eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Denuncian abusos de las fuerzas de seguridad kenianas en la lucha antiterrorista

- PUBLICIDAD -
Denuncian abusos de las fuerzas de seguridad kenianas en la lucha antiterrorista

Denuncian abusos de las fuerzas de seguridad kenianas en la lucha antiterrorista

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de Kenia (KNHRC, en inglés) acusó hoy a las agencias de seguridad kenianas de cometer 120 de graves violaciones, que incluyen asesinatos extrajudiciales y desapariciones forzosas, en sus operaciones contra el grupo yihadista somalí Al Shabab.

"El error de luchar contra el terror con terror" se titula el informe hecho público hoy por este organismo estatal que glosa los delitos cometidos fundamentalmente por las Fuerzas de Defensa de Kenia (KDF, sus siglas en inglés) en las acciones desplegadas contra el grupo yihadista.

El informe documenta 25 asesinatos extrajudiciales, 81 desapariciones forzosas y otras violaciones como torturas o detenciones arbitrarias o ilegales y extorsión.

"Las pruebas reunidas por la Comisión establecen un patrón de conducta de las agencias de seguridad de Kenia que apuntan a graves violaciones de la ley y los derechos humanos contra individuos y grupos sospechosos de estar vinculados a ataques terroristas en varias partes del país", según el comunicado de la KNHRC.

Desde el ataque que dio notoriedad internacional a Al Shabab, con el asalto al centro comercial Westgate de Nairobi en septiembre de 2013, el grupo terrorista ha incrementado sus acciones en territorio keniano, donde la Policía y el Ejército han reaccionado con una dura represión, principalmente dirigida a la comunidad somalí.

En la actualidad, los abusos de los cuerpos de seguridad están "ampliamente extendidos, son sistemáticos y están bien coordinados", ha averiguado la Comisión.

Las familias de los desaparecidos en operaciones para detener a militantes de Al Shabab denuncian que no han recibido asistencia del gobierno ni ayuda mientras buscan a sus parientes.

En el condado de Wajir, una de las localidades próximas a la frontera con Somalia donde más redadas se han realizado, han sido halladas unas fosas con cadáveres sin identificar.

Hay sospechosos que han sido detenidos desde varias horas a varios días en celdas en condiciones degradantes e inhumanas.

Otros han sido torturados por una gran variedad de procedimientos: golpes, ahogamiento simulado, electroshock, mutilación genital, colgándolos de árboles, con ejecuciones falsas, picaduras de hormigas o la negación de comida y sueño.

Estas redadas están dirigiéndose "de forma desproporcionada" a ciertos grupos étnicos, principalmente de origen somalí y de religión musulmana, denunció la KNHRC.

"La clasificación de personas por su origen étnico o religioso supone una discriminación y, por tanto, es inconstitucional y va en contra de las normas internacionales", advirtió.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de Kenia exigió al presidente del país, Uhuru Kenyatta, que reconozca los abusos de sus agencias de seguridad y ofrezca una "disculpa pública" a los supervivientes y las familias de las víctimas.

Además, llamó al Ejército a investigar los crímenes cometidos por sus miembros, y a instruirles en la ilegalidad de estas prácticas.

En este sentido, exigió que la operación lanzada recientemente por el Ministerio del Interior para expulsar a los yihadistas de Al Shabab de su escondite en el bosque de Boni, junto a la frontera de Somalia, se desarrolle respetando la legalidad y los derechos humanos.

Al Shabab, que en 2012 se adhirió formalmente a la red Al Qaeda, ha matado a más de 400 personas en Kenia desde abril de 2013 en represalia por el envío de tropas a Somalia para impedir que los yihadistas instauren un estado basado en una visión rigorista del islam wahabí en ese país del Cuerno de África.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha