eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Díaz defiende una "mirada comprensiva" que permita nuevo encaje para Cataluña

- PUBLICIDAD -
Díaz defiende una "mirada comprensiva" que permita nuevo encaje para Cataluña

Díaz defiende una "mirada comprensiva" que permita nuevo encaje para Cataluña

La presidenta andaluza, la socialista Susana Díaz, ha defendido hoy una "mirada comprensiva" entre Cataluña y España que permita alcanzar un acuerdo para reformar la Constitución, basado en el respeto hacia las "singularidades históricas y lingüísticas".

En su intervención en la jornada "Regeneración democrática: nuevas maneras de hacer política", organizada por el PSC en el recinto de La Farga de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Díaz se ha mostrado convencida de que "va a ser posible" encontrar un nuevo "encaje" de Cataluña a través de una reforma constitucional.

"Con la misma contundencia con la que defiendo la no separación, defiendo que tiene que haber una mirada comprensiva con Cataluña. Desde esta mirada mutua comprensiva vamos a ser capaces de encontrar un buen acuerdo", ha argumentado.

Según Díaz, "hay que fortalecer la España plural y diversa, respetando las singularidades históricas y lingüísticas".

A su juicio, "el PSOE es el único que está en condiciones de darle a Cataluña ese encaje en el conjunto de España que haga que todo avance y que haya progreso".

Díaz ha reconocido que "Cataluña ha sido motor económico, de progreso y de proyección internacional", lo que "le ha venido muy bien a España".

Y cuando a España "le han ido bien" las cosas, Cataluña también ha salido beneficiada, ha razonado Díaz, convencida de que ambas realidades deben "fortalecerse".

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha sido el encargado de abrir el debate, en el que además de Susana Díaz han participado el presidente valenciano, Ximo Puig, la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín, y la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon. La exministra Carme Chacón también ha estado presente en el acto.

Puig ha defendido una reforma federal en España como la mejor vía para conseguir la igualdad entre los ciudadanos de todos los territorios y para acabar con "agravios y privilegios".

"Yo soy un federalista convencido. Federalismo es unir dos elementos fundamentales: singularidad e igualdad entre ciudadanos", ha sostenido.

A su entender, la reforma federal no aumentaría las "asimetrías" entre los diferentes territorios de España, sino que contribuiría a corregir las existentes, que son en gran medida la causa de la actual "crisis territorial".

Puig ha rechazado especular con un eventual referéndum "a la canadiense" para Cataluña en caso de que fracasara la reforma constitucional que propugnan los socialistas: "No se puede avanzar el futuro", ha argumentado.

Por su parte, Parlon ha pedido un nuevo marco de relaciones territoriales en España que reconozca sin "miedo" la singularidad de las comunidades históricas y se les haga partícipes de un proyecto común.

Parlon ha abogado por "crear espacios de diálogo en los que se tiene que hablar de todo", incluso si hace falta sobre un eventual referéndum "a la canadiense", y ha recordado la trayectoria del PSC, que en su momento contempló el derecho a decidir en el programa y después ha estudiado otras alternativas "cuando el derecho a decidir se convirtió en derecho a la autodeterminación".

Iceta, por su lado, ha aplaudido la firmeza de Pedro Sánchez en su negativa a investir a Mariano Rajoy, ya que a su juicio la regeneración democrática no puede ir de la mano de la corrupción.

En su turno, Marín ha lanzado un aviso a su propio partido: "El invierno ha llegado para el proyecto socialista, y solamente si trabajamos conjuntamente saldremos".

"O somos capaces de conjuntamente aceptarnos en esta diversidad o corremos el riesgo de caminar hacia la irrelevancia y de ir apagándonos poco a poco", ha añadido la anfitriona del encuentro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha