eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Felipe González propone reforzar la democracia con "diálogo interactivo", participación "permanente" y listas abiertas

El expresidente del Gobierno Felipe González ha propuesto reforzar la democracia representativa con "mucho más diálogo interactivo", participación política "permanente" e implantando el sistema de listas abiertas para la elección de candidatos electorales.

- PUBLICIDAD -

Lo ha expresado durante el acto de presentación, en Zaragoza, de su nuevo libro, 'En busca de respuestas. El liderazgo en el siglo XXI', en el que plantea su visión sobre la actual crisis y sostiene que "tenemos una parte del futuro detrás y todavía no nos hemos enterado". Han organizado el acto la Editorial Debate, la Librería 'Los portadores de sueños' y la Fundación 'María Domínguez'.

En un Teatro Principal a rebosar, el expresidente ha dialogado con la secretaria de Organización del PSOE-Aragón, Eva Sáenz, el escritor Daniel Gascón, la empresaria María López y el periodista Luis Alegre, moderados por la periodista de Radio Zaragoza Eva Pérez Sorribes.

"Me parece bien" el "ensayo" del PSOE de celebrar elecciones primarias, ha dicho el expresidente, quien ha pedido a todos que presten "atención" a "las dificultades" de este proceso y ha puesto el ejemplo del Partido Socialista de Francia, que elaboró su propio censo, lo que no da "ninguna garantía" sobre la eficacia del proceso, ya que "alguien se puede apuntar en cinco o seis sitios a la vez". En todo caso "lo principal es que el ciudadano tenga mucha más capacidad de decisión sobre el que le va a representar" que ahora.

Por otra parte González ha aseverado que "hay que abrir las listas" electorales porque "el ciudadano tiene que decidir quién sale y quién no sale" elegido en unos comicios. Ha justificado el sistema de listas cerradas creado décadas atrás por la necesidad que había en España de tener organizaciones políticas "con cierta fuerza" para acometer con éxito la Transición, pero ahora "no puede ser que la burocracia de los partidos decida quién va primero, segundo, tercero, cuarto, porque se sabe quiénes son los cinco primeros que salen".

Cada partido "tiene derecho a presentar la lista que quiera y los ciudadanos tienen el derecho a que los que salgan sean los que ellos quieran que salgan", ha continuado Felipe González, quien ha puntualizado que "eso da lugar a otros problemas". Ha opinado que es necesario "oxigenar" y "refrescar" el sistema político.

"El problema básico" cuando se habla de los políticos, ha proseguido, es si tienen que vivir de la política, "aferrarse" para vivir de esta, o deben tener autonomía personal para vivir fuera de la misma.

El exsecretario general del PSOE ha denostado la democracia directa, considerándola ineficaz, y ha puesto el ejemplo de Italia, donde hay muchos referéndums y "nada cambia", y también el de California, el estado norteamericano donde más consolidada está esta versión de la participación ciudadana y más deuda pública tiene.

En California, "de cada 100 iniciativas populares, 120 incrementan el gasto --público-- y ninguna el ingreso", ha agregado González. Así, ha resumido diciendo que "tiene que haber mucha más participación política permanente, que no es lo mismo que haya referéndums permanentes" y que "el sistema representativo, no se ha demostrado que pueda ser sustituido por ningún otro ni complementado".

"ACTITUDES"

González ha explicado que el cambio experimentado en el mundo desde la década de los años 90 del siglo XX, con la caída del muro de Berlín y la nueva revolución tecnológica, digital, "va a cambiar nuestra civilización" pero "no ha venido acompañado de un cambio de actitudes" y ha animado a mantener los objetivos de la política "siendo flexible en los instrumentos".

"Estamos luchando contra el futuro que ya pasó y lo que quiero es remover las conciencias para recuperar una parte de ese futuro para confrontar la nueva realidad con nuevos instrumentos", ha dicho.

Ha continuado afirmando que, antes, las relaciones de dependencia entre el mundo desarrollado y los países en vías de desarrollo consistían en que Occidente fijaba los precios de las manufacturas que producía y las materias primas que consumía, pero "esa fiesta se acabó" y ahora "los países ricos no le ponen el precio a la materia prima ni a las manufacturas porque se hacen en los países emergentes".

Ha lamentado que Europa "ahora tiene más de museo que de laboratorio" y ha apostado por "avanzar más", en contra de la opción política según la cual "Europa es un desastre" y en realidad "alimenta a los nacionalismos galopantes ha llevado dos veces al desastre a Europa, con 50 millones de muertos".

"Europa lleva muchos años distraída, el mundo cambió y Europa sigue sin cambiar", ha avisado González, quien ha agregado que la izquierda está "absolutamente" distraída.

Ahora hay fenómenos nuevos, como una mayor dificultad para redistribuir la riqueza y, en el ámbito estrictamente político, que "nadie gana las elecciones", sino que "los que gobiernan las pierden"

"Con 71 años sigo buscando respuestas", ha señalado el expresidente, mostrándose "impaciente" porque en Occidente "hemos tardado mucho tiempo en enfrentar los nuevos desafíos" y algunos han cometido "un error de análisis", en alusión expresa a quienes rechazaron la globalización por entender que era "un invento del imperialismo como forma de dominar el mundo".

Ha destacado que "esos movimientos desaparecieron pero no ha desaparecido la protesta", para recomendar a continuación "reorientar la protesta para exigir a los Gobiernos que recuperen la capacidad de representar los intereses generales, que es lo que se ha perdido". González insistido en que "vivimos una crisis de la gobernanza de la democracia representativa".

"Tenemos que cambiar las expectativas desde el ámbito de la izquierda", ha continuado González, quien va a emprender un proyecto en esta línea junto con el expresidente brasileño Luis Inazio 'Lula' da Silva el próximo mes, con el objetivo de dar respuestas a los problemas vigentes.

Ha recalcado que "no es posible que se destruya el sistema nacional de salud o el sistema educativo" gratuitos y universales, "no podemos consentir que se destruya" porque ello contribuye a formar el capital humano, "pero tenemos que darle otro enfoque a la educación", educar en la creatividad y la innovación.

Ha reconocido que la ley educativa que se aprobó durante su mandato, la LOGSE, tenía "errores", para a renglón seguido criticar la LOCE impulsada por el Gobierno de España de Mariano Rajoy y el anuncio del ministro de Educación, José Ignacio Wert, de reformar las universidades.

"POLÍTICA AUSTERICIDA"

El expresidente ha arremetido contra las recetas liberales para afrontar la crisis opinando que "esta política austericida es terrorífica", indicando asimismo que Europa "es la economía que lastra más el crecimiento de la economía mundial".

En otro orden de cosas, Felipe González ha apoyado a los emprendedores, trayendo a colación una iniciativa personal de creación de un fondo económico para apoyar a este colectivo, que resultó fallida, y ha emplazado a "revolucionar las expectativas", que los jóvenes conviertan su talento en valor añadido.

Ha extendido el valor del emprendimiento más allá de la actividad productiva al expresar su deseo de que la gente "decidiera su propia vida", es decir, no solo crear o no una empresa, sino también "hacer un grupo musical" o trabajar "con la conciencia del valor que añade", distinguiendo entre valor y precio.

Felipe González quiere seguir trabajando, ha considerado que "hay que alargar la vida laboral en una sociedad en la que cada vez se depende menos del esfuerzo físico y más de la capacidad intelectual", y a la vez "dar oportunidades a los jóvenes", de ahí su propuesta de "repartir el tiempo de trabajo disponible" y ligar la renta salarial a la productividad por hora de trabajo, midiendo esta por los resultados y partiendo de un nivel salarial básico.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha