservadora y liderado por Josep Pintat, excònsol major (exalcalde) de Sant Julià de Lòria y miembro de una de las familias liberales por excelencia de Andorra.

La incógnita es el papel que puedan jugar las dos formaciones progresistas, la coalición Junts (Partit Socialdemòcrata + Verds d'Andorra + Iniciativa Ciutadana), liderada por Pere López, y Socialdemocràcia y Progrés (SDP), de Víctor Naudi.

Se espera que una de las pugnas más importantes se centre en las dos parroquias (circunscripciones) de los valles del norte y tradicionalmente conservadoras, Ordino y la Massana. Aquí, DA y Liberals tienen amplio apoyo del electorado, por lo que se prevé un resultado muy ajustado.

De hecho, DA ha reconocido que lo que ocurra en estas dos parroquias será clave y que su mayoría se juega en buena medida en estos dos territorios.

Junts y el SDP son fruto de la ruptura interna que sufrieron durante la legislatura pasada los socialdemócratas (la mitad de los afiliados al SDP provienen del PS), por lo que queda ver cómo reaccionará el electorado progresista y por cuál de las dos propuestas se decantará.

Desde el inicio de la campaña, los tres candidatos que aspiran a destronar a los Demòcrates (Junts, Liberals y SDP) han atacado la acción de gobierno de Toni Martí, líder de DA y aspirante a la reelección, al considerar que no ha hecho lo suficiente para culminar las reformas que el país tiene pendientes, entre ellas la de la función pública y la sanidad, y para sacar a Andorra de la crisis.

También, como ha hecho parte de la ciudadanía durante los últimos meses, los rivales han reprochado a Martí que esta legislatura haya introducido el IRPF (del 10% a partir de los 24.000 euros y con un amplio paquete de exenciones) por sorpresa y sin haberlo propuesto en su programa electoral.

Por su parte, Martí ha defendido que durante la etapa de gobierno demócrata se han tomado decisiones que se habían aplazado durante 20 años, como la redefinición del modelo de Estado y la relación con las administraciones locales, así como la del sistema de la función pública para reducir el gasto.

También ha argumentado el IRPF como un aspecto básico e imprescindible para poder firmar los convenios que deben evitar la doble imposición con los países vecinos, especialmente España y Francia, y facilitar las relaciones económicas a los empresarios.

El despliegue del marco fiscal, de hecho, ha sido el principal punto de debate. Los socialdemócratas son los únicos que abogan por ampliar el IPRF y subirlo al 20% a partir de los 120.000 euros de salario, con exenciones de hasta 32.000 euros de nómina, mientras que SDP quiere que la presión fiscal se mantenga.

Los conservadores de Liberals, sin embargo, han prometido reducir la presión fiscal a la mínima expresión si se hacen con el Gobierno.

Según la única encuesta que se ha hecho antes de la campaña, a cargo del Centre de Recerca Sociològica (CRES), DA ganaría las elecciones con mayoría absoluta, mientras que Liberals obtendría siete escaños, Junts se llevaría cuatro y el SDP uno.

Sin embargo, el 68% de las 674 personas con derecho a voto que fueron consultadas aseguraron no tener el voto decidido o no quisieron revelarlo.

La misma encuesta concluye que Toni Martí es el mejor valorado, con una nota de 5,83; el candidato de SDP, Víctor Naudi, un 5,46; el liberal Pintat, un 5,43, y el socialdemócrata Pere López se queda en última posición, con un 5,41.

Según las cifras del último censo electoral, serán 24.512 andorranos con derecho a voto los llamados a las urnas, lo que supone el 31% de la población registrada y un incremento del 12,1% en relación a los comicios generales de 2011.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha