eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ennahda se refunda como partido político y apela a la unidad nacional

- PUBLICIDAD -
Ennahda se refunda como partido político y apela a la unidad nacional

Ennahda se refunda como partido político y apela a la unidad nacional

El movimiento islamista moderado Ennahda realizó hoy una exhibición de fortaleza con la apertura de su décimo congreso, un foro de renovación histórico ya que servirá para romper con la "islám político tradicional" y separar política de religión.

Histórico también por la participación en el mismo del presidente del país, Beji Caid Essebsi, líder el partido gobernante laico "Nidá Tunis" y primer jefe de Estado tunecino que asiste a un congreso de esta formación.

Un mensaje de unidad nacional al que también se sumaron con su presencia en el pabellón de Rades exresponsables del antiguo régimen derrocado, como Abdelrahim Zuari, que fue ministro quince años con el dictador Zine el Abedin ben Ali y dirigente del extinto partido único RCD.

Igualmente antiguos miembros del llamado "gobierno de la troika", que pilotó el inicio de la transición democrática tunecina liderado por Ennahda (2011-2014) como el exprimer ministro Hamadi Yabali, miembros de la oposición izquierdista e importantes empresarios sin vínculos formales con el movimiento.

"Hoy Túnez inicia una nueva época de renovación para el futuro del pueblo tunecino, esperemos que sirva para fortalecer y para que se reorganice", explicó a Efe el vicepresidente de Ennahda y del Parlamento, Abelfatah Moro.

"A nivel político nos vamos a convertir en un partido político con unos principios puestos al servicio de la patria", agregó Moro, considerado uno de los adalides de este giro al pragmatismo antes de subir al estrado.

Desde allí, arengó a las cerca de 10.000 personas que convirtieron este viernes el gran pabellón de deportes de Rades en una fiesta de luz, sonido y nacionalismo con una estética similar a los grandes mítines norteamericanos.

Antes de que el líder histórico de Ennahda, Rahid Ganuchi, y Moro recibieran a Essebsi bajo una estruendosa ovación, se desplegaron en las gradas tres grandes pancartas con la enseña del movimiento y dos mensajes altamente significativos: "no al terrorismo" y "Túnez Estado de Derecho".

"Tenemos que estar unidos para poder vencer en la lucha contra el subdesarrollo, las sombras, las divisiones y el terrorismo. Túnez está antes que Ennahda. Estamos en una lucha continua y nuestra riqueza es la unidad", señaló Moro antes de agradecer a Essebsi que apelara al diálogo cuando la transición peligraba.

En la misma línea, Essebsi admitió que se pensó la posibilidad de declinar la invitación de el movimiento islamista como ha hecho con el resto de los partidos pero después pensó que su presencia "serviría para reforzar el consenso nacional".

Felicitó igualmente a Ghanuchi por impulsar esa misma línea de unión, por el papel constructivo de Ennahda en la redacción de la nueva constitución y aplaudió que el movimiento "sea ya un partido político de carácter civil"

"Le digo a los extranjeros que la corriente islámica en Túnez contribuye a consolidar la democracia y a la unidad contra la violencia y el terrorismo", apostilló.

El congreso, el segundo que Ennahda celebra desde el triunfo de "la revolución de los jazmines" -y el segundo legal- arrancó entre grandes medidas de seguridad por las amenazas ala formación y sus dirigentes de los grupos yihadistas de inspiración wahabí saudí

Los otros ocho se celebraron en la clandestinidad o en el exilio europeo.

Frente al celebrado en 2013 -y que trató de ser boicoteado por los extremistas de "Ansar al Sharia"-, este congreso se plantea como una segunda revolución que cambiará la esencia misma de un movimiento con gran influencia en el resto del mundo musulmán que en los noventa apelaba a la lucha armada.

Como explicó a Efe en una entrevista el propio Ghanuchi, durante el mismo Ennahda romperá con el llamado "islam político" y presentará su idea del "islam democrático", que separa la política de la religión.

"Es una renovación doble: un cambio en el pensamiento político y otro a nivel programático. En el ámbito de la política nos estamos convirtiendo en un partido político puro, democrático", subrayó.

Lo que Ennahda propone es "separar la política de la religión, del voluntariado, de la predicación, de las organizaciones caritativas. Cada cual funcionará de manera independiente", destacó.

En el plano programático el objetivo es arrinconar la discusión ideológica y priorizar los temas sociales y económicos, que por primera vez serán discutidos por una comisión "ad hoc".

Igualmente por primera vez una comisión propia discutirá estrategias de seguridad y de lucha contra el terrorismo de inspiración yihadista.

"Es un congreso muy importante, pero debemos ser consciente que son cambios estructurales muy importantes y necesitarán mucho tiempo para cuajar, advierte a Efe Hayi, uno de los principales expertos en movimientos islamistas del norte de África.

No comenzaremos a ver los frutos hasta dentro de unos años", insiste.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha