eldiario.es

La CND lleva al Teatro Real una versión "acrobática" de "Romeo y Julieta"

La CND lleva al Teatro Real una versión "acrobática" de "Romeo y Julieta"

La CND lleva al Teatro Real una versión "acrobática" de "Romeo y Julieta"

El coreógrafo Goyo Montero ha esperado a estar seguro de tener una "aproximación distinta" a todas las que se habían hecho hasta ahora del clásico "Romeo y Julieta" para llevarla al Teatro Real, con toda la Compañía Nacional de Danza sobre el escenario y una versión "acrobática" que toca "la fibra sensible".

Ciñéndose a la trama de la emblemática tragedia amorosa de William Shakespeare, Montero, a quien acaban de renovar por segunda vez por otros cuatro años como director del Ballet de la Ópera de Nuremberg, ha logrado una original puesta en escena de una obra representada en incontables ocasiones en cine, teatro y danza.

"Intento beber de muchas fuentes" ha dicho hoy el coreógrafo en la presentación de la obra en la sede de la CND en Madrid, en la que ha asegurado que en su versión de "Romeo y Julieta" el espectador reconocerá en el Teatro Real -dónde se representará del 16 al 21 de abril- la técnica clásica "pero también la danza contemporánea".

Así, Montero ha explicado que las peleas se convierten en su dramatización "casi en auténticas luchas", en las que han tenido que trabajar mucho para evitar -sin lograrlo del todo- las lesiones de los bailarines debido a las numerosas acrobacias que realizan en alguno de los actos.

"Todo el cuerpo de baile es muy acrobático e intento poner en valor a toda la compañía, no solo a los solistas", ha dicho el reputado coreógrafo, quien ha señalado que los bailarines "no solo bailan" sino que se encargan de mover la escenografía.

En su versión, el director del Ballet de Nuremberg y Premio Nacional de Danza 2011 intenta acercarse a la obra universal de Shakespeare desde una perspectiva personal, al profundizar en la vertiente psicológica de los personajes con la introducción de la figura de Mab, reina de los sueños, destino y muerte.

"He convertido a este personaje en narrador; vemos toda la obra a través de sus ojos", ha señalado en la presentación, en la que ha afirmado que este personaje, que el dramaturgo británico introduce en el monólogo de Mercucio, es uno de los más difíciles de retratar por su "complejidad" y sus "claroscuros", y cuyo monólogo -sin música- ha querido respetar en inglés para mantener su identidad.

Montero, que ha actuado en cuatro ocasiones como bailarín de este clásico, ha elegido a Marina Jiménez y Aleix Mañé, ambos bailarines de la CND, como sus particulares "Julieta" y "Romeo" después de probar a todos los integrantes de la compañía, al considerar que entre ambos existe mucha química y que "transmiten mucho juntos".

"Marina aúna la personalidad fuerte que busco para Julieta", ha dicho el coreógrafo, quien considera que la protagonista de una de las historias de amor y muerte más universales es "muy cerebral; una mujer moderna en un tiempo antiguo que consigue determinar su destino".

Romeo, en cambio, es un personaje "que se deja llevar; le mueve su intuición, no su mente", ha asegurado Montero, quien ha reconocido que "llora" en todos los ensayos conmovido por una obra que, por su temática contemporánea, "representa a la realidad".

En su parte final ha querido incluir "poco de danza", al considerar que como coreógrafo "tienes poco que hacer; es tan maravillosa que todo está hecho" y la actuación de los bailarines con la música de Serguei Prokófiev parecen pensadas para tocar "la fibra sensible" del espectador.

Se ha mostrado "encantado" con la dirección del Ballet de Nuremberg y ha considerado que quizá este "Romeo y Julieta" sirva "como escaparate de lujo" para que en España se vea su trabajo y pueda venir próximamente de gira con su compañía.

Para José Carlos Martínez, director artístico de la CND, la "prueba" de que la compañía no se divide en dos, la parte clásica y la contemporánea, es que en este espectáculo "bailan todos".

A Marina Jiménez lo que más le ha costado en su primera vez como "Julieta" ha sido asumir la "interpretación" que tiene que hacer del papel, y no tanto la parte de danza, mientras que para su "Romeo", Aleix Mañé, ha sido "justo al contrario".

"Me ha costado mucho preparar la parte física y de resistencia, muy dura en el caso de los chicos", ha dicho aunque ha reconocido que con su "Julieta" la relación ha fluido de manera "natural y fácil".

Por Concha Carrón

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

- PUBLICIDAD -

Boletín de eldiario.es

Recibe una selección de lo mejor en información y análisis.


- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- Publicidad -