eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Ejército turco apoyará a brigadas rebeldes sirias si avanzan hacia el sur

- PUBLICIDAD -
Ascienden a 26 los muertos en atentado en feudo costero del régimen en Siria

Ascienden a 26 los muertos en atentado en feudo costero del régimen en Siria

El Ejército turco apoyará a las brigadas sirias aliadas si avanzan más hacia el sur, después de que la operación "Escudo del Éufrates" haya expulsado a los yihadistas del Estado Islámico (EI) de la frontera con Turquía.

Según fuentes militares citadas por la agencia estatal Anadolu, el Ejército turco apoyará a sus aliados si se internan más en suelo sirio, después de que en 12 días de campaña hayan tomado una superficie de unos 600 kilómetros cuadrados en el noroeste de Siria.

Los yihadistas del EI perdieron ayer las localidades que aún controlaba en la zona situada entre las ciudades de Yarábulus y Al Rai, en el norte de la provincia septentrional siria de Alepo.

De esta manera, los yihadistas perdieron el acceso a Turquía, por lo que la única vía hacia el exterior que le quedaría al EI sería la del paso entre las zonas de Abu Kamal, en Siria, y Al Qaim, en Irak.

La conquista de las localidades en la frontera turca se produce después de que el sábado el Ejército turco enviara veinte tanques, cinco blindados, camiones y maquinaria pesada a las proximidades de Al Rai para luchar contra el EI.

Uno de los objetivos de la ofensiva turca en el norte de Siria era expulsar a los yihadistas de sus fronteras.

La televisión CNNTürk, citando a fuentes de seguridad, precisa que la franja de territorio arrebatada al EI en el norte de Siria entre las localidades de Azaz y Yarábulus es aún demasiado estrecha para prevenir por completo amenazas para Turquía.

El Gobierno de Turquía ha defendido en los pasados años la creación de una "zona colchón" de unos 100 kilómetros de longitud y 40 kilómetros de profundidad en esa zona de Siria para proteger a civiles de ataques yihadistas y evitar amenazas a sus ciudadanos.

Hasta ahora las brigadas sirias aliadas de Turquía se han internado en la región de Yarábulus 24 kilómetros, hasta el río Sajur, un afluente del Éufrates.

Al mismo tiempo, Turquía ha acelerado las obras para erigir un muro de hormigón a lo largo de los 900 kilómetros de frontera que comparte con Siria.

Las obras, que fueron detenidas tras la intentona golpista del 15 de julio, han sido retomadas ahora con el objetivo de concluirlas para el final de 2017.

Unos 200 kilómetros de este muro de piezas prefabricadas de hormigón de cuatro metros de alto se han construido ya.

La mayor parte de la frontera entre Siria y Turquía está en manos de las milicias kurdo sirias, a las que Ankara considera terroristas y meras filiales del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), activo en suelo turco desde 1984.

El otro objetivo de la ofensiva turca es evitar la continuidad territorial del espacio controlado por las milicias kurdas en el noreste y el noroeste de Siria.

El Gobierno turco ha asegurado que no tolerara la creación de una entidad kurda en su frontera meridional.

Dentro de la ofensiva "Escudo del Éufrates", Turquía exige que los kurdo sirios se retiren a la ribera oriental del río Éufrates, algo que Washington reclama también para mantener sus relaciones de amistad con Ankara.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha