eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Filipinas necesita aún asistencia médica de emergencia, según oficial israelí

- PUBLICIDAD -
El buque británico HMS Daring llega a Filipinas para ayudar tras el tifón

El buque británico HMS Daring llega a Filipinas para ayudar tras el tifón

La asistencia médica de emergencia es aún necesaria en las zonas de Filipinas que resultaron más afectadas por el tifón "Haiyan" debido a la falta de recursos locales para atender a los miles de heridos y enfermos crónicos, dijo hoy el subcomandante de la misión israelí, el teniente coronel Ofer Merín.

"Estamos dando tratamiento a unas 300 personas al día, no son todos heridos a causa del tifón, muchos son enfermos crónicos que no tienen acceso a tratamiento médico o pacientes con complicaciones de heridas pequeñas", dijo el oficial en una conversación telefónica con periodistas en Jerusalén, desde la isla de Cebu.

Subjefe del hospital de campaña que Israel ha levantado en Bogo City, explicó que antes incluso del amanecer la población local comienza a concentrarse alrededor de la instalación israelí para pedir asistencia, dado que el pequeño hospital local Severo Verallo no puede ofrecer servicio a todos ellos.

"El hospital tiene un equipo de emergencia de dos o tres médicos por guardia, por lo que nosotros les apoyamos con los casos que ellos nos van enviando", afirmó el militar.

Con una dotación médica de 65 personas, entre doctores, enfermeras y técnicos, el hospital de campaña israelí fue instalado el jueves en respuesta a una petición internacional de ayuda de las autoridades filipinas.

Según el último balance, el tifón "Haiyun" dejó al menos 3.681 muertos, mientras que hay más de 10 millones de damnificados, 12.544 heridos y 1.186 desaparecidos.

"Tenemos tres grupos de pacientes, los que sufrieron heridas a causa del tifón, los que sufren enfermedades o complicaciones que en estas excepcionales circunstancias no tienen acceso a servicios médicos regulares, y algunos también con enfermedades crónicas, como puede ser cáncer, que no han sido tratados durante años", declaró el facultativo.

Cardiólogo del hospital Shaarei Tsedek de Jerusalén, Merín es oficial reservista de una de las unidades de intervención rápida de la Comandancia de Defensa Civil del Ejército israelí, que ya ha despachado esta unidad a desastres anteriores en Kenia, Japón, Haití, Ghana, Bulgaria y Turquía.

En respuesta a una pregunta de Efe, Merín relató que las condiciones que vive hoy Filipinas no son comparables con las que hubo hace dos años en Japón, donde a pesar de la magnitud del tsunami y la crisis nuclear se notaba claramente la presencia de infraestructuras y logística típicas de un país avanzado.

"Es muy difícil comparar entre dos desastres, primero porque su origen y consecuencias son siempre distintos, y después por las infraestructuras disponibles para hacerle frente", indicó.

Salvando las diferencias, y a efectos del tratamiento de su misión, subrayó que el de Filipinas puede ser más parecido al terremoto de Haití de 2010, porque hay una población que requiere asistencia médica general.

"Pero en Haití había cientos de miles de personas por las calles pidiendo ayuda, lo que no es el caso de Filipinas donde mucha gente pudo regresar a lo que queda de sus hogares", manifestó.

La delegación israelí llegó a Filipinas con casi 100 toneladas de productos de primera necesidad y medicamentos, "todo los imprescindible para ser autosuficientes en el terreno", destacó Marín.

En principio la misión permanecerá en la zona todo el tiempo que sea necesario, aunque el promedio en este tipo de casos son dos semanas, período en el que el hospital de campaña -dotado de varios quirófanos y departamentos especializados- suele dar tratamiento a más de dos mil pacientes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha