eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cofely participó en UTE en tres concursos de Fomento y sólo se le adjudicó la red de calor de la UVA

La empresa Cofely, filial en España de la multinacional francesa GDF Suez e investigada en el marco de la 'Operación Púnica', ha participado, según ha explicado el consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, en tres concursos de adjudicaciones iniciados por este área en los que concurrió en unión temporal de empresas (UTE) con otras compañías, de los que sólo le fue adjudicado el contrato de la red de calor de la Universidad de Valladolid junto a la soriana Rebi.

- PUBLICIDAD -

Así lo ha explicado Silván en su intervención dentro de la ronda de comparecencias que llevan a cabo este miércoles los consejeros de la Junta para detallar las relaciones de la Administración regional con la compañía Cofely, a la que se efectuaron directamente pagos por valor de 15.803,25 euros por la prestación del servicio de Mantenimiento del edificio Padres Paúles --sede del Servicio Territorial de Fomento-- en Ávila, durante los ejercicios 2009 a 2011.

Asimismo, el consejero ha detallado que, "por encomienda de la UVA", la Sociedad de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl), dependiente de Fomento, adjudicó por 7,5 millones de euros a la UTE de Rebi y Cofely la ejecución, mantenimiento y explotación de la red de calor por biomasa puesta en marcha en el campus universitario de Valladolid. Sin embargo, defiende que la filial de GDF Suez no recibió aún ni un euro debido a que la fase de construcción, que en estos momentos se encuentra en el tramo final.

Éste ha sido el único proceso de adjudicación iniciado por el área de Fomento, según Silván, del que resultó adjudicataria -en parte-- Cofely, pues en otros dos a los que concurrió en UTE con distintas empresas se impusieron otras ofertas. De hecho, ha incidido en que en el caso de la red de calor de la UVA, Rebi participa al 70 por ciento mientras la filial francesa lo hace al 30 por ciento, que correspondía al mantenimiento y explotación del sistema a partir del 1 de enero de 2015 y por un período de 15 años.

Cabe apuntar que la compañía Rebi ya ha manifestado su capacidad para hacerse cargo de las tareas correspondientes a Cofely en este y otros proyectos que tenían adjudicados ambas compañías en UTE.

En todo caso, Silván ha incidido en que la adjudicación de la red de calor de Valladolid se llevó a cabo siguiendo el procedimiento de "diálogo competitivo", que es "legal, requerido y solicitado por la Unión Europea y España". El expediente se inició en junio de 2012 con su anuncio de licitación, a la que concurrieron 12 empresas y del que resultó elegida la propuesta de Rebi y Cofely en septiembre de 2013. El contrato se firmó al mes siguiente y se iniciaron las obras en febrero de este año.

El consejero ha subrayado que con este "ejercicio de absoluta transparencia" han "quedado claros" los contratos de la Junta con Cofely, al tiempo que ha respondido a algunas insinuaciones por parte sobre todo del Grupo Socialista incidiendo en que la "demagogia" se "desarma con transparencia". Por ello, ha querido reclamar "prudencia" ante la investigación a esta compañía y ha recordado que de la soriana Rebi, pese a sus relaciones con la filial de GDF Suez, "nadie sospecha".

VÍNCULOS FAMILIARES

Por su parte, la portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Fomento, Ana María Muñoz de la Peña, ha comenzado por agradecer la "rapidez y prontitud" de las comparecencias y ha apuntado que el administrador de la compañía Rebi y también de Amatex, que ha mantenido diversos contratos con la Junta de Castilla y León, es familiar del director de la Fundación Patrimonio Natural, lo que ha sido posteriormente afeado por Silván, quien ha defendido que la Administración regional "mira empresas y no libros de familia".

También ha recalcado que considera "imprescindible" la transparencia en los foros públicos, pero ha reprochado que el PP utilice en ocasiones las Cortes para "ejercicios de opacidad", pues ha añadido que el consejero Antonio Silván tiene pendientes "26 comparecencias" en el Parlamento regional solicitadas por los grupos de la oposición para tratar diversos aspectos, además de las que se han rechazado. Por ejemplo, ha aseverado, cree que el consejero debería haber dado explicaciones sobre las relaciones de la Junta con las "124 empresas vinculadas a la trama Gürtel".

Por otro lado, el portavoz del Grupo Mixto en esta Comisión, Alejandro Valderas, se ha preguntado por qué ni la Junta de Castilla y León "ni la Diputación de León" encuentran su relación con la empresa Cofely, cuando el presidente de la segunda se encuentra encarcelado por su implicación en la trama de corrupción de la 'operación Púnica'.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha